La Tercera Opinion

My Photo
Name:
Location: Cordón, Montevideo, Uruguay

Wednesday, June 26, 2019


“Sin tetas no hay paraíso”: ¿Las tetas de Cristina?
                                     
Ustedes recordarán que este es el título de una exitosa telenovela colombiana que relata  la historia de una joven que está dispuesta a arriesgarlo todo con el fin de escapar de la pobreza en que vive y cumplir sus sueños de ser una gran actriz.

Y es que en este año especial, por ser electoral en varios de nuestros países hermanos,  se me ocurrió la semejanza de que también en la política hay unas tetas que crea el populismo,  muy sabrosas y también muy engañosas, que hacen creer a la gente que prendiéndose a ellas y utilizándolas, y sin mayor esfuerzo,  van a resolver sus vidas de por vida! Es el engaño de creer que, a nivel de país, sin tetas no hay paraíso. Y las experiencias, vividas en nuestra región han sido desastrosas!

En realidad, la culpa no es de quienes creen en la promesa, y la necesitan, sino de quienes la hacen. Porque son los que -de alguna forma -condenan una y otra vez a los pobres a seguir siendo pobres, y a los más necesitados - que más que  económicamente lo son intelectualmente - a seguir siendo necesitados de por vida. Diría yo, que son los mercenarios de la política; porque la utilizan a cualquier precio con tal de lograr objetivos siempre partidarios, pero rara vez solidarios.

Pero los políticos siguen insistiendo y prometiendo, y la gente les sigue creyendo! ¡Vaya facilidad de enamoramiento emocional! Unos fogosos y mentirosos discursos encendidos, unos dólares invertidos en las engañosas pantallas televisivas, otros metidos en los bolsillos de los más desprotegidos, y otros a los más favorecidos, montarán la eterna lucha entre débiles y poderosos. Y es que ésto también me lleva a reflexionar, una vez más, sobre la fuerza irresistible de ese sentimiento intangible - que es el amor -y que nos lleva a enamorarnos de otras personas apasionadamente, aún sin conocerlas demasiado. ¡Y es que somos, por excelencia, emocionales! Y solemos pagar muy caro nuestras emocionalidades. Porque no nos gusta cuestionarnos; no nos gusta conflictuarnos, y menos, pensar demasiado!. Nos gusta simplemente lo que nos gusta porque nos queda cómodo, y porque nos gusta creerlo y aceptarlo!

Y bueno, como tratan de explicar algunos psicólogos, somos producto tanto de nuestras percepciones y emociones, como de nuestras convicciones y sinrazones!  Y como estamos en los mismos momentos político- electorales, tanto los uruguayos como mis hermanos argentinos, quiero destacar algunas verdades que, aunque todos ya las conocemos, nos negamos a aceptarlas y, fundamentalmente, a  internalizarlas para tomar nuestras decisiones.

Recientemente, durante el  Primer Encuentro Iberoamericano de Convergencia Empresarial, en un foro del Mercosur, el presidente del Banco Nación Argentina, Javier González Fraga, compartiendo  con representantes de Uruguay y Brasil, expresó conceptos reveladores para quien los quiera entender. “Hace 100 años -recordaba González Fraga -el Diccionario Enciclopédico Español definía a Argentina como un país tan rico que estaba destinado a competir con Estados Unidos por el liderazgo del mundo. Esa es la causa de nuestro problema, nos creímos un país rico, y cuando uno se la cree se debilita el esfuerzo, el ahorro y la búsqueda de más productividad. Ese sentir ciudadano, repasó, “es tierra fértil para los populismos, para los políticos que prometen riquezas sin esfuerzos”. Y agregó que “en los últimos 70 años el país pasó por diversas medidas que apuntaban a “soluciones fáciles y mágicas, tomando atajos”, pero en realidad “nos llevó a la frustración y el estancamiento”.


Y es que cuando los países latinoamericanos pudimos al fin disfrutar, luego de la década perdida de los 80, los beneficios de la década ganada del promisorio Nuevo Siglo XXI, y del momentáneo encanto de nuestras tetas productivas con los mejores precios de nuestras materias primas, y un momento de riquezas impensadas, nos intoxicamos de placer! Y coincidiendo con González Fraga, uno piensa una vez más que, como dicen los norteamericanos, “el cheque está en el correo al llegar”. Y vivimos siempre pensando, y soñando, y añorando, y esperando, poder volver a disfrutar de ese nuevo cheque y de unas hermosas tetas. Desde chiquitos!

Los uruguayos, por suerte, no nos equivocamos tanto. Porque supimos y pudimos entender y privilegiar, desde el principio, que un país no se puede construír sobre base de pobres más pobres y ricos más ricos, sino en derechos y oportunidades para todos quienes conforman la realidad social de la nación. Y que cuando se trata de restaurar las heridas sociales, producto de los fracasos políticos, económicos, productivos, o lo que sea,  no hay ni habrá nunca soluciones mágicas ni inmediatistas! Supimos entender que sin tetas para todos, no hay paraíso para nadie! Y que sin sacrificios, no hay tetas ni paraísos!
Porque al contrario de nuestros países hermanos, no somos ricos en recursos naturales y, por lo tanto, más allá de alguna pillería de ladronzuelos de barrio, no tuvimos nunca -por suerte -demasiadas riquezas como para vivir del robo y la corrupción. No tenemos petróleo, ni gas, ni acero, ni hierro, ni aluminio, ni oro, ni diamantes Y tuvimos que  convencernos de que -por suerte -únicamente podíamos ser ricos optimizando nuestros recursos humanos. Y que la mayor riqueza uruguaya estaba en la capacidad de su gente. ¡Y POR ESO SOMOS TAN VERDADERAMENTE RICOS!

Porque para pagar, desde los beneficios sociales para los más necesitados, hasta el papel higiénico con el que nos limpiamos el culo, todo lo tenemos  que pagar con lo que producimos y nos cobramos entre nosotros mismos, LOS URUGUAYOS TODOS! ¡ESO ES SER RICO! ¡Nosotros no necesitamos tetas; necesitamos simplemente, poner a cada quien en su lugar, y darle a cada quien su oportunidad Y lo seguiremos haciendo!

Que es lo que, al fín y por suerte, estoy observando hoy en mis hermanos argentinos. Gobernantes consustanciados con las grandes obras destinadas a dignificar las necesidades más incluyentes, y que modernizan la nación, mejorando la calidad de vida de su gente, y no simplemente distribuyendo riquezas heredadas o prestadas, que luego habrá que reponer sin tener con qué. Todos los días me entero de una obra distinta: o de Metrobuses en zonas ignoradas, o impresionantes y millonarias obras de saneamiento y cloacas en Riachuelo ( por donde nos cagaron toda la vida envenenando el Río de La Plata)!  Porque, de qué me sirve darles una canasta básica de 150 pesos mensuales para medicamentos y un bidón de agua por día, si sus hijos seguirán caminando sobre el excremento y los barros contaminados del Doc Sud si ya están muertos antes de nacer! ¡Y porque con esas tetas, tampoco hay paraíso!

Hermanos argentinos; creo que ustedes hoy, no tienen un problema de tetas; TIENEN UN PROBLEMA DE BOLAS, para saber ANALIZAR, DISTINGUIR, Y ELEGIR, a quienes puedan, al fin, marcarles un destino para ese país mejor - que debe ser -pero para el cual ustedes han hecho lo contrario! ¿Serán nuevamente las tetas de Cristina, o las bolas de Macri?

Acepto puteadas, descalificaciones e insultos; porque significa que me reconocerán las verdades! ¡Y las verdades, por suerte siempre duelen, porque son como la fiebre que nos indican que algo en nuestro organismo no está bien!

¡Yo los quiero mucho; el resto es su problema!

Alberto Rodríguez Genta                                                                                        argentaster@gmail.com                                                                                                             http://la-tercera-opinion.blogspot.com

Monday, May 20, 2019


Por una nueva Argentina..!


Es evidente que, aunque un poco tarde ya, ciertas cosas medulares comenzaron a cambiar en la Argentina en las últimas décadas. Por ejemplo, anteriormente para fundar un partido político, si o si, había que identificarse peronista. Y entonces había (y todavía hay) peronistas moderados, peronistas radicales, peronistas alocados, y todo tipo de personas que, de una u otra forma pretenden capitalizar el culto de una parte muy importante de la población, a la impronta del viejo General. Y es que sin duda, en su momento, esa política reivindicativa de las necesidades de las clases obreras y los más marginados, dieron espacio a un nuevo estamento social.


Estamento que buscó más tarde su representación, en gobiernos que no encontraron la receta para combinar lo social, con lo productivo, con lo cultural, y con los indispensables valores humanos que interpretaran un sentido común dentro de los argentinos. Y desembocó en que, tras esa pérdida de identidad y de valores y de rumbo económico y moral, en 2001 se produjeron los vergonzosos manotazos para tratar de sentar en el sillón presidencia al más confiable de los argentinos. Potenciando una revuelta popular generalizada bajo el lema "¡Que se vayan todos!". Porque, entre otras cosas con una tasa de desempleo oficial cercana al 20%, los trabajadores se habían hartado. (Hoy, en plena crisis de endeudamiento, anda en 9,1%)

Y renunció  Fernando de la Rúa, y se turnaron cinco presidentes en una semana, en medio de una locura  de inestabilidad política sin precedentes!. Por otro lado, recordemos que la inflación siempre ha sido la maldición de nuestros países sudamericanos, llegando a la brutal situación de que Argentina en 1989 padeció una inflación superior al 3.000%, y Brasil tuvo la suya de 2.000%. Y ahí surgió, casi siempre surgen, un nuevo Mesías que esta vez sí, prometió recuperar la dignidad y hasta los ahorros de los argentinos, desafiando el poder del imperio financiero y doblegándolo a que aceptara, en pago por los préstamos recibidos, unos pocos patacones, ante de quedarse sin nada. ¡Claro, más adelante vendría la venganza de los “fondos buitres”!.

Y el nuevo movimiento que se atrevió a desafiar el legado peronista, tuvo nuevo nombre y apellido: el Kirchnerismo!  ¡Vaya! Ya era algo prometedor! Pero luego de doce años de gobierno tratando ser simpáticos y cultivar la simpatía de los más necesitados, lo que nadie esperaba que sucediera una vez más, volvió a suceder. ¡Los pobres sirvieron nuevamente, para fabricar mas ricos! Y luego, una vez que desparramaron (fíjense que por respeto no digo dilapidaron) los pocos o muchos reales que quedaban en caja, sin aportar ni una obra trascendente ni un legado omnipresente, obligaron a los sucesores una vez más, a repetir el plato de la receta obligada que sirve siempre para quemar en la hoguera, las frustraciones de los más ineptos, en su turno: los préstamos del demonizado Fondo Monetario Internacional.


Es evidente de todas formas, que luego de todo ésto, el pueblo argentino, a fuerza de autoflagelarse políticamente por tantos años, decidió rebelarse una vez más, buscando la elemental seriedad como nación, votando a Mauricio Macri, en 2015. Y exigiendo, además de las populistas canastas alimentarias y bidones de agua diarios para algunos, los elementales servicios de saneamiento, redes cloacales, energía confiable, infraestructura vial para el transporte de  las producción argentina, mejoramiento del transporte urbano, contención de inundaciones para no perderlo todo, y tan seguido, modernización de puertos y aeropuertos,  y obras que empezaran a cambiar de una vez por todas la calidad de vida, en la casa de todos los argentinos! ¡Todo lo tantas veces prometido!

Y cómo no iba a rebelarse si, por ejemplo,  el medio informativo PERFIL, en su sitio web del 7 de agosto, 2018, bajo el título  Las obras incumplidas fueron "el gran robo" del kirchnerismo”, afirma quelos montos de dinero que se nombra en los cuadernos de las coimas, es muy inferior al total que se perdió en doce años y medio. Allí dice que “tras la larga recorrida, que incluyó a los 24 estados subnacionales, encontramos que a pesar de haber contado con los mejores términos de intercambio en 200 años; la más feroz presión tributaria en dos siglos y que los K se quedaron con tres de cada cuatro pesos recaudados, los "pingüinos" no podían (y hoy tampoco pueden) mostrar una sola obra de infraestructura de relevancia que hayan comenzado y terminado”. Y lo detalla.

1 -En Argentina, el Frente para la Victoria no pudo empezar y terminar un solo gasoducto. 2- No edificaron ninguna represa hidroeléctrica de relevancia. 3- No llevaron adelante de principio a fin ninguna autopista determinante. 4- Los incumplimientos viales fueron absolutos en los siguientes casos: (11 en total). 5- En materia de ferrocarriles nunca hicieron el tren rápido a Ezeiza, ni electrificaron el San Martín y el Roca. No extendieron la red de subtes ni recuperaron la red de pasajeros del interior. (Y otros..) 6- Un párrafo aparte para la locura de cuatro trenes balas desde Buenos Aires hacia Rosario, Córdoba, Mendoza y Mar del Plata. 
                                                                                                 
7- La única central nuclear concluida, Atucha II, es una obra que comenzó en la década de los años noventa. 8- La energía renovable brilló por su ausencia. No hubo parques eólicos en la Costa Atlántica ni parques solares en la Puna. 9- El déficit habitacional se agrandó. 10- Si hablamos de carbón, gastaron cientos de millones de dólares en una usina ubicada en Río Turbio, Santa Cruz, que aún no ha logrado funcionar. “La lista podría extenderse hasta el aburrimiento”, finaliza PERFIL. Yo no soy quien para opinar; pero si un medio informativo argentino hace acusaciones tan graves como éstas, su fundamentación tendrá.

Y hoy los cambios son notorios.  Porque no se ya trata de simples cambios de nombres  y apellidos, o de banderas y partidos. Se trata de la mayor inversión histórica argentina en obras de infraestructura, saneamiento, energía, transporte vial y urbano, corredores viales y viaductos cloacas, obras de contención de inundaciones, oleoductos, puertos y aeropuertos. Y en los próximos meses, el presidente Mauricio Macri inaugurará más proyectos valuados en miles de millones de dólares, que ya están a la vista. Basta visitar la página web oficial de la República Argentina, para constatar las obras  emprendidas y ya inauguradas. ¡Yo, me sorprendí!

Repito; esto no se trata de simples cambios cosmetológicos de nombres y apellidos, o de banderas o partidos; o de aumentar la canasta alimenticia y los subsidios, para seguir manteniendo fieles dependientes de nuestra magnificencia partidista. ¡Se trata de un cambio de país! Se trata de devolverles a los argentinos ese país hermoso, esa Argentina  que se merecen; que tantas veces se la han prometido, y que hoy al fín, se está haciendo realidad!

¡Aguanten, hermanos argentinos! Porque el sacrificio circunstancial de hoy, será el que les asegure un mejor futuro,  construido con el sacrificio de todos! Y porque lo hicieron ustedes!

Alberto Rodríguez Genta    argentaster@gmail.com                                                                                                            
http://la-tercera-opinion.blogspot.com


Saturday, May 11, 2019


Triste destino, los caballos argentinos..

Cada vez que pienso, o me informo, del devenir social de mis queridos hermanos argentinos, me vienen a la mente aquellos versos del gran Atahualpa Yupanqui, “Malaya, triste destino, los caballos argentinos”. Los versos hacen referencia a lo que les espera a estos nobles cuadrúpedos después de haber servido fielmente a su amo, y refieren a la anécdota de un comprador de caballos, cuya finalidad es sacrificarlos en el frigorífico. Delatando  a su vez la crisis desatada,  por la revelación de que la carne que contienen las hamburguesas, contenían carne de caballo y no vacuna, como se anunciaba.

Y es que a mis hermanos argentinos siempre les toca algo parecido; pues  cada vez que tienen  que elegir autoridades gubernamentales, es como ir al matadero, al mismo matadero, porque los amos, sea cual sea su filiación política  de turno, terminan convirtiéndolos en hamburguesas  (después de  trabajar para ellos toda una vida), bajo la promesa de  comer carne de primera.  Y vuelven a tomar agua de los mismos abrevaderos políticos contaminados durante más de siete décadas. Como si fueran caballos poseídos por una maldición seductoramente extraña, que hace que invariable y conscientemente, luego de haber servido a sus dueños anteriores, siempre, un nuevo amo engañador y omnipresente, decida su destino. ¡Y para peor! Y es que desde la época de Perón para acá (por no ir más atrás en la historia) han habido varios amos decidiendo el futuro de los argentinos con promesas siempre gandilocuentes, que aseguraban un futuro más brillante, y más decente!

Por ejemplo, ante tanta denuncia mediática de corrupción actualmente investigada por la justicia (no lo digo yo, lo dicen ustedes) por casos de obras de infraestructura prometidas y nunca cumplidas, algunas cobradas pero no ejecutadas, otras ni empezadas, inauguraciones truchadas y dineros desviados, he leído, entre otras cosas, denuncias sobre  la desidia y el desinterés político históricos, en enfrentar obras que apunten a subsanar las vergüenzas sociales que hacen a la calidad de vida de los argentinos. Y que dañan mucho más a la población  que el no poder darles circunstancialmente un aumento de sueldo, un subsidio, una ayuda económica o alimentaria, para paliar el presente, pero sin continuidad de futuro. Porque, ¿hasta dónde sirve solucionar simplemente el hoy, de la pobreza circunstancial, si no ofrezco soluciones para enfrentar el mañana de la pobreza existencial?

Ejemplo: ¿De qué sirve enviarles diariamente unos bidones de agua a los habitantes de las Villas miseria del Doc Sud, si deberán seguir contaminando los pulmones de sus hijos por no invertir en solucionar los asesinos efectos de la contaminación ambiental y la falta de saneamiento cloacal? Recuerdo haber leído, con fecha 13 de abril de 2010, la Asociación  de Vecinos de La Boca, denunciando las gravísimas enfermedades que trae la contaminación del Riachuelo, y los efectos del Polo Petroquímico Doc Sud. El 12 de junio de 2006, La Nación, a su vez, refería que “En Dock Sud, la contaminación es un vecino que mata y trae enfermedades”. Y en un reportaje de febrero de 2008, Daniel Menéndez, líder de Barrios de Pie, uno de los movimientos sociales más activos en estos lugares abandonados, aclara que. “A orillas del Riachuelo hay unas 20.000 personas que han construido sus viviendas sobre un barro contaminado”, Y para agregar, Judit, una residente de Villa Inflamable, que pertenece a Avellaneda, un municipio popular del sur de Buenos Aires gobernado por los peronistas, aclara: "Acá todo está contaminado: la tierra, el aire y el agua"- dice. Y en el pasado incluso fue peor.


“Cada familia recibe un bidón de agua potable de cinco litros por día -dice el artículo - pero es insuficiente  “En muchas viviendas precarias viven hacinados padres con cuatro o cinco hijos, y hay que racionar el agua para beber, cocinar y lavarse porque la que sale por el grifo es muy tóxica. "El bidón de agua y una tarjeta alimentaria de 200 pesos (10 dólares) para cada familia, esa es la única respuesta que ha dado el Gobierno a través de Acumar, es una vergüenza. Los pibes nuestros se mueren porque tienen plomo en la sangre", se queja Judit.  Y la Corte Suprema argentina declaró en 2008 inhabitable esta zona rodeada de empresas químicas, pero 1.800 familias siguen allí y no encuentran alternativa. Y han sido miles las promesas políticas para subsanarlo.

Y por ello confieso que me impactó, entre otras varias, esa obra colosal de cloacas del Sistema Riachuelo, concretada por este gobierno - que apenas llega a los cuatro años de gestión - y que pasando por debajo del Río de La Plata,  y a un costo de U$S 1.200 millones dólares, va a solucionar al fín, buena parte del vergonzoso trauma social de más de 4.300.000 argentinos!  Porque si algo le hace falta en verdad, y por sobre todo, a la Argentina, son obras de infraestructura, saneamiento, vialidad, contención de inundaciones, energía, y otras, que le aseguraran un mayor futuro como nación, y una mejor calidad de vida a los argentinos!

Y aclaro que también visité otros sitios mediáticos de denuncias. Por ejemplo, el sitio web  del 28-04-2019 del medio “Crónica”, un medio que se identifica como “firme junto al pueblo”, y que aclaraba: “En esta oportunidad, los casos son de Quilmes, Florencio Varela, Monserrat, Tristán Suarez, Rafael Calzada y CABA”. La mayoría con problemas graves de saneamiento.

“Faltan cloacas en residencias sociales”, denuncia  Mariana Legal - DNI 33.524.816, aclarando que “Somos un grupo de vecinos del barrio Memoria Verdad y Justicia de la localidad de Quilmes. Es un barrio de residencias sociales que fueron entregadas por el municipio, y destinadas a personas con discapacidad y patologías graves. Dichas viviendas fueron entregadas hace dos años, pero nunca se hicieron las cloacas. Por lo cual las aguas servidas son volcadas directamente a la vía pública, provocando enfermedades en la piel, erupciones, entre otras patologías asociadas.

Escuela con los pozos del baño tapados, denuncia Vilda Petrona Benítez - DNI 95.162.328, “En la escuela primaria básica N°64 Jorge Luis Borges, partido de Florencio Varela, se taparon los pozos del baño de los alumnos, los cuales rebalsaron y todos los desechos salieron hacia el patio de recreo. Quiero expresar que los chicos, nuestros hijos, conviven con esto todos los días. Lo más desagradable es que ellos tienen que jugar pisando excrementos y almorzar en el comedor del establecimiento con un olor nauseabundo, que.. ( )


Y me pregunto, ¿cómo puede vivir una sociedad en medio de tanta desidia, de tanta insalubridad, y de tanta indignidad? Y bueno, no quise investigar más. Pero quisiera que me expliquen, por favor, que se ha hecho en estos 70 años de extremo populismo,  para resolver situaciones aberrantes y terriblemente inhumanas que viven tantos habitantes. Porque la calidad de vida no está en  darles el bidón de agua diariamente y una tarjeta alimentaria de 200 pesos, sino en brindarles servicios e instalaciones para una vida decente.

Donde no tengan que pisar los excrementos cada día porque no hay cloacas ni servicios sanitarios; donde no vivan inundados y perdiendo sus modestos bienes con tanto sacrificio logrados; donde sus hijos no contraigan  enfermedades por estar contaminados, o sin tener calles, ni carreteras; ni transportes adecuados para trasladarse a trabajar, a estudiar, a producir, y hasta a disfrutar de su país. Y veo que ésto es lo que, al fín,  está enfrentando el actual presidente. Para que y entre otras cosas, los 200 muertos en el accidente de Cromañón, los 52 del tren Sarmiento, o los 180 por la inundaciones en La Plata y Luján, no se repitan!

Y porque creo que merecen un mejor destino, que los caballos argentinos..

Alberto Rodríguez Genta                                                                                                  argentaster@gmail.com


Friday, April 26, 2019


No llores por mi, Argentina…yo estoy llorando por ti.

¡Estoy caliente con los hermanos argentinos! Muy caliente! Les juro, y perdónenme, me tienen tremendamente decepcionado!  Y con toda la modestia de un ser humano  de un país hermano, me permito llamarlos a una gran reflexión, sobre el papel -tanto de los políticos -como de los medios de comunicación argentinos. Alguna vez me enojé con las declaraciones de nuestro expresidente Jorge Batlle, tratándolos de corruptos y no se cuántas cosas más, no muy bonitas. Aquello me pareció, en su momento, un destrato entre hermanos; y sin embargo parecería que a muchos de ustedes les gustó, o por lo menos, lo aplaudieron. 

Entonces no se van a ofender con mis palabras. Ni podrán acusarme internacionalmente de injerencia en sus  asuntos  internos y en sus decisiones, ni en ofender su soberanía. Estamos demasiado cerca, somos demasiado hermanos! ¿Cuántos de los nuestros hay allí, y cuántos de los de ustedes están aquí..? Yo veo casi todas las noches, luego de los no muy enriquecedores informativos de nuestra televisión nacional, dos o tres canales argentinos (“América24”, “La Nación”, “TN”, y algún otro) y así como reconozco el profesionalismo de algunos conductores, me preocupa enormemente el mediocre contenido temático y de invitados opinando permanente y casi únicamente, sobre la posibilidad de la vuelta de la señora Cristina Kirchner al gobierno, y su amenaza para la reelección del presidente Macri…!

Hace como setenta años que se vienen tomando el país en joda..! ¡Ojo; lo reconocen  ustedes mismos, todas las noches, en esos programas de opinólogos y opinadores buscando su protagonismo. Y que casi siempre son los mismos. Es como un arreglo convenido de tú me ayudas a llenar el espacio y yo te doy protagonismo y cartel, alimentando tus vanidades. Y pienso amigos mío, que ustedes le están haciendo la campaña gratuita más favorable y formidable, deliberadamente o no, a esa señora, y a ese estilo de gobernanza que ha avergonzado y empobrecido económica y culturalmente a la Argentina por tantos y tantos años..! Recapaciten, por favor: yo sé que el gran negocio para ustedes y para los medios de prensa es el sensacionalismo y el chisme, y que ellos les dan muy buenos resultados -de rating y de ingresos empresariales y personales -pero por favor, el compromiso con la nación Argentina es algo mucho más serio, más grande, más sagrado, más enriquecedor para todos los argentinos, que unos programas de chismes mediáticos! Y ya no puede esperar..!

Por favor; la Argentina necesita otra cosa..! Necesita el compromiso y el involucramiento de todos los argentinos para apoyar el primer intento serio de proyectar al país al mundo para posibilitar los beneficios que creo, aún sin conocerlo personalmente, está haciendo este actual presidente.  Yo veo, y también leo, el anuncio de la concreción de obras públicas de enorme significación para la calidad de vida de los argentinos; algunas de ellas reclamadas  históricamente por la sociedad argentina y nunca encaradas con seriedad y responsabilidad. Obras públicas del más alto interés social, que se inician y se terminan, sin dejar saldos pendientes de promesas incumplidas y enriquecimientos indebidos..!

Obras públicas de primer nivel que se muestran, pese a que nadie -ni siquiera esos cómplices  y cobardes empresarios e inversionistas  siempre temerosos, y nunca dispuestos a jugarse por un país mejor, las valoran, y que como aves de rapiña sólo esperan el momento  de poder arrancarle un dólar más o un pedazo más de lo que quede de sus riquezas a la nación! Cuando deberían estar felices ante la posibilidad de  contar con un país serio para desarrollar sus actividades sin pagar peajes extraños, ni avergonzarse ante el resto del mundo, por sus ejemplos de corrupción descarados y vergonzantes.

Vi en estos últimos días la transformación en la hermosísima  Estación Constitución, y como alguien dijo: digna de un país europeo! Y yo le dije, No; digna de esa Argentina que siempre quiso ser y pocas veces la dejaron. De esa Argentina de los teatros hermosos, y el arte y el espectáculo deslumbrante de primer mundo. Y no la Argentina del vergonzoso accidente de la Estación Retiro  (estando yo de visita en Buenos Aires) y las desgarradoras imágenes de los 53  argentinos que testimoniaron con sus muerte el abandono, la complicidad, y la corrupción en uno de los países más bellos del mundo! ¡Y como si nada; un poco de alboroto y chisme, y ya!

Y he visto también con satisfacción la modernización de puertos, indispensables y vitales para la economía argentina. Y como soy curioso y me gusta informarme, visité la página oficial de Presidencia, y constaté al fin la ejecución de obras vitales para la calidad de vida de los argentinos,  como las destinadas a contener las tan comunes y destructivas inundaciones. Y al fín, un plan de cloacas para beneficio de más de 2 millones de argentinos;   mejoramiento en el servicio de agua potable; mejoramiento del vital sistema de metrobuses;  de trenes, de rutas, de calles asfaltadas, de autopistas de puentes.. Una lucha frontal, como nunca antes, y con las más grandes incautaciones de drogas y narcos de la historia! (Qué inmensos tus ovarios, María Eugenia…!)

Aún recuerdo mi indignación cuando, no hace muchos años atrás, veía por televisión la desesperación, la rabia y la impotencia de miles de ciudadanos en plena ciudad bajando por las escaleras desde pisos altos, muchas veces con sus ancianos mayores y sus bebés a cuestas, para dar testimonio de los cortes de energía que duraban hasta una semana, y tirando los alimentos descompuestos de sus neveras también descompuestas! Mi Dios, ¿cómo pudiste llegar a ésto Argentina?  Que le pase a Venezuela, en manos de unos ineptos  que han vendido su patria, puedo entenderlo; pero a ti no, Argentina, a ti no te pueden convertir en tercer mundo, ni venderte por migajas..!

Amigos argentinos, los que conocen la historia, las vivencias, los triunfos y los fracasos de su país y de su sociedad, son ustedes, mejor que nadie! Pero les juro que su realidad me duele! Creo que Argentina está llegando, finalmente, a un punto de quiebre inexorable, y su vez insoslayable. Ese punto de quiebre necesario -por suerte aún en democracia y por el voto popular -para decidir si realmente se quiere emprender el largo camino de un país distinto y venturoso hacia el futuro, o si simplemente se abandona el esfuerzo y se cae nuevamente en el populismo y el empobrecimiento de ayer.

La decisión de los argentinos en este próximo período electoral, puede significar, o volver a atrasar al país por varias décadas más, o la continuidad y la consolidación de un sacrificio doloroso y coyuntural compartido, pero necesario para encarar  un futuro cada vez más exigente, más incierto y más amenazante. Si Argentina no pone sus mejores hombres y mujeres en el poder, yo no me atrevo a apostar por su futuro!
Que Dios los ilumine; pero favor, ustedes hagan sus esfuerzo priorizando y destacando lo que puede enriquecerlos como nación. Dejen el chisme y el protagonismo mediático, y colaboren difundiendo  aquellos mejores esfuerzos, que están saliendo de ustedes mismos.. de los buenos argentinos!

Alberto Rodríguez Genta                                                                             argentaster@gmail.com

Saturday, March 16, 2019


¡Hay que pegarle al MIDES..!

Bueno, Laccalle Pou dijo que “hay que pegarles a todos los del Frente Amplio”. Algo que, por otra parte, ya lo han venido haciendo con mucho tiempo, amor, y dedicación.

Personalmente creo que, como uruguayo, le debo una disculpa al MIDES. Confieso que luego de leer la entrevista publicada por el diario El País, el domingo 3 de marzo, 2019, a la responsable del MIDES, Marina Arismendi, y en la cual enumeró y detalló los inmensos y conflictivos desafíos sociales enfrentados desde ese organismo, y los logros alcanzados, me dije:  ¡Joder! ¡Que ovarios tiene esta mujer! Y no me importa si es comunista, o bolsonarista o Trumpista, por cuanto nunca juzgo ni descalifico a nadie por su ideología política, sino por sus  acciones, decisiones, y concreciones, a la hora de lograr el  bienestar de los compatriotas!

Y comienzo por reconocer que yo también, en su momento, fui prisionero de las percepciones ciudadanas -y con seguridad mayoritarias -de la población, acerca de  la eficiencia del MIDES. Lo aclaro, porque en algún momento yo también le pegué, denunciando incluso ante la prensa, la invasión de ciudadanos desconocidos que, en forma intermitente, han ido apareciendo en nuestros barrios durmiendo en las aceras, confundidos entre las bolsas de la basura -haciendo sus necesidades tras los contenedores, y asentándose en las ochavas de los edificios, los espacios públicos, y hasta las puertas de nuestras viviendas.

Algo muy fuerte, que alimenta el panorama de inseguridad -que tanto le gusta promocionar a la prensa y la TV, diariamente -  agudizando la sensibilidad reinante en la población. Y que atenta -además de contra ellos mismos y su dignidad --contra todo tipo de aceptable convivencia.  Pero es que esta doliente realidad que afecta a un considerable número de compatriotas, lejos de crearla ni recrearla el Frente Amplio, si, tuvo que enfrentarla urgentemente, apenas llegado al gobierno, con los pocos o muchos recursos existentes. Y que mientras recibía los palos permanentes de una oposición egoísta e indiferente, fue mostrando los exitosos resultados que nos convertirían en un país referente!

Así por ejemplo, mientras en un Editorial del año 2015, y al cumplirse los diez años del MIDES, el diario El País dramatizaba bajo el título “El Mides bajo la lupa”, “El artículo publicado este domingo (por el mismo El País) era estremecedor”. Y en ese artículo,  El País -quien nunca ha sido un fervoroso adalid en la defensa de los más pobres y los niños, afirmaba que “se narraba allí el drama de los niños que nacen en los hogares de menores recursos en Uruguay, una historia de exclusión, desidia y abandono. Y la conclusión era implacable; existe una absoluta orfandad en materia de apoyo estatal a estos niños”. Y más adelante, el adalid de los más necesitados aclara: “Con un agravante. Según los últimos datos estadísticos, casi el 50% de los uruguayos que nacen cada año lo hacen en los hogares que se encuentran en el 20% más pobre de la sociedad.
 
En contraste, voy a recordar, simplemente, algunos datos de la exposición de la Ministra Marina Arismendi, al conmemorar los 10 años del MIDES, y cuyos logros han sido reconocidos por todos los organismos internacionales. Decía la Ministra: “En el universo de 3,3 millones de uruguayos en 2005, el 2,2 % de ellos eran analfabetos, 40,8 % tenían primaria completa, 22 % secundaria completa y 9,4 % terciaria completa. También tres de cada 10 personas estaban en situación de pobreza y la tasa de empleo era de 51,4 % y el desempleo se ubicaba en 12,2 % de la población económicamente activa”.

Tras las políticas que implementó el Mides - agregaba - como el Plan de Emergencia (2005-2007), En el país de Varela, yo sí Puedo; Programa de alfabetización de adultos; la Operación Milagro; Rutas de Salida; Trabajo por Uruguay; Uruguay Clasifica; Mejoramiento del Hábitat; o la oportunidad de participar en cooperativas sociales, la realidad de muchas personas cambió. En tal sentido, recordó que en 2014 los indicadores básicos mejoraron, porque 1, 2 % de la población era analfabeta, 32,9 % había completado educación primaria, 25,6 % terminó secundaria y 10,7 % culminó la educación terciaria. Asimismo, una de cada 10 personas estaban en situación de pobreza, mientras que la tasa de empleo se ubicó en 60,4 % y la tasa de desempleo en 6,9 %. 

Todo ésto, mientras que con su sensacionalismo genético El País recordaba que  “según el último Congreso Nacional de Pediatría se concluyó algo tan evidente como indignante: "Los niños que nacen en hogares pobres tienen problemas educativos y nutricionales, entre otros, y no logran superarlos". Y seguía tirando golpes al MIDES, preguntando: “La gran pregunta que genera todo esto es: ¿y dónde está el Ministerio de Desarrollo Social?”
Pero a su vez aclaraba algo bien interesante, recordando ”su creación, a poco de llegado el Frente Amplio al gobierno, y tras el temporal del 2002 como forma de enfrentar la emergencia sobreviviente de la peor crisis vivida por el país en un siglo..”. ¡Ah; o sea que todas las fuerzas políticas reconocieron la peor crisis en un siglo; lo cual supone, además,  que durante el siglo hubieron otras tan graves..!

Y es también muy bueno que El País internalizara en aquel momento que “casi el 50% de los uruguayos que nacen cada año lo hacen en los hogares que se encuentran en el 20% más pobre de la sociedad”. Porque yo le preguntaría ¿desde cuándo y desde quien viene ese índice del 39.9% de pobreza y 11 de indigencia de la población uruguaya, que recibió el Frente Amplio en el 2005? ¿Cuántos pobres se fueron creando durante las anteriores décadas? Porque parecería que el Uruguay se había transformado en una máquina de producir pobres e indigentes..!

Recordemos también, una vez más,  que el Frente Amplio recién tomo el gobierno a partir del 2005, y -o casualidad - que desde allí en más todos los indicadores sociales mejoraron abruptamente. Según el Reporte 2015, sobre disminución de la pobreza, se reconoce que  Uruguay "avanzó en los últimos diez años más que en los cincuenta años anteriores". Hasta ser reconocidos por los organismos internacionales (CEPAL, por ejemplo) que en su informe bien fresquito, publicado a enero, 2019, asegura que “El país (Uruguay) registra una tasa de pobreza de 2,7 de acuerdo a la metodología de ese organismo -diferente a la del INE que la sitúa en 7,9% --y que es el único de la región que ya cumplió con el objetivo de ONU de reducir la pobreza a la mitad y la indigencia a menos del 3%”. Y que la pobreza extrema está en 0,1 %!


Destacando también que “El Uruguay es el país que más gasta en protección social -16% del PIB -solo por debajo de Chile, 16,1 %”, y que si Uruguay continúa con los esfuerzos que está haciendo, podría pronto erradicar la pobreza extrema, siendo el primero del continente. Y es que entonces tiene razón la Ministra Arismendi cuando afirma que "El Mides es la transformación de la izquierda. ¿Qué es lo que el Frente tiene de diferente? - se pregunta y pregunta la jerarca -“Lo distinto es lo que hacemos por y para la gente". Y bueno, yo creo que cuando los números hablan, los discursos se callan!

Y porque analizándolo más con mentalidad de gestión empresarial privada, y comparándolo en sus apenas catorce años de creado - con los cientos en Uruguay y miles a nivel internacional - de empresas que debieron reconvertirse, aliarse, transformarse, o cerrar sus puertas y desaparecer, valoro más aún sus resultados!  Y si me quieren convencer de que durante esta joven y exigente experiencia vivida por el MIDES, no hubieron errores…entonces sí, yo les diría que no sirvió para nada!. Porque entonces todos los grandes emprendimientos mundiales que desafían, transforman, modifican, modernizan, los desgastados paradigmas que impiden el desarrollo de la humanidad, no sirven para nada!

Hoy por hoy, reconozco que el MIDES es un Ministerio tan vital y exigente como el de Finanzas, o aún el del Interior! Porque no es, como se lo ha querido identificar, el benefactor de los “piches”, los inútiles y los holgazanes; es el sentimiento digno de un país que debe y puede, siempre, hacerse cargo de su gente y su realidad social! Una realidad social lacerante, con cientos de casos diferentes, de compatriotas humanamente arruinados, porque la sociedad pudiente no los creyó suficientes!

Claro que también hay otras opciones: siguiendo los modelos sociales de Hitler, Bolsonaro o Trump, por ejemplo, cerrando esa hermosa estructura de la antigua central de AFE -hoy propuesta como la “Estación del futuro” -y haciendo un convenio con los directivos y sindicatos de distribución del gas, en Uruguay,  podría servir como un horno de depuración de la raza uruguaya dominante!  ¡¿Ustedes se imaginan los titulares mundiales?!

No sé; digo; porque con seguirle dando palos al MIDES, tampoco hemos logrado mucho más allá, de algún show mediático para el lucimiento personal y partidario. ¡El resto, es todo paja!

Amen.


Tuesday, February 19, 2019


La lección de Venezuela: los ineptos no producen milagros..!

El gran tema para nuestros países latinoamericanos, está en saber administrar la democracia! Y en no poner los más ineptos, en el lugar de los más aptos.

Dos artículos recientes, han llamado especialmente mi atención. En una entrevista con el profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, Juan Tokatlian,  (Nueva Sociedad) éste asegura que  «América Latina camina hacia la debilidad y la desintegración». Y comienza explicando que “La crisis de Venezuela y la llegada al poder de Jair Bolsonaro se combinan con un deslizamiento de América Latina hacia una gradual irrelevancia en la política mundial, y una pérdida de autonomía relativa en sus relaciones internacionales, en un contexto internacional más incierto y pugnaz”. Y aclara que “Lo primero que podríamos advertir es que en América Latina, en general, sobresalen momentos de hegemonía transitorios y débiles”.

Y luego aclara que el proyecto neoliberal de los 90 no pudo extenderse más allá de esa década; y que a su vez, con el comienzo del siglo –y otra vez en América del Sur -el proyecto progresista no pudo superar los tres lustros. Y que “ahora observamos nuevamente el resurgimiento del proyecto neoliberal que, a pesar de lo que se tiende a afirmar, también  tiene rasgos de fragilidad, al asentarse en sociedades fragmentadas y polarizadas y bajo economías muy primarizadas y financiarizadas. “No estamos ante una hegemonía robusta”, concluye.

Bueno; yo creo que el sueño de una hegemonía robusta para nuestros países latinoamericanos, siempre estuvo limitado por las incongruencias que generamos nosotros mismos al ir construyendo nuestras propias y muy diversas realidades. De lo contrario, ¿cómo explicarnos casos tan contrastantes y vergonzantes como el de nuestra hermosa y rica hermana, Venezuela, en manos de ineptos que la fundieron y entregaron a ideologías extranjeras fracasadas, al precio de las peores privaciones y la mayor miseria de su gente? Yo pienso que era mucho más difícil quebrar a Venezuela - dado sus enormes recursos naturales - que simplemente hacerla más productiva, inclusiva, y próspera, para los millones de venezolanos. Pero bueno, este fue el “milagro” que le tocó a Venezuela.

El economista venezolano Manuel Sutherland, a su vez, en diálogo con Nueva Sociedad explica rudamente esta situación: “Los millones de bombas y el genocidio perpetrado por los nazis en Polonia causaron una caída de 44% del PIB (1939-1943). La caída del PIB en Venezuela ronda el 50% en los últimos cinco años, un récord absoluto para el continente, una tragedia sin parangón. Para los años 2017 y 2018, se vio el agravamiento de la crisis con el penoso protagonismo de una hiperinflación que ha roto varias marcas históricas en el mundo”.

Sin embargo, en el ilegítimo acto de asunción de Nicolás Maduro (mayo 2018) escuchamos una y otra vez -luego de cinco años de su mandato, y más de veinte de revolución -promesas que nos rechinan en los oídos, prometiendo un «nuevo comienzo», y frases huecas como: «ahora sí», «esta vez sí», y demandando más poder para hacer «más cosas por el pueblo».

Ni Japón, que quedó hecho chatarra tras la segunda guerra mundial, mostró tanta miseria humana e intelectual, como la que hoy muestra Venezuela! Es bueno recordar que, en lugar de pensar en venganzas, amenazas, descalificaciones o excusas inservibles hacia sus  enemigos destructores, los japoneses rescataron lo más valioso de su cultura: los valores y el esfuerzo productivo de su gente, para  transformarse, en menos de treinta años, en la Segunda Economía Mundial!  Aceptando para ello, incluso, el modelo de productividad, basado en la calidad,  propuesto por el norteamericano Edwards Deming!  Y dando lugar a lo que se llamó el “milagro Japonés”.


Y conste que Japón es un archipiélago compuesto por 6.852 islas; con una población total estimada en 126 millones de habitantes, y que, con muy limitados recursos naturales para sostener el desarrollo económico, depende de otras naciones para el suministro de la mayor parte de sus materias primas. Y aún así, ha desarrollado algunas de las empresas más  exitosas del mundo, como Nintendo, Nissan Motors, Toyota Motors, Canon, Honda, Panasonic, Sony, Suzuki, Toshiba y Mitsubishi, entre otras.

Y podríamos citar otro caso, en contraste con Cuba y Venezuela: Finlandia. Para quienes creían que los países más desarrollado del mundo eran Estados Unidos, Japón, China, o la India, la  sorpresa nos la da Finlandia; un  país joven,  que obtuvo su independencia en 1906, y que -al igual que le pasó a Cuba - sufrió una grave crisis debido a la caída de su principal socio, la URSS (ex–Unión Soviética) a finales de los años ´80. Y la espectacular recuperación y crecimiento de este país pequeño en extensión (338.000 km2 cubiertos en su mayor parte por lagos) como también en población (5 millones de habitantes) fue lograda a pesar de sus escasas riquezas naturales (su principal fuente de recursos primarios son los bosques) -y sin tener  opción a préstamos internacionales, ni ayudas financieras externas de ningún tipo.

En poco más de una década, Finlandia (gobernada durante casi 600 años por Suecia, y un siglo más por Rusia) se ubicó en los primeros puestos en todo; tanto en los clásicos indicadores de desarrollo humano (ingresos, equidad, empleo, salud, educación, oportunidad de género, mantenimiento ambiental, etc.) como en desarrollo tecnológico, competitividad, ejercicio institucional y ausencia de corrupción. Recordemos que Finlandia ha sido considerada por cuarta vez consecutiva, por el World Economic Forum, el país más competitivo del mundo. Si; ¡en poco más de una década!


Bengt Holmström, un economista y premio Nobel nacido en Helsinki, aseguraba que "si observamos dónde estábamos entonces y dónde estamos ahora, creo que podemos hablar absolutamente de un “milagro finlandés”. Un milagro  finlandés que se produjo, precisamente, gracias a la crisis de la URSS (ex–Unión Soviética) lo cual la obligó a repensar y reconstruír su identidad, transformándose en un gigante tecnológico! ¡Vaya ejemplos, para nuestros hermanos latinoamericanos! No se trata pues, de ideologías; se trata simplemente de gobernantes aptos o ineptos, para construír una realidad país. Y para aquellos que prefieren seguir contemplándose sus propios ombligos, y regodeándose con sus amores del pasado, mientras sus pueblos se mueren de hambre, desnutrición, y enfermedades.

Recordemos que no fue casual, sino causal, que comenzando el Nuevo Siglo, una gran parte de nuestros países hermanos levantáramos -al fin -una bandera común con principios y valores compartidos, tras años de lucha y sacrificio a sangre y fuego, denunciando el abuso de los más poderosos, hacia el resto de nuestros compatriotas. ¡Y que fue más que nunca, el triunfo de la democracia! Lo lamentables es que luego, los beneficiados por esa democracia que les permitió llegar al poder devolviéndole al pueblo su sagrado derecho a  elegir a sus gobernantes, demuestran los mismos apetitos existenciales de los talibanes.  Solo les interesa canalizar su odio visceral hacia sus enemigos y perpetuarse en el poder, sacrificando inclusive a sus propias familias! La negación de la humanidad!

“Una victoria de mierda”. Una de las pruebas recientes y  más acabadas de este irrespeto dictatorial hacia sus compatriotas, se dio precisamente por quien más prometió respetar la voluntad del soberano: Hugo Chávez. Porque luego del referéndum del 2 de diciembre de 2007, y al reconocer su primera y amplia derrota ante quienes le dijeron NO a su proyecto de reforma constitucional para imponer en su país un modelo socialista, Chávez despreció a su “amado” pueblo, con expresiones como éstas: “Sepan administrar su victoria pero ya la están llenando de mierda, es una victoria de mierda y la nuestra, llámenla derrota pero es de coraje, es de valor, es de dignidad”. Sin nombrar lo que luego sería su legado “bolivariano”  de pisotear las instancias electorales, desconociendo a las instituciones elegidas democráticamente.

Y  también podemos hablar del “milagro uruguayo”, recibiendo hoy a miles de esos hermanos latinoamericanos que  arrastran su desgracia por las carreteras, huyendo de sus países, caminando kilómetros en busca de un plato de comida para sus hijos. Porque recordemos  que la única y destacable riqueza de Uruguay, es el recurso humano y la capacidad de su gente, al no disponer de ninguna de las cuantiosas riquezas naturales de nuestros países hermanos!  Si; lo que pudo ser el “milagro Latinoamericano”, abortó antes de nacer! Porque lo único que debe primar siempre por encima de frustrados modelos e ideologías, es la gestión política eficiente que conlleva a una mejor calidad de vida de la gente! Y si no he sido capaz como gobernante, de lograrlo, con la cabeza en alto doy un paso al costado, para que otros compatriotas hagan su mejor intento! Eso es democracia! Y la democracia produce riqueza.

Cuestión de aptitud pues, frente a la ineptitud de quienes se escudan en insultos y descalificaciones lloronas, por no aceptar la mediocridad de sus neuronas! Nos cuesta mucho ser país; y mucho más, nos cuesta ser hermanos latinoamericanos.

Amen.