La Tercera Opinion

My Photo
Name:
Location: Cordón, Montevideo, Uruguay

Sunday, October 28, 2018



 Entre mamados, y la estupidez humana.

"Regular las emociones es un compromiso que uno debe tener como ser humano", explica el psicólogo Paolo Becerra, especialista en psicoterapia sistémica cognitiva-conductual, que hace foco en la regulación emocional. “No ser capaces de hacerlo nos enferma y nos trae conflictos con los demás. Pero regular no es callarse o aguantarse -aclara - No es bueno reprimir las emociones; y por ello,  la manera de autorregularse es enfrentarlas, lidiar con ellas”. Y acude a  una imagen que quizá es la que más se asemeja a la interpretación: la de un surfista sobre la tabla, tratando de hacer equilibrio sobre una gran ola (la emoción). “De alguna manera la está enfrentando, pero con herramientas que permiten mantenerse en equilibrio”, asegura Becerra.

Y confieso que todo ésto me lleva a reflexionar mucho frente a una nueva contienda electoral por la elección de las máximas autoridades del Uruguay, y sobre los desbordes, descalificaciones, negaciones, decepciones, insultos y mediocridades, que ya comienzan a aparecer. Y es que, claro,  "No poder controlar lo que sucede genera frustración -dice Becerra -y  esa sensación de pérdida es lo que desregula el sistema emocional”, porque “hay una brecha entre las expectativas y lo que realmente sucede”. Y esto es una verdad enorme por cuanto, si bien una mayoría de ciudadanos naturales, y la enorme mayoría de organismos internacionales, calificadoras,  observadores y especialistas, destacan lo mucho que ha avanzado Uruguay, hay sectores y compatriotas que se niegan y negarán siempre, a aceptar las realidades.

Y será entonces por aquello de que el no poder controlar lo que sucede genera frustración - lo cual sumado a que hay una  brecha entre las expectativas personales, de acuerdo a intereses partidarios y sectoriales, y lo que realmente sucede - que se desregula el sistema emocional. ¡Cómo nos cuesta proyectar nuestra mente hacia el futuro con una visión de país integral, con un análisis racional, frente a la globalidad del mundo! Nos resulta muy difícil alejarnos de la orilla de nuestras percepciones y nuestros prejuicios, y nuestras emociones. Y yo insisto en que la negación, simplemente por negación a otra idea, otro modelo, otra ideología, otra forma de pensar y actuar, sin basarnos en la contundencia de los hechos y los razonamientos, nos lleva directamente a la estupidez humana.

La estupidez humana es un elemento inherente a nuestra humanidad. Por algo en su momento aseguró mi tocayo Einstein que “ hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana; y del universo no estoy convencido”. Y es que yo me pregunto y me sigo preguntando; ¿Cuántas buenas causas se han perdido, debido a la estupidez humana? Serían posibles tantos fracasos para la humanidad, sino fuera, precisamente, por la estupidez humana? Claro; también es cierto aquello de que la gente necesita creer en algo, y en alguien..

Y por eso ahora, frente a un nuevo año preelectoral pondremos a prueba una vez más, tanto  nuestra lucidez, como nuestra estupidez humana. Porque nuestros representantes políticos  repetirán casi exactamente el mismo libreto, ya amarillo y ajado de tanto uso.  Sus agencias de publicidad arreglarán alguna cancioncita pegadiza con una letra boluda, tratando de despertar emociones donde no las hay; saldrán a recorrer  los pueblos, las ciudades, los boliches, los clubes y volveremos a los discursos encendidos prometiendo, otra vez, que haremos lo que no hicimos y no haremos lo que otros hicieron. Y forzarán sonrisas casi de cartón, y besaran a ancianas y niños, y abrazarán a algunos viejos y alguno no tanto, y dejarán un tendal de lágrimas y emociones y promesas que difícilmente cumplirán.  ¡Vaya! Que somos fáciles de convencer los seres humanos..!

Lo lamentable es que ya vemos y sentimos, personajes que en todas y cada una de sus intervenciones, no hacen más que descalificar y negar, lo que ha hecho el actual gobierno -y precisamente -porque lo ha hecho!. Y se han vuelto tan repetitivos en sus argumentos, que aun cuando uno no los oyera, ya sabría lo que iban a decir! Es un discurso ya armado, acartonado, amalgamado y atado, que desenvuelven una y otra vez, en cada ocasión distinta! Y es que son discursos simplemente destinados a mantener encendido el rechazo y el odio hacia el adversario, sirviendo de catarsis para aquellos que, de alguna forma, han venido manteniendo, a lo largo de sus años, unos principios y valores heredados de los grandes referentes históricos de sus partidos.  Y claro, ¡para justificar sus cargos y mantenerse en sus sillones, descalifican, niegan, mienten, y amenazan con la reencarnación divina! Y cuanto más acusan, y niegan, y desconocen a sus adversarios, más demuestran esa poca capacidad para aportar nuevas ideas que inviten a seguir soñando -o aun a un mejor sueño! Y es que hasta en sus caras, siempre tristes y ceñudas, se nota ya el fracaso! Porque cuando uno se siente triunfador, la sonrisa se le escapa de la cara..!

A veces se me ocurre que los uruguayos nos parecemos a esos mamados de boliche que se prenden de una frase que les parece genial, y la repiten y repiten y repiten, cientos de veces durante un intento de conversación. Una conversación entre varios que se vuelve un monólogo, porque todos repiten lo que dijo uno solo. Y lo digo porque cada tanto se hace viral y mediática y repetitiva la frase que refiere a que el gobierno, “ya no tiene proyecto”. Así nomás, como que el país ya no pudiera avanzar más porque el gobierno ya no tiene proyectos ni ideas para seguir avanzando. ¡Mi Dios; qué tristeza, que un país sea únicamente lo que producen sus gobiernos!

Y entonces me da por recordar una y otra vez aquella famosa frase de Jack Welch, el más exitoso Ceo de la General Electric, durante la promoción de su afamado libro “Winning”, que: “Al final, las empresas que triunfan son lo único que sostiene nuestras sociedades. Los gobiernos no crean nada”, Pero claro, agrego yo, cuando esas empresas fracasan, Jack, es el Estado el que debe hacerse cargo, y limpiar los traseros!

Porque cuando esos empresarios deciden abandonar sus actividades, nunca quedarán en tan mala situación como los cientos y miles de trabajadores y sus familias, dependientes de ese emprendimiento comercial, en el cual todos pusieron sus mejores expectativas. Y tendrá que hacerse cargo el Estado. Como a su vez, cuando esos dirigentes políticos en representación del Estado, no tienen la habilidad suficiente como para gobernar, buscando las alianzas necesarias para brindar mayores beneficios a sus comunidades, producirán el mismo efecto. 

Y es que la gran contradicción enriquecedora que muestra hoy Uruguay, es que, si bien ha crecido y se ha desarrollado bajo un sistema capitalista, “ha utilizado lo mejor del capitalismo para lograr lo mejor del socialismo”, al decir de la compañera Graciela Pereyra, en una reunión del Frente Amplio. Y esa definición me quedó grabada a fuego de por vida, porque resume el pensamiento de lo más rescatable de los tantos movimientos llamados “de izquierda”.  Y porque, curiosamente, dentro de este dilema universal, Uruguay logró reinventarse a si mismo, y se las ha ingeniado para ser un ejemplo de equilibrio y equidad, entre el capitalismo salvaje y el socialismo abusivo. Por algo los organismos internacionales (CEPAL, Banco Mundial, y hasta el propio FMI, entre otros) nos destacan especialmente por ello.

Y por algo, un verdaderamente socialista, como  Luiz Inácio Lula da Silva afirmó en su momento: “Si uno conoce a un izquierdista muy viejo es porque debe estar con problemas [... ] La gente se transforma en el camino del medio. Aquel que precisa ser seguido por la sociedad [... ] quien va más de derecha, va quedando más de centro. Quien está más de izquierda, va quedando más socialdemócrata, menos a la izquierda”.  Y yo reconozco, como verdadero socialdemócrata, en espíritu, ciencia y conciencia, a Lula Da Silva!
Amen.

Friday, October 19, 2018


De Bolsonaro y otras bolsas..                                             

Yo no creo tampoco que el voto a Bolsonaro en Brasil, haya sido necesariamente un voto “castigo”; creo que fue, fundamentalmente, un voto “decepción”. Y  ese mismo voto que tumbó las esperanzas de Lula y Dilma en Brasil, tumbó a Cristina en Argentina; va a tumbar (y él ya lo sabe) a Maduro en Venezuela, tumbó a Correa en Ecuador, y va a tumbar también a Ortega en Nicaragua en las (ojala próximas) elecciones. No me atrevo a opinar sobre Chile. 

En Uruguay no tumbó a Mujica porque, pese a su pésima gestión presidencial, logró mantener una credibilidad suficientemente alejada de la corrupción, y a pesar de los gruesos errores por complicidades ideológicas, y otros, contó con un vicepresidente que, siendo Ministro de Economía en el gobierno a anterior de su mismo partido y el posterior, le aseguró al país la estabilidad económica para sustentar el modelo de crecimiento con inclusión social. Algo similar, quizá,  al porqué de la permanencia de Evo Morales, en Bolivia.

El politólogo Óscar A. Bottinelli, director general de Factum, se refirió a la votación que tuvo en Brasil Jair Bolsonaro y se preguntó cómo es posible que nadie lo haya acusado judicialmente del delito que comete: hacer apología de los delitos de lesa humanidad.. “Explícitamente defendió la tortura, brinda por los torturadores y lo que objeta de Pinochet es que debió matar más gente”, agregó. “Lo que hay que entender es que en todo acto de seguimiento político las causas son múltiples, no son univariadas  -dice Bottinelli. “Y el robar es hoy, para toda o una buena parte de una mitad de Brasil, que no vuelva el PT. No importa si el PT robó más, o menos, o lo mismo que los otros partidos, porque metió la mano en la lata gente de todos los partidos. Lo que importa es que ello se asoció al PT y sus entornos, y que esto lo cree más o menos medio Brasil”. Y que no cree una falsedad; cree algo cierto; lo falso es creer que fueron los únicos”. ¿Y acaso no éste también, hoy, el sentimiento argentino?

Bolsonaro ha destratado públicamente a las mujeres y a los negros, y sin embargo, "Las mujeres votaron más a Bolsonaro que a Haddad; los negros votaron más a Bolsonaro que a Haddad, y una cantidad enorme de gays votó a Bolsonaro. Pero además, con un alto índice de voto entre el electorado masculino y las personas con educación superior, su porcentaje sube hasta un 62% en las familias que ganan más de diez salarios mínimos (954 reales, unos 250 dólares). “Bolsonaro obtuvo los votos que obtuvo porque evitamos a toda costa mirar nuestros errores y cambiar la forma de hacer política", escribe Gustavo Bertoche, un doctor y profesor de filosofía brasileño.

Gustavo Bertoche Guimarães, realiza un descarnado diagnóstico sobre el Partido de los Trabajadores (PT) y la izquierda brasileña, el cual rápidamente se viralizó por las redes sociales. A la pregunta "¿De dónde surgió Bolsonaro", Bertoche responde: "de nuestra propia incapacidad de hacer la necesaria autocrítica”. ”La inmensa mayoría de los votantes del candidato del PSL no es machista, racista, homofóbica ni defiende la tortura -aclara - La mayoría de ellos ni siquiera son bolsonaristas”. Bolsonaro surgió de aquí mismo, del campo de las izquierdas ( ).. y lo que nos llevó a demonizar, sin intentar comprender, a los que piensan y sienten de modo diferente”.

¿Qué nos indica entonces esta mescolanza humana tan diversa y cuál es el gran secreto de este nuevo Trump sudamericano, para recibir tanta aprobación? "El brasileño debe elegir entre dos modelos que no le gustan, pero tiene que escoger cuál es el menos malo", concluye Gustavo Segré, socio de la organización Center Group. Y sin duda que el gran catalizador de voluntades, y reprobador de sentimientos, fue la corrupción!. Que dio paso a la decepción. Porque no hay nada peor que una mentira defendida, o una promesa no cumplida.

Y yo personalmente, voy a tratar de buscar las explicaciones por el lado de las percepciones; creo que el mentir, o el robar, es para el electorado, como la infidelidad en una pareja; siempre producirá una herida, una decepción, y un rechazo! Por más que ayer hubieran rosas y besos. Porque este mismo sentimiento de decepción, generado por los hechos que todos conocemos dentro del Frente Amplio, es lo que ha invadido a muchos frenteamplistas. 

A mí, personalmente,  me calientan mucho todos aquellos que no hacen más que culpar a la derecha, al capitalismo, al imperialismo, a los  estadounidenses o los rusos, de ser los culpables de nuestras desgracias, de nuestros errores y de nuestras imbecilidades. Porque ya asumí, desde hace mucho tiempo que la mayoría de nuestros fracasos y errores son por culpa de nosotros mismos, y no de los demás. Sin embargo en Uruguay, los simpatizantes del régimen venezolano siguen regurgitando junto con Maduro aquellos fundamentos ideológicos que no pueden llegar a digerir porque no pueden asimilar los resultados, y entonces expulsan por la boca las manidas consignas contra la derecha, el imperio, el capitalismo, las oligarquías, y otras yerbas.

Hay una frase magnífica del General Líber Seregni con conceptos que muchos repiten pero muy pocos los usan, haciendo referencia a la necesidad de asumir la responsabilidad de los propios errores. Decía el General que “constituye muchas veces un escape fácil frente a nuestros errores, achacar, repito, todo al imperialismo y a la oligarquía. Y no es así. Debemos medir cuidadosamente nuestros errores  como la única forma de superarlos y de marchar por la buena senda. Porque no es la derecha la culpable de nuestros errores, sino nosotros mismos”.

Y yo insisto en que no han sido ni el socialismo ni las ideas de izquierda en sus conceptos, los que han hecho fracasar a algunos países hermanos en el camino progresista. Ese camino que iniciamos juntos casi todos, a partir del nuevo Siglo, recogiendo los errores, las miopías y las exclusiones de los políticos históricos de la región. Han sido la misma miopía y estupidez de querer atornillarse en el poder a toda costa, cometiendo los mismos horrores que ayer combatieron. A Dilma, en Brasil, le tocó ser la ficha señalada de un sistema corrupto y perpetuado, que encontró en ella y en su partido la debilidad política suficiente para intentar limpiar la cara de un gigante con pies de barro, y de paso, devolver su lugar a viejos apetitos  desplazados. Así de simple, y no nos compliquemos buscando explicaciones de si fue un golpe de Estado parlamentario, una traición partidaria, o lo que sea. Porque fue todo ello junto! Y fue el propio Lula, el gran referente social, quien entrando en el jueguito de las compras de votos y la corrupción histórica en Brasil, le dejó a Dilma la cancha suficientemente embarrada, como para que ella patinara.


En Venezuela, país donde el petróleo representa  el 90% de los ingresos del gobierno, y teniendo las mayores reservas petroleras del mundo, aplicando el obsoleto modelo comunista cubano,  se  nacionalizaron y expropiaron las empresas productivas, se invirtieron más de 250 mil millones de dólares desde 2001 hasta 2015, en diversos programas sociales, como la importación de alimentos, y nada en producirlos. Y hoy, su gente emigra, desesperada, aún arriesgando su vida  tratando de cruzar  a pie los ríos limítrofes, o entregándose a contrabandistas que les quitan sus últimos recursos. Y es curioso: los venezolanos  ayudan a Cuba con abundante petróleo barato, a cambio de médicos, asesores, inteligencia, ideología. Y  hoy Cuba les enseña  a ellos, además, a ser balseros. Ahora, los venezolanos se van, y los cubanos se quedan! Y lo que los cubanos no pudieron mediante la pretendida invasión por las playas de Machurucuto, en el 64, lo lograron ahora mediante la vergonzosa entrega del país por Chávez y Maduro, y las corrompidas fuerzas armadas venezolanas!

Y en Uruguay, los sectores radicales izquierdistas, insisten en que hay en el continente americano "un notorio avance de la derecha", cuyo ejemplo más marcado es Brasil. ¡Y dale con el avance de la derecha! Por no querer admitir que cuando uno arriba a las grandes responsabilidades que deben incluír a toda la población, cada quien con sus debilidades y sus fortalezas, debe apartarse de esa concepción infantil de pretender gobernar y mantenerse en el poder a través del discurso descalificante, intolerante, de negación y de odio. Y debe presentar hechos concretos que mejoren la calidad de vida de los habitantes. ¡Y eso es lo hecho!

Y pienso que ante tanta ineptitud en las izquierdas, la derecha no debe ni siquiera molestarse demasiado en inventar sus avances, sino simplemente esperar  que se produzcan más errores. El Uruguay es hoy, pese a las diferencias entre las diversas  interpretaciones de izquierda, un ejemplo para el mundo todo! La Suiza de América, aún es una realidad! Pero pagamos las facturas por habernos prendimos ideológicamente a quienes no supieron -ni entendieron, ni quisieron entender -como se hace una revolución "en serio" y no "en serie. Y no supieron priorizar la izquierda racional, sobre la izquierda emocional. Aún así, el pequeño país sigue manteniendo su credibilidad y su confianza intactas. Y no ha sido en base a las prédicas radicales izquierdistas, ni a los repetitivos discursos descalificatorios, y ya sin contenido!.

Amen.

Monday, October 08, 2018


¡Uruguay, el país de los “comebosta”!

Al Uruguay natural, lo único que lo puede matar, es el Uruguay sindical! En el país donde la devoción futbolera es tal, que hasta los vinos empaquetados juegan al fútbol y meten goles, (el blanco sauvignon se la pasa al rosado y el rosado dulce mete un golazo de cabez!) y donde las cervezas dicen que lo que importa “es lo de adentro”, pero no lo de adentro tuyo en cuanto a  sentimientos y valores, sino de lo que tengas adentro de la botella, podemos asistir sin asombrarnos a los mayores excesos de una humanidad intolerante y manijada por profesionales del odio y el resentimiento, que no resignan nada en su obstinada lucha por victimizar a unos compatriotas, culpabilizando a otros. Y me refiero a la lucha sindical, tanto en el sector público como en el privado.

Y en especial a aquellos que reivindican la lucha del proletariado, sin querer reconocer que para que haya proletarios que viven de un trabajo, también deben haber empresarios que produzcan ese trabajo. Y no creo en absoluto que a esta altura de la humanidad haya que seguir manejando a los obreros y empleados como a los perros de Pavlov, haciéndolos salivar por el condicionamiento del estímulo-respuesta, ante cualquier señal de posible beneficio inmediato, independiente de los riesgos y peligros futuros, para el resto de la comunidad. 

En este aspecto, señalo los desmadres continuados de los funcionarios de ADEOM, en continua afrenta con la autoridad departamental, buscando cualquier tipo de excusa para poder dominar desde su posición,  la gestión municipal!   Y otra más; cuando después de conocerse el brutal endeudamiento que dejó para el resto del país la anterior administración de ANCAP, en abril, 2018, la deficitaria planta de cemento ubicada cerca de la ciudad de Minas, cumplió dos meses sin producir, motivado por la aplicación de medidas sindicales,  exigiendo el ingreso de más personal en la planta, y arrogándose la potestad de quienes deben planificar, formular, y gestionar la viabilidad económico-financiera de la Institución estatal! Mientras, ANCAP estimaba la pérdida  por el conflicto, en 3.5 millones de dólares!

Lo más grave, quizá, es que ANCAP debe competir con "Cemento Artigas", de capitales españoles, también ubicada en Lavalleja, y con la fábrica que está construyendo un grupo brasileño en el departamento de Treinta y Tres. Y a su vez, con otra empresa que importa el producto bajo la marca "Charrúa". O sea, a los trabajadores de ANCAP no les importa un carajo que la planta sea eficiente y sustentable como para pagar sus sueldos, porque en definitiva, como es del Estado, se los tendrá que seguir pagando el Estado, produzca o no produzca! ¡Y aunque las ganancias se las lleven empresas privadas! ¡Demencia sindical!

Y agrego la de los empleados de un ferrocarril fundido, trancando una salida con técnicos finlandeses dentro de un proyecto de inversión histórico promovido por el gobierno; o recientemente, trancando la inauguración de un ramal ferroviario de enorme interés para la población -desairando incluso la presencia de la vicepresidente de la república y otras autoridades nacionales - quienes concurriendo al acto de inauguración debieron volverse, ya que el tren no salió porque el sindicato ferroviario resolvió realizar un paro.

Y es que a mediados de enero de 2018, la Unión Ferroviaria se enfrentó con la dirección de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE), detuvo sus actividades y realizó ocupaciones en distintas instalaciones, afectando incluso el turismo de cruceristas que llega a Montevideo. Y a la Asociación Uruguaya de Amigos del Riel, que opera con una locomotora a vapor que la propia ONG restauró para su servicio, y a quien "preocupa" que de los 40 viajes que estaban programados para realizar entre noviembre de 2017 y marzo de este año ya se hayan cancelado cinco, porque ello repercute directamente en sus finanzas.

Y para finalizar, el broche de oro lo puso el presidente de AFE, Wilfredo Rodríguez, confirmando a El Observador que AFE- a pesar de integrar en la operadora de carga SELF -un consorcio con la fabricante de maquinaria ferroviaria General Electric, y con una empresa operadora brasileña que cuenta con 700 locomotoras en su haber (MRS Logística) -quedó descalificada de la licitación  para transportar la celulosa de UPM! Y es que, según el propio presidente Rodríguez, “no somos un servicio confiable!” ¡Increíble! que una empresa fundida, con un montón de chatarras, pierda la oportunidad histórica de volver a ser una empresa ferroviaria rentable y eficiente para el país todo, debido, una vez más, a que como es una empresa del Estado, produzca o no, sus empleados seguirán recibiendo sus sueldos del Estado! Y las ganancias se las llevará, entonces, alguna empresa privada! ¡Vergüenza mayor! ¡Vaya forma de defender el trabajo en las empresas del Estado!

Y desde el sector privado, destaco los abusos de los empleados de Conaprole - beneficiarios directos del trabajo histórico para el país de 2.000 productores lecheros agremiados (un ejemplo de Cooperativismo a nivel regional) y a quienes tuvieron el tupé de calificar como “canarios comebosta”. Sin reparar que esos canarios comen bosta para que sus hijos y todos los hijos del Uruguay tomen leche, ordeñando las vacas de madrugada y dos veces diarias -con lluvia, con frío, o con sol inclemente - porque las vacas no hacen paros ni descansan produciendo leche, y si no se la sacan, se enferman!  Y dándoles trabajo a ellos, aún cuando más del 50% de esos 2000 productores cobran menos que un funcionario de los 1.850 de Conaprole, quienes cobrarán igual sus sueldos asegurados, aún cuando los ingresos de los productores, no se los garantizan las condiciones de los mercados! ¡Diabólico!

¡Uruguay no puede ser prisionero del sindicalismo ni del capitalismo!

Cuando el Ministro de Trabajo, responsablemente, les tendió una mano, se la mordieron. Y cuando el Gobierno ha mejorado los sueldos públicos y se los aumenta año a año por encima de la inflación, lo desconocieron. Y cuando gracias a los Consejos de Salarios se ha logrado el reconocimiento mutuo entre empleados y empleadores, buscan cualquier pretexto para desestabilizar los acuerdos! Hay un tremendo egoísmo en el sindicalismo uruguayo que come, vive, respira, y alimenta a sus hijos, gracias a la riqueza que produce el trabajo de los “comebostas” uruguayos, que también pretenden vivir de su trabajo!  Y pretendiendo gobernar más que las autoridades nacionales y las municipales, e incluso dirigir los destinos de las empresas privadas, con el único, egoísta, y  mediocre objetivo, de conservar sus beneficios!

Por ello apoyo plenamente a las agremiaciones rurales cuando ya no aceptan sentarse a negociar ni con el propio PIT CNT, pues también a ellos les han tomado el pelo! Creo que en este Uruguay de hoy, hacen falta más “comebostas” que los que viven de hacer bostas!

Por evitar un mal para los trabajadores, se perpetuó un mal para los empleadores! Y para los intereses del país todo!

Un funcionario público, que, de alguna forma es un representante del Estado al servicio de los ciudadanos, jamás podría tener la opción de utilizar sus prerrogativas personales o sectoriales para perjudicar los intereses de los ciudadanos en nombre de ese Estado. Y por intereses sectoriales o sindicales! Eso se asemeja a una agresión del Estado hacia sus ciudadanos!

En una entrevista de El País, en setiembre, 2018, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, explicó los motivos por los que cree que es difícil reducir el déficit fiscal y dijo que "pensaría en modificar la inamovilidad de los funcionarios" del Estado, porque "conociendo el sector privado y el público, en este último se generan algunos vicios consecuencia de la inamovilidad".

Manifestó entender "la razón" por la que se decretó la imposibilidad de despedir a los empleados públicos, que es evitar el clientelismo político y la salida e ingreso de funcionarios ante un cambio de gobierno, pero se mostró dispuesto a considerar una reforma legal. O sea, que para evitar las vergonzosas prácticas de los políticos que deberían velar por los grandes intereses de la nación, independientemente de partidos y apetencias personales -se le incrustó a la nación toda, y de por vida, una abusiva y desleal práctica de contratación laboral, mediante la cual el funcionario presupuestado, a pesar de sus incompetencias o deslealtades,  nunca puede ser removido de su función! ¡Algo absolutamente criminal para la productividad de un país!

Muchas son las razones por las cuales muchas personas, están acumulando ya demasiados excesos de abusos permitidos por el Frente Amplio! A mi no me preocupa tanto el que no muestre agenda ni proyectos nuevos; al fín y al cabo, no dependen solamente del gobierno de turno, sino de la creatividad y los aportes de todos los ciudadanos. Por ello, cuidado con seguir destratando a los “comebostas”!

Amen

Thursday, September 20, 2018


La rebelión de los átomos.

Richard Feynman: considerado como uno de los diez más grandes físicos de todos los tiempos afirmaba que “en la hipótesis atómica todas las cosas están formadas por átomos -pequeñas partículas que se mueven con movimiento perpetuo, atrayéndose unas a otras cuando están separadas por una pequeña distancia - pero repeliéndose cuando se las trata de apretar una contra otra”. ¿Hay algo más parecido a ésto, que el Frente Amplio?

Así que ahora, ¿aquellos que se movieron con movimiento perpetuo, arriesgando tantísimos años, y tantísimos esfuerzos, y tantísimos sacrificios y peligros, en este nuevo, atrevido, revolucionario y exitoso proyecto, llamado Frente Amplio, atrayéndose y atrayendo  a tantos compatriotas, a la hora de reconocer lo logrado y apretar filas para seguir avanzando en las propuestas,  se repelen, por los errores de algunos compañeros que nos han defraudado?

Está bien; nos equivocamos.  Nos equivocamos en algunas decisiones como partido político; como responsables de una parte de la gestión de gobierno;  nos equivocamos   por respetar las decisiones de algunos compañeros, poniendo a otros compañeros donde no debían estar. Pero somos todos uruguayos. ¿Y dónde están los que nunca se equivocan? Porque como decía Jesucristo “el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”. ¡O la primera mierda!

¡Yo también estoy caliente! Pero, y por qué seguir pensando empecinadamente en el fracaso que significó nuestra apuesta al compañero Sendic y su mala gestión en Ancap, o las equivocadas directrices de nuestro expresidente Mujica, cuando en su lugar, tenemos esos enormes méritos y logros de compañeros cuya capacidad y profesionalismo nos permiten disfrutar hoy, de ser un referente mundial en materia de incorporación tecnológica, en comunicaciones y aplicaciones; referente mundial en materia de cambio de matriz energética; de haber concretado los ayer negados adelantos como la fibra óptica, el cable submarino, un espectacular Data Center, y ahora inauguraremos un Antel Arena, que además de beneficiar radicalmente la convivencia en su zona de influencia, será un referente para el desarrollo de la tecnología y a su vez, como gran receptor de espectáculos y eventos internacionales. ¿Querían proyectos transformadores? ¡Pues aquí están!

¿Por qué no nos detenemos entonces un poco más, en valorar los hechos concretos de lo que se ha logrado, y en reconocer a los compañeros que lo han hecho posible, en lugar de seguir obstinadamente atados al resentimiento hacia aquellos hechos y compañeros que se equivocaron, y con los cuales nos equivocamos todos? ¿Está mal, acaso, que el Frente Amplio, después de todo lo que se ha logrado y por lo cual ha sido electo y reelecto hasta llegar a un tercer período, se afirme en su idea de pretender un  nuevo gobierno con otros compañeros que han probado su eficiencia?

Si ahora postularemos compatriotas y compañeros que significarán la renovación generacional, y cuyas capacidades profesionales han sido probadas y más que destacadas  tanto a nivel nacional como internacional? ¿No es lógico y justo darle nuevamente al Frente Amplio una cuota de confianza, después de las enseñanzas que nos han dejado las experiencias? ¿No es lógico y justo concederles una cuota de confianza a esos nuevos compañeros que merecen nuestro reconocimiento por su profesionalismo y su dedicación? ¿Vamos a negarlos, simplemente, por cobrarles las facturas de nuestros errores del ayer? ¿No creemos que nos merecemos la oportunidad de un nuevo Frente Amplio renovado? Se dice que los hijos no tienen por qué cargar con las culpas de sus padres; ¿y no es aplicable acaso ante un cambio con compañeros que nos han brindado tantos adelantos?


¡Acaso no tenemos los méritos más que comprobados de la Ingeniero Carolina Cosse y su brillante desempeño en ANTEL, implementando la fibra óptica, y que en un hito histórico para Uruguay inauguró el primer cable submarino uruguayo que a través de  12 mil kilómetros une a las Américas, (Uruguay Brasil - Estados Unidos) logrando plena soberanía e independencia en nuestras telecomunicaciones? Y construyendo el modernísimo Data Center que brinda las mejores soluciones  a las empresas tecnológicas del Uruguay? ¿Y jugándosela al revolucionario y tan satanizado, pero próximamente inaugurado, Antel Arena, como referencia para el mayor desarrollo tecnológico, aunado a los mayores y mejores espectáculos y eventos nacionales?


¿No nos bastan los antecedentes del Ingeniero Daniel Martínez, bajo cuya acertada gestión, primero presidiendo a ANCAP, y luego como Ministro de Industria, Energía Minería, formuló y puso en marcha la actual política energética Uruguay 2030, que ha transformado la matriz energética, convirtiéndose en emblema a nivel mundial?  Y una actual gestión municipal que le otorga los más altos porcentajes de aceptación entre los ciudadanos?

¿Podemos dudar de la excelente gestión de Mario Bergara conduciendo el timón de la enorme responsabilidad del Banco Central, mientras las olas desestabilizadoras agitan a toda la región? ¡Y claro que también tenemos la excelente gestión en el BPS, del compañero Ernesto Murro incorporando cifras históricas de afiliados a la previsión social, y más allá aún, logrando una justa y muy dificultosa solución para los miles de ciudadanos aportantes obligados en su momento a las AFAP, que se sintieron perjudicados!

Y aun yendo más allá de los candidatos: ¡Hay tanta y tanta obra social que nos enorgullece y por la cual se nos reconoce como nación, y por la cual se nos combate porque pasamos de los discursos a los hechos; y eso duele, cuando se está en la oposición! Me asombro todos los días conociendo nuevas ampliaciones, inauguraciones, nuevos servicios, nuevos equipos médicos, en nuestros ayer destrozados hospitales públicos y que hoy relucen como los del primer mundo! ¡Sin contar con todo el desarrollo en las instituciones privadas!
Y más y mejores escuelas de tiempo completo (además de reparar las destruídas) y nuevos liceos y locales de UTU, y más enseñanza y oportunidades para nuestros jóvenes. Y dignificando la vida de nuestros jubilados y nuestros empleados y nuestros siempre negados servidores públicos! ¿Qué más quieren? ¿Querían proyectos? 

¡No; yo no renuncio a estos compatriotas! No renuncio a mi país, y no renuncio al Frente Amplio! Putearé a algunos compañeros por su obstinada labor de mirarse solo su ombligo buscando protagonismos; pero renunciar a tanto esfuerzo invertido y a tanto éxito logrado para mi nación, NO! Y no creo, que en el caso de ganar la presidencia Carolina Cosse o Daniel Martínez (mis favoritos) sea una forma de seguir “sometidos”,  ni al MPP  (que para mí  lo único negativo que presenta hoy por hoy a nivel político, es Mujica) ) ni al Partido Comunista, ni a los sectores más radicales dentro del Frente Amplio. Creo que estos nuevos candidatos presidenciables, tienen la suficiente personalidad y experiencia, como para marcar la cancha, con un estilo propio y diferente.

¡Para mí se terminó el ciclo de las complicidades ideológicas, y los favores entre compañeros! Ya está; fue un ciclo. Necesario quizá a los efectos de la integración y el reconocimiento. ¡Pero con costos muy altos para  todos! Para el país, para este partido de gobierno que tanto avanzó a lo largo de tres elecciones democráticas; para mí, y para aquello que podía ser y ¡QUE FUE! la mejor expresión del SI SE PUEDE, y se pudo! Y ahora viene el ciclo de respetar y reconocer, y poner el país en manos de los más capaces!. Los más capaces, y los más autorizados, para seguir desarrollando este mejor proyecto nacional que hoy nos distingue, por el mayor y sostenido crecimiento económico, con la mayor inclusión social!

¡Apartemos de nuestras mentes los hechos de los compañeros que se equivocaron! Y de lo que nos equivocamos! Y enfoquémonos en lo mucho que tenemos por delante, habiendo sido y seguir siendo, el mejor proyecto para que Uruguay siga avanzando! ¿O acaso no conocíamos todos las enormes diferencias ideológicas entre quienes nos juntamos e identificamos para ser la mayor fuerza inclusiva de la política uruguaya? ¿Y sin la cual nadie hubiera llegado a nada? Y pensemos y depositemos nuestra confianza en  aquellos que hoy pueden recuperar con creces la credibilidad y la validez de nuestro proyecto frenteamplista!

Eso sí; comparto los conceptos de Héctor Musto;Pero que no esté sometido a la "orgánica" que mata toda posibilidad de cambio”. Y agrego yo; “Yo voto a quien voto, para que decidan ellos, y no el alboroto"!

Amen

Nota: Por si alguien  tiene dudas acerca de cómo nos ven en el exterior, adjunto este enlace:

http://www.espectador.com/economia/economistas-coinciden-que-uruguay-se-independizo-de-su-hermano-rioplatense

Saturday, September 01, 2018


No llores por mi Argentina…que yo lloro por ti!

¡Sos tan hermosa, Argentina! ¡Y además tan rica; que por ello mismo te atacan los males de cualquier mujer hermosa y rica. Te siguen para usarte, más que para amarte! Yo lo vengo diciendo, y con perdón de los argentinos honestos (que por suerte son muchísimos más que los menos) que hace como treinta años que te viene tomando para la joda. Es más, ahí, o sos así, o simplemente no sos! No se te ocurra meterte en política o a gran empresario, porque esos se toman hasta las mamaderas de los niños con tal de calmar la sed y la avaricia insaciables, de ser más ricos por fuera, que por dentro!

Y hablando de ésto, de esos niños que debieran tener por lo menos su mamadera asegurada, y lo cual siempre es motivo sublime como para que en nombre de ideologías muy humanitarias, todos se roben la leche, -al igual que los menos humanitarios - compren dólares, los metan en bolsos y los paseen por toda la región. ¡Dejando tan pobres a los más pobres! O mejor, aún más pobres, por cuánto toda política asistencialista que no inculque la necesidad de la capacitación como enriquecimiento personal para salir de la riqueza, es simplemente tirar limosnas para que todo siga como está. Y después, como ya es tradicional, vienen a enchastrar la imagen de Uruguay, trayendo las monedas de la propina, para distraer la atención sobre las inmensas fortunas que les roban a los argentinos y se las llevan muy lejos, por ahí. Unos y otros. ¡Es un cuentito tan antiguo como el de Caperucita roja!

Y éstos hechos, repetidos y repugnantes hechos, son los que han minado bajo la línea de flotación, tanto a los odiados capitalistas como a los salvadores izquierdistas. No me considero una lumbrera, pero a su vez no me resigno a ser una estúpida luz apagada que no me enciendo ni cuando es necesario aportar al menos un chispazo que nos haga reaccionar. ¿Y sabes que, Argentina? hace tiempo yo compartí un muy interesante artículo del periodista argentino,  Martín Caparrós, publicados el 16 de septiembre de 2016, en la edición del  New York Times, y bajo el título  "El fracaso de la izquierda en Latinoamérica", haciendo especial énfasis en el caso de Argentina por ser, según él, el ejemplo que mejor conoce. "El fracaso de los gobiernos venezolano, argentino o brasileño de este principio de siglo es evidente -aclara Martín ( ) "..lo que no está claro es que eso que tantos decidieron llamar izquierda, fuera de izquierda". Advirtiendo, además, que habría que empezar por acordar que significa "izquierda".

Pero hay algo más alarmante aún mi querida Argentina, y es cuando por alguna de esas raras (o no tan raras) ocasiones, tanto lo peor de las derechas y lo peor de estas izquierdas coinciden en sus intereses comunes, para mantenerse en el poder. Y creo que eso es lo que está pasando hoy entre tus hijos, Argentina. Tus hijos están cometiendo una autofagia - que dicen que es la “Nutrición que determinados organismos vivos realizan a expensas de sus órganos menos útiles”, como medio de supervivencia ante un ayuno prolongado”. ¿Te suena a algo similar? ¿Será que había un ayuno tan prolongado de dólares, que los tenía desnutridos?

En realidad, todos nos preguntamos hoy, cuáles pueden haber sido las razones para esta corrida tan abrupta y exagerada del dólar, Argentina. Y recién recibí un mensaje que puede explicarlo todo, o por lo menos casi todo. Parecería que hay cuatro bancos involucrados. Y parecería que los líderes de la corrida son varios banqueros, entre ellos uno muy renombrado, porque parecería que están todos involucrados con los empresarios que hoy están cantando bonito, por el caso de las coimas del kirchnerismo. (Me voy a reservar los nombres). Y entonces parece que tanto el brutal capitalismo como el salvador ¿izquierdismo? Kirchnerista, están juntando las cabezas para reventar el sistema financiero y evitar ir presos! ¿Será?

Este actual gobierno tuyo, Argentina, tiene apenas pasaditos dos años y medio intentando gobernar. Y fundamentalmente, tratando -al fin -de empezar a combatir ese narcotráfico asesino y esa corrupción endémica, que envenenan a tus hijos y avergüenzan tu imagen ante el resto de nuestra comunidad Latinoamericana. El famoso peronismo - bajo el cual se escuda el kirchnerismo, tratando de representar las reivindicaciones del izquierdismo -tiene más de cuarenta años engañando y robando bajo la denominación  de ”peronista”. Porque ahí todo el mundo -a falta de méritos propios - se escuda bajo la figura del General, y entonces, parece que para tener éxito en la política tenés que, sí o sí, ser peronista. ¿Y sabes qué?,  a mí nunca me gustó esa gente que se escuda en el recuerdo y las obras de los demás, sin analizar los tiempos y las circunstancias pasadas. 

Porque en definitiva, para lo que hay hoy, no creo que aporten un gran favor a sus líderes -ni los peronistas ni los izquierdistas -quienes aún viven recordado al Che Guevara, a Fidel o a Perón! Será que actualmente nadie tiene nada suficientemente importante para aportar? ¿No hay mejores peronistas ni izquierdistas que éstos? ¡Pobre General!

¿Y sabes que, Argentina?  Esa es una de las decepciones de muchos frenteamplistas en Uruguay - que todavía hay compañeros con la miopía suficiente como para seguir defenestrando a Macri (que debe ser suficientemente creíble como para que el FMI le preste U$S 50 mil millones, en tu nombre) y celebrando a Maduro en Venezuela, y a Ortega en Nicaragua! ¡Cómo no va a dar pena ajena..! Y propia!

Pero no me gusta tampoco que nos mandes tus mercenarios de la prensa a tirar su mierda en este “colador” -como definió ese Sr. Majul - a uno de nuestros puertos cuando, y como se lo contesté en mi Facebook, si ustedes no fabricaran la mierda, nadie tendría porqué colarla. ¿No te parece? En última instancia, el dueño de ese puerto y varias otras cositas, también es argentino, y los nombres que rodean toda esta historia/basura, también son argentinos!.

Te recuerdo, mi querida Argentina, que según el Índice de percepción de corrupción elaborado por la ONG Transparencia Internacional, los mejor valorados somos Uruguay y Chile. Y son cuatro las calificadoras de riesgo que le han concedido el grado inversor a Uruguay: Standard & Poors, Moody’s, Fitch Ratings, y la canadiense DBRS,  señalando que Uruguay ha avanzado considerablemente en que su economía esté desvinculada de sus principales socios comerciales en la región, y ratificaron su calificación de crédito soberano del país dentro del grado inversor. A decir del presidente Vázquez: “...es el activo financiero intangible más importante que tiene Uruguay”. 

Y también te recuerdo que en diciembre del 2015, poco después de asumir Macri el gobierno en Argentina, el economista argentino Germán Fermo, con vasta experiencia como operador de Wall Sreet en una entrevista aseguraba que “Uruguay es un ejemplo a seguir”. Y más adelante reflexionaba: “Esperemos que esta vez los argentinos comprendan que se puede hacer otra política que no sea la peronista, y tratar de convencerse que en base al trabajo, la productividad, la racionalidad y el respeto a la institucionalidad, se puede salir. Que podamos ser Uruguay -y remataba Fermo: “Como profesor lo digo muchas veces; no intentemos ser Suiza, no estamos para eso. Argentina tiene que tratar de ser Uruguay”.

Y es que la confianza y la credibilidad de los famosos ”mercados” -que son los que invierten su dinero en obras y desarrollos, y producen empleos, y prestan plata para permitir mejorarle la vida a la gente, cuando uno lo necesita -cuesta años y parte de tu historia conquistarlas y luego mantenerlas, Argentina. Pero pueden perderse en cuestión de horas! Así que, si por alguna razón le complican la vida a este joven gobierno, se la seguirán complicando, de por vida - a todos los argentinos! El capital es cobarde, Argentina, miedoso y esquivo. 

No te enojes conmigo, Argentina; lo que sucede es que ahí todo el mundo quería cambios, pero nadie quiere cambiar. ¡Que cambien los demás! Todo el mundo quiere usarte, pero nadie quiere amarte! Y cambiar unos paradigmas tan fuertes como los enquistados en tu sociedad, y que son los que mueven más dinero y poder, no es cambiar cualquier cosita para que todo siga como está. Si de veras querían combatir el narcotráfico y la corrupción -dos gangrenas sociales para cualquier nación - había que usar el bisturí y no las aspirinas! Y claro que duele bastante más! Porque todo el organismo, y los organismos, se te van a remover. ¡Esa no es tarea de un período de gobierno, Argentina! Y menos en dos años y medio de gestión, soportando todo tipo de bombardeos populistas! 

Parir un nuevo país sin corrupción, y desmontar las peores prácticas de convivencia social que han alimentado por tantos años a capitalistas e izquierdistas por igual, va a costar una completa transfusión -no sólo sanguínea -sino de dólares y de principios morales para sentar las bases de una nación que, además de hermosa y rica,  como vos, también sea digna para la mayoría de sus habitantes, y admirada y respetada por el resto de la humanidad! No olvides lo que afirmaba Einstein: “Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”. Y  tus hijos tienen que desintegrar muchos prejuicios, Argentina, muchos, demasiados!

Nota: Hace un tiempo, un amigo argentino me dijo, tomándonos unos tragos: “Imaginarse a la Argentina sin corruptos, sería lo mismo que imaginarse a la Unicef, sin los negritos del Congo”. Lamentable, ¿no?

Thursday, August 23, 2018


Se equivocó la paloma, en Los Palomares.

@| Se equivocó la paloma, en Los Palomares. Porque como dice la canción de Serrat, “se equivocó la paloma, se equivocaba. ” y nosotros permitimos que las palomas malvadas se equivocaran, eligiendo nuestro destino en Los Palomares. ¡Nunca debió haberse permitido que esta vergonzante situación creada en Los Palomares haya tomado esta dimensión y este estado de impunidad degradantes! Pero quizá para todos -ya que el tema estaba montado en irregularidades y abusos unos sobre otros, desde muchos años atrás- este era un fierro caliente que nadie quería tocar. Era más fácil mirar para el costado… hasta que los desbordes reventaran, y con ellos reventara toda la sociedad.

Debo felicitar con todo mi reconocimiento, el trabajo del sociólogo y director, de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, por haber comenzado con la recuperación del derecho ciudadano en la zona de Los Palomares, a mostrar la cara y el ejemplo de credibilidad, confianza y autoridad, que desde hace mucho tiempo todos los ciudadanos uruguayos esperábamos de las autoridades, frente al abuso del delito. Hace tiempo, demasiado tiempo, quizá, que esta sociedad uruguaya, esperaba y necesitaba una señal y una respuesta de este tipo. ¡Y para todos! 

En la entrevista que le hiciera Emiliano Cotelo en Canal 12, a Leal, el conductor recordó el muy exitoso caso de la ciudad de Medellín, en Colombia, considerada unas de las más peligrosas del mundo, y como, en base a un gran compromiso social asumido fundamentalmente por la propia comunidad, pasó a ser un caso de ejemplo y estudio a nivel mundial. Yo tuve la oportunidad, viviendo en Venezuela y colaborando como dirigente vecinal con la policía Municipal, de asistir en la hermosa Quinta de PDVSA La Estancia, a una demostración especial que nos brindara Alejandro Echeverri, el arquitecto responsable de la planificación urbana de Medellín. Y voy a ofrecerle a Gustavo Leal el power point ilustrativo.

Pero voy a repetir un concepto: el éxito estuvo en que las comunidades se organizaran, creyeran y se “apropiaran”, del concepto y la posibilidad de disfrutar de una mejor calidad de vida, para sus familias, para sus hijos, para su presente y su futuro. ¡Fue magnífica la intervención social en Medellín! Y fue más social, que policial! 

Pero claro; tanto hay que rescatar los sagrados derechos de la comunidad, como el respeto a quien debe ejercer la autoridad. Creo que en este aspecto, en Uruguay hemos fallado bastante, tratando de otorgar demasiados beneficios, sin exigir el debido respeto para una sociedad sacrificada, y permanentemente abusada e irrespetada. Por ello, lo del Gustavo Leal, en nombre de la gobernabilidad social de la nación uruguaya, al fin, ha sido el primero y necesario mensaje y ejemplo de las autoridades, de que ¡en Uruguay no se juega con la dignidad! 

Estas primeras intervenciones en zonas como Los Palomares y seguidas seguramente por otras, como lo aclaró Leal, comenzarán a recordar que, si como afirmara el Intendente Orsi, “Son ellos contra nosotros”, ahora cambiaremos el paradigma y ”Seremos nosotros contra ellos”. ¡Esta sociedad uruguaya ha hecho demasiados esfuerzos de inclusión social para la mayor cantidad de sus ciudadanos! Quien no los quiera reconocer, no tiene derecho a que se le concedan “Derechos Humanos”, pensados para los “Humanos derechos”. 

 Felicitaciones pues, a los compatriotas que, junto a Gustavo Leal, han dado esta primera señal que todos los uruguayos esperábamos. Y que estas palomas viajeras que pretendieron aposentarse en Los Palomares que no les corresponden, sepan que no podrán regresar!


Tuesday, June 26, 2018


Los olvidados, de mi gente . .                                                       Todavía quedan en mi país, muchos ranchos de lata! Son los olvidados, de mi país, y de mi gente

Y me duele profundamente esa realidad.  Y me duele profundamente la inequidad! Pero más  me duele, y  profundamente, la mediocridad y el egoísmo de nuestros compatriotas, cuando piden más, y más, y más, cuanto más tienen!, Porque yo conozco algunas historias de esos que,  necesitando mucho, porque no tienen nada, se las arreglan sin pedir nada, para vivir sin mucho. Y porque no tienen quien los represente directamente. Muchos de ellos tienen historias tan tristes, que dan ganas de llorar. No son pobres porque sí, porque eligieron o aceptaron serlo, sino porque la vida los condenó a serlo. Y se acostumbraron a vivir con poco, juntando cartones, latas, botellas, plásticos, o cualquier cosa que pudiera tener un elemental valor, como para ayudarles a comprar un poco más de algo, que siga estirando su pobreza.

Es cierto que hay de todo. Pero lo que más duele son los casos de aquellos que aún, pese a su pobreza, no han querido ser delincuentes. Para no sacrificar ante sus hijos, su dignidad.
Uno de ellos me dijo un día; “Yo mi situación de pobre la pude haber cambiado rapidito y hoy estaría viviendo como un rey; como saben que soy respetado en el barrio me propusieron negocios de todo tipo; pero ninguno limpio. Pero mi dignidad y mi vergüenza no me la compra nadie, y yo como puedo voy alimentando a mis hijos, y los mando a la escuela, y con mi patrona nos arreglamos para comer algo y que no les falte un plato de comida ni la ropa limpia, ni el ejemplo  para ser una persona honrada y respetada en la vida”. Y ese tipo, me marcó la vida.

Podría resignarse a ser pobre; pero no a ser delincuente! Por ello, y muchas veces, cuando he visto con indignación a esos carros tirados por caballos, manejados incluso por niños, dentro de la ciudad, me pregunto; y si no hicieran esto, ¿qué otra cosa podrían hacer? Si no están preparados para nada más, ni la vida les enseñó que es posible aspirar a algo más? Si algunos de ellos, incluso, no saben leer ni escribir.

Y esto me lleva a pensar continuamente; ¡cuán miserables y egoístas nos convertimos los seres humanos, cuando ya alcanzamos algo mejor! Vivimos descalificando, negando, exigiendo, rechazando, todo aquello que no nos satisfaga más, y más, y más!, y cada vez que tenemos más, queremos más, sin siquiera acordarnos de las miserias de aquellos que tienen menos; de nuestra gente. De los olvidados de mi país. Y realmente si, que son olvidados, porque ellos no tienen sindicatos que los representen, ni hacen marchas exigiendo sus derechos, no hacen discursos ni aparecen en la prensa, porque son simplemente, los olvidados de mi gente! Y a veces me pongo a comparar su situación con los que tienen más, y menos saben apreciarlo.

Y los sindicatos de los maestros y los profesores de la ANEP, que siguen exigiendo obstinada y egoístamente el 6% de todo lo que produce el país, sin intentar siquiera innovar en los modelos atrasados de la enseñanza pública; algo que ya están haciendo algunos colegios privados, que insisten en que “Una de las banderas de estos procesos de innovación es reimaginar la educación con los mismos recursos que tenemos”.  Egoístas reivindicaciones, entonces, frente a un gobierno que les ha dado más que nadie, comparadas con las necesidades elementales de los olvidados de mi gente, que ni siquiera tienen un techo digno bajo el cual vivir con sus familias! Que ni siquiera tienen agua corriente, ni luz constante, ni un saneamiento dignificante! Soportando el frío, la escarcha, el calor o el rocío, con lo poco que puedan revestir sus huesos.

Mientras los compatriotas de ADEOM, que disfrutan de los favores y beneficios de una ciudadanía que les paga muy bien para que cumplan su labor, lo hacen muy mal! Y viven permanentemente en guerra, exigiendo más y más, sin mejorar en nada a cambio! O los reclamos de los compatriotas de Un solo Uruguay, para quienes sin duda, el Uruguay válido es sólo el que les sirve a sus  intereses! Y que cuando las cosechas y los precios le vienen bien, ni siquiera se molestan en chistar, pero cuando les vienen mal, son los primeros en salir a llorar!

O los jubilados de las AFAP, a quienes, luego de que les vendieran el mismo verso con el cual vendieron todo el país, hoy se lamentan ante quienes no tuvieron la culpa, y exigen soluciones que en dólares, equivalen a millones! O a los nuevos quejosos del Banco Hipotecario, que no dejan de quejarse históricamente por el sistema de reajustes (ya previamente acordado con ellos mismos en su momento) y no les importa si el Hipotecario se vuelve a fundir con tal de darles más prebendas a ellos! Y también hay que atenderlos, porque son compatriotas.

Y los Funcionarios del Estado (COFE) piden más, y los médicos también piden más, y todo el mundo pide más, para vivir un poco mejor. ¡Que lo parió, cómo da leche la teta del Estado! Pero los olvidados de mi gente, no tienen fuerza gremial para pedir un poco más.

Y frente a esto, yo insisto en que ¡No pueden haber más ranchos ni asentamientos en mi país! No puede haber más ignominia entre mi gente. Porque no se nos enseña un mínimo de responsabilidad social hacia los que menos tienen, a pesar de que fueron paridos en este mismo suelo! Más que matemática, o física, bilogía o geografía, tendríamos que enseñarles a nuestros hijos el valor del compromiso hacia las necesidades de sus compatriotas. Y no me importa tanto ganar los resultados de las pruebas Pisa, si lo que nos sigue pisando  como sociedad es la indiferencia y la falta de humanidad.

Y por eso propongo destinar ese porcentaje aún no alcanzado del PIB para mejorar las condiciones de la educación, en construír más viviendas dignas para mejorar la vida de esa parte olvidada de mi gente! Y trasladar buena parte de los generosos  beneficios de ADEOM, para que tengan mejor vida esos olvidados compatriotas.. Y también, esas diferencias en el precio del gasoil  que tanto preocupan a nuestros productores de “Un solo Uruguay”,  para que en este “único Uruguay”, no les falte un techo digno a los olvidados de mi gente. ¿Cuánto podríamos pues recaudar de todas estas reivindicaciones si las pusiéramos al servicio de algo tan elemental y básico, como más viviendas para los que más las necesitan? Porque no soluciono nada mejorando a los que tienen algo suficiente, si no apoyo a los que tienen todo insuficiente! Y es una mediocridad humana no compartir los sentimientos y necesidades de esa parte de mi gente!

Y es que a esos sectores más vulnerables de la sociedad, hay que educarlos y capacitarlos,  y darles mensajes muy claros: a las mujeres, que cierren un poco las piernas o se instalen un dispositivo, porque tener hijos sin padres que se hagan cargo, les va a costar una vida de miseria;  a los hombres que se pongan un preservativo (aunque no lo apruebe el Papa Francisco,  quien se puede dar el lujo de vivir en el cielo) si quieren gozar, pero sin aumentar los desamparados de la sociedad. ¡Y entonces, repensémonos todos como sociedad!

Y a los que no tienen techo, les recuerdo que si quieren vivienda y condiciones dignas, en lugar de infringir los derechos de otros compatriotas ocupando propiedades,  se organicen y se pongan a trabajar; porque conozco muy queridos amigos y compañeras que, con un gran esfuerzo personal, sacrificando los fines de semana y las horas de día que les quedaba para el descanso después de trabajar, mediante cooperativas  construyeron ellos mismos unas hermosas viviendas de las cuales hoy se sienten, y nos sentimos todos, tremendamente orgullosos! ¡Porque lo que nos es enriquecedor para nadie, es regalar el esfuerzo de otros!

Porque de nada nos servirá que los educadores logren un 6% más, ni que Adeom disfrute de más prebendas, o que  los campesinos ganen unos dólares más por subsidiarles el gasoil, o que los médicos ganen un poco más para no sentirse discriminados entre ellos, mientras buena parte de nuestros compatriotas -a los cuales es más más fácil identificarlos como “piches”, o  ciudadanos de tercera -no sean visibilizados como ciudadanos con derechos, y porque son producto de lo que nuestra sociedad produjo, y luego no se preocupó en  incluírlos.

Y porque mientras Martín Fierro decía, “Los hermanos sean unidos, esa es la ley primera..” nosotros pensamos: “mientras no me toquen la billetera”! Y creo que es hora de que como país revisemos y valoremos lo que tenemos en nuestras billeteras; porque fundamentalmente,  si no tenemos calidad de vida en nuestra gente, no tenemos nada! Porque si no invertimos en ellos y en sus hijos como capital humano, que es la verdadera riqueza de un país, de nada nos servirán las mejores intenciones.