La Tercera Opinion

My Photo
Name:
Location: Cordón, Montevideo, Uruguay

Tuesday, June 26, 2018


Los olvidados, de mi gente . .                                                       Todavía quedan en mi país, muchos ranchos de lata! Son los olvidados, de mi país, y de mi gente

Y me duele profundamente esa realidad.  Y me duele profundamente la inequidad! Pero más  me duele, y  profundamente, la mediocridad y el egoísmo de nuestros compatriotas, cuando piden más, y más, y más, cuanto más tienen!, Porque yo conozco algunas historias de esos que,  necesitando mucho, porque no tienen nada, se las arreglan sin pedir nada, para vivir sin mucho. Y porque no tienen quien los represente directamente. Muchos de ellos tienen historias tan tristes, que dan ganas de llorar. No son pobres porque sí, porque eligieron o aceptaron serlo, sino porque la vida los condenó a serlo. Y se acostumbraron a vivir con poco, juntando cartones, latas, botellas, plásticos, o cualquier cosa que pudiera tener un elemental valor, como para ayudarles a comprar un poco más de algo, que siga estirando su pobreza.

Es cierto que hay de todo. Pero lo que más duele son los casos de aquellos que aún, pese a su pobreza, no han querido ser delincuentes. Para no sacrificar ante sus hijos, su dignidad.
Uno de ellos me dijo un día; “Yo mi situación de pobre la pude haber cambiado rapidito y hoy estaría viviendo como un rey; como saben que soy respetado en el barrio me propusieron negocios de todo tipo; pero ninguno limpio. Pero mi dignidad y mi vergüenza no me la compra nadie, y yo como puedo voy alimentando a mis hijos, y los mando a la escuela, y con mi patrona nos arreglamos para comer algo y que no les falte un plato de comida ni la ropa limpia, ni el ejemplo  para ser una persona honrada y respetada en la vida”. Y ese tipo, me marcó la vida.

Podría resignarse a ser pobre; pero no a ser delincuente! Por ello, y muchas veces, cuando he visto con indignación a esos carros tirados por caballos, manejados incluso por niños, dentro de la ciudad, me pregunto; y si no hicieran esto, ¿qué otra cosa podrían hacer? Si no están preparados para nada más, ni la vida les enseñó que es posible aspirar a algo más? Si algunos de ellos, incluso, no saben leer ni escribir.

Y esto me lleva a pensar continuamente; ¡cuán miserables y egoístas nos convertimos los seres humanos, cuando ya alcanzamos algo mejor! Vivimos descalificando, negando, exigiendo, rechazando, todo aquello que no nos satisfaga más, y más, y más!, y cada vez que tenemos más, queremos más, sin siquiera acordarnos de las miserias de aquellos que tienen menos; de nuestra gente. De los olvidados de mi país. Y realmente si, que son olvidados, porque ellos no tienen sindicatos que los representen, ni hacen marchas exigiendo sus derechos, no hacen discursos ni aparecen en la prensa, porque son simplemente, los olvidados de mi gente! Y a veces me pongo a comparar su situación con los que tienen más, y menos saben apreciarlo.

Y los sindicatos de los maestros y los profesores de la ANEP, que siguen exigiendo obstinada y egoístamente el 6% de todo lo que produce el país, sin intentar siquiera innovar en los modelos atrasados de la enseñanza pública; algo que ya están haciendo algunos colegios privados, que insisten en que “Una de las banderas de estos procesos de innovación es reimaginar la educación con los mismos recursos que tenemos”.  Egoístas reivindicaciones, entonces, frente a un gobierno que les ha dado más que nadie, comparadas con las necesidades elementales de los olvidados de mi gente, que ni siquiera tienen un techo digno bajo el cual vivir con sus familias! Que ni siquiera tienen agua corriente, ni luz constante, ni un saneamiento dignificante! Soportando el frío, la escarcha, el calor o el rocío, con lo poco que puedan revestir sus huesos.

Mientras los compatriotas de ADEOM, que disfrutan de los favores y beneficios de una ciudadanía que les paga muy bien para que cumplan su labor, lo hacen muy mal! Y viven permanentemente en guerra, exigiendo más y más, sin mejorar en nada a cambio! O los reclamos de los compatriotas de Un solo Uruguay, para quienes sin duda, el Uruguay válido es sólo el que les sirve a sus  intereses! Y que cuando las cosechas y los precios le vienen bien, ni siquiera se molestan en chistar, pero cuando les vienen mal, son los primeros en salir a llorar!

O los jubilados de las AFAP, a quienes, luego de que les vendieran el mismo verso con el cual vendieron todo el país, hoy se lamentan ante quienes no tuvieron la culpa, y exigen soluciones que en dólares, equivalen a millones! O a los nuevos quejosos del Banco Hipotecario, que no dejan de quejarse históricamente por el sistema de reajustes (ya previamente acordado con ellos mismos en su momento) y no les importa si el Hipotecario se vuelve a fundir con tal de darles más prebendas a ellos! Y también hay que atenderlos, porque son compatriotas.

Y los Funcionarios del Estado (COFE) piden más, y los médicos también piden más, y todo el mundo pide más, para vivir un poco mejor. ¡Que lo parió, cómo da leche la teta del Estado! Pero los olvidados de mi gente, no tienen fuerza gremial para pedir un poco más.

Y frente a esto, yo insisto en que ¡No pueden haber más ranchos ni asentamientos en mi país! No puede haber más ignominia entre mi gente. Porque no se nos enseña un mínimo de responsabilidad social hacia los que menos tienen, a pesar de que fueron paridos en este mismo suelo! Más que matemática, o física, bilogía o geografía, tendríamos que enseñarles a nuestros hijos el valor del compromiso hacia las necesidades de sus compatriotas. Y no me importa tanto ganar los resultados de las pruebas Pisa, si lo que nos sigue pisando  como sociedad es la indiferencia y la falta de humanidad.

Y por eso propongo destinar ese porcentaje aún no alcanzado del PIB para mejorar las condiciones de la educación, en construír más viviendas dignas para mejorar la vida de esa parte olvidada de mi gente! Y trasladar buena parte de los generosos  beneficios de ADEOM, para que tengan mejor vida esos olvidados compatriotas.. Y también, esas diferencias en el precio del gasoil  que tanto preocupan a nuestros productores de “Un solo Uruguay”,  para que en este “único Uruguay”, no les falte un techo digno a los olvidados de mi gente. ¿Cuánto podríamos pues recaudar de todas estas reivindicaciones si las pusiéramos al servicio de algo tan elemental y básico, como más viviendas para los que más las necesitan? Porque no soluciono nada mejorando a los que tienen algo suficiente, si no apoyo a los que tienen todo insuficiente! Y es una mediocridad humana no compartir los sentimientos y necesidades de esa parte de mi gente!

Y es que a esos sectores más vulnerables de la sociedad, hay que educarlos y capacitarlos,  y darles mensajes muy claros: a las mujeres, que cierren un poco las piernas o se instalen un dispositivo, porque tener hijos sin padres que se hagan cargo, les va a costar una vida de miseria;  a los hombres que se pongan un preservativo (aunque no lo apruebe el Papa Francisco,  quien se puede dar el lujo de vivir en el cielo) si quieren gozar, pero sin aumentar los desamparados de la sociedad. ¡Y entonces, repensémonos todos como sociedad!

Y a los que no tienen techo, les recuerdo que si quieren vivienda y condiciones dignas, en lugar de infringir los derechos de otros compatriotas ocupando propiedades,  se organicen y se pongan a trabajar; porque conozco muy queridos amigos y compañeras que, con un gran esfuerzo personal, sacrificando los fines de semana y las horas de día que les quedaba para el descanso después de trabajar, mediante cooperativas  construyeron ellos mismos unas hermosas viviendas de las cuales hoy se sienten, y nos sentimos todos, tremendamente orgullosos! ¡Porque lo que nos es enriquecedor para nadie, es regalar el esfuerzo de otros!

Porque de nada nos servirá que los educadores logren un 6% más, ni que Adeom disfrute de más prebendas, o que  los campesinos ganen unos dólares más por subsidiarles el gasoil, o que los médicos ganen un poco más para no sentirse discriminados entre ellos, mientras buena parte de nuestros compatriotas -a los cuales es más más fácil identificarlos como “piches”, o  ciudadanos de tercera -no sean visibilizados como ciudadanos con derechos, y porque son producto de lo que nuestra sociedad produjo, y luego no se preocupó en  incluírlos.

Y porque mientras Martín Fierro decía, “Los hermanos sean unidos, esa es la ley primera..” nosotros pensamos: “mientras no me toquen la billetera”! Y creo que es hora de que como país revisemos y valoremos lo que tenemos en nuestras billeteras; porque fundamentalmente,  si no tenemos calidad de vida en nuestra gente, no tenemos nada! Porque si no invertimos en ellos y en sus hijos como capital humano, que es la verdadera riqueza de un país, de nada nos servirán las mejores intenciones.


Wednesday, June 20, 2018


¡Suéltanos, pasado…que el mundo ha cambiado!                     Son ellos o nosotros. .¿estamos claros?

Los uruguayos tenemos una especial relación patológica que nos sigue manteniendo prisioneros/aferrados, a nuestro pasado. Nos cuesta enormemente darnos cuenta que el mundo ha cambiado. ¡Y cuánto ha cambiado! Pero nosotros seguimos aferrados a nuestros odios y rencores del pasado, en lugar de preocuparnos por los grandes desafíos del futuro! Seguimos recordando emocionados los títulos futbolísticos del 28, del 30 y del 50. Y también, las cruentas cuentas que pagamos en la dictadura de los 60 y los 70. Es que somos un país de viejos; y queremos -egoístamente -seguir legándoles a nuestros hijos y nietos los recuerdos de nuestros éxitos y errores del pasado, para que ellos construyan su futuro.

Nos deleitamos festejando y sufriendo con nuestro pasado. Y no nos damos cuenta que a nuestros jóvenes, hoy, no les interesa demasiado. Si, bueno, claro, les seguimos inculcando a nuestros estudiantes la rebeldía de luchar contra las injusticias e ignominias nuestras y del mundo entero. ¿Pero, y que mensajes y valores nuevos les estamos dando para incentivarlos a insertarse en un futuro que ya no es nuestro? Sobre todo en un tiempo en el cual el país ha crecido lo  suficiente, como para que los ayer reivindicadores ya estemos cobrando buenos sueldos y dividendos, estamos más gordos y complacientes,  y entramos en nuestra zona de confort. Y es que si bien hemos avanzado mucho, no hemos aprendido nada!

Y todo este preámbulo para entrar en el tema que hoy nos convoca a todos, más allá de las sentencias de Sendic, o el último intento de asalto con gas a los cajeros electrónicos, o el último y quizá más emblemático caso de la cajera Claudia Sánchez en Pinamar, asesinada por las dudas, por si en su bolso llevaba algo; más allá de los 100 pesos que llevaba! Y si, coincido con Layera, ésto puede llegar a ser la destrucción de la sociedad uruguaya!  Y si; Coincido con Yamandú Orsi, en el sentido de que ya, a esta altura, esta es una guerra declarada, y debemos aceptar que “Acá sí, son ellos contra nosotros. La mala gente existe”.

La sociedad uruguaya está sufriendo una metástasis cancerígena en sus valores. Y nosotros, a través de nuestros medios de comunicación somos los mejores publicistas y difusores de la actividad de la delincuencia. Ellos miran televisión como el resto de nosotros; leen las noticias, se enteran de las nuevas modalidades y técnicas en otros países y las adoptan; se asocian, se reúnen y planifican, saben diariamente quienes fracasaron y quienes triunfaron, cuanto se llevaron, y toda la investigación necesaria para irse profesionalizando y tomando los “nichos” del mercado, allí donde a la autoridad le cuesta más estar presente. Saben dónde están las mayores debilidades de la población; los horarios, los días, y lugares de pago; cuando entregan las remesas a los supermercados, y gracias a colegas profesionales internacionales regionales, están perfeccionando permanentemente sus técnicas. Bueno; ellos disfrutan del rating tanto como las televisoras!

¡Ojo! No sólo nosotros estamos tratando de mejorar nuestros conocimientos, nuestros medios de producción y nuestros estudios de mercado; la delincuencia también lo está haciendo! Y además, estos ejemplos debidamente difundidos  están sirviendo de inspiración permanente para quienes, criados en ambientes marginales en donde el delito no es una elección decidida, sino una forma de vida,  Mientras nosotros miramos los informativos, luego de venir del trabajo  planificado las nuevas metas y objetivos empresariales para que el país y nosotros mismos, podamos seguir creciendo, de hacer las compras, ocuparnos de los chicos y programar nuestra actividad para el día siguiente seguir trabajando y produciendo, ellos están  trabajando y  planificando a quién, donde y como,  asaltarán, y si es necesario matarán, esta noche, o en la tarde, o en la mañana, o en la madrugada. Si; como dijo Orsi; son ellos contra nosotros.

Y cada vez que ellos leen y oyen las diatribas de nuestros representantes políticos, diputados, senadores, jueces, abogados y fiscales, que son los que deberían encargarse de la protección de nuestra sociedad, y no son capaces de ponerse de acuerdo en principios y valores tan elementales que hasta mi nieta los pueden interpretar, se van a festejar "muy sonrientes" a Punta del Este,  según testimonio de la fiscal que atendió el caso de esa lacra humana, que bajo las directivas de unos chilenos y un argentino, intervino en los asaltos y explosiones de 7 de los cajeros vandalizados. ¿Y saben qué? la sacó barata, en la oferta judicial por la cual en esas promociones tipo supermercado -te regalo tres por uno, a cambio de que me pagues con algo -le cobraron con 3 años y tres meses, la factura de su sinvergüenzura!

Tres años y tres meses; cuando a mi nieta le salgan los nuevos dientes del cambio, este individuo va a estar nuevamente en la calle, jodiendo a todo un país.  Pero nosotros seguimos atados, o a las complacencias ideológicas partidarias,  o a las mierdas lacerantes del pasado. Seguimos removiendo la mierda de hace cuatro décadas atrás, porque no tenemos ideas ni sabemos cómo enfrentar el presente, ni menos el futuro. 

En El País del sábado 2, de mayo, “se reproduce el fallo en contra del delincuente acusado de los siete asaltos. Fruto de esas acciones, el botín en conjunto alcanzó las sumas de $ 10.906.000 y 44.800 dólares. ¡Joder! No es mal negocio! Si ahora lo soluciona con tres años y tres meses de “desocupado”. ¿No lo mandarán al Seguro de Paro? ¿Cuántos de nuestros compatriotas honestos han debido esperar más de eso, para obtener un trabajo? El compatriota uruguayo aseguró que "trabajaba" para varios chilenos y un argentino. Dijo haber percibido, en cada oportunidad, entre 100.000 y 150.000 pesos uruguayos, más $ 200.000 por su participación en la explosión de un cajero de la calle Ejido y Paysandú. Y tras ese golpe, se fueron a festejar con los chilenos a Punta del Este. Allí fue identificado mediante una fotografía en la que aparece "muy sonriente", según indicó la fiscal.

Y nosotros seguimos aferrados a los abusos que cometieron los militares hace 40 años atrás, y nos seguimos haciendo el hara kiri para encontrar justificación a los allanamientos nocturnos -aún con orden judicial -en los lugares y hogares donde se tiene información de venta y distribución de droga, o tenencia de artículos robados. Teniendo en cuenta además de que, como lo informó el Fiscal Jorge Díaz, "Uruguay es el único país de la región que no tiene allanamientos nocturnos". La norma prevé que el ingreso de la Policía a una casa en horas de la noche solo es posible si el "jefe del hogar lo permite". Por eso, si hay una persecución y el delincuente se mete en una vivienda, la fuerza pública solo ingresa si se lo permite su dueño. ¿Lobo; estás? Es que como para tomarlo a risa. Hoy, cuando hemos visto que individuos con ametralladores y fusiles AK 47 son los que salen a robarnos y a matarnos!

Pero seguimos desconfiando de nuestro presente, y de nosotros mismos, a pesar de que tantas cosas, situaciones y personajes han cambiado! Y vale la pena leer el artículo de Julio Fernando Gil Díaz, en Uypress de estos días, bajo el título ”El tiempo es (IN)CONSTITUCIONA!!”, pues allí señala y destaca la curiosa dicotomía de los catedráticos constitucionalistas Martín Risso y Ruben Correa Freitas, quienes no hace tanto tiempo (mayo del año 2012), fueron categóricos en afirmar la inconstitucionalidad de la iniciativa, algo que ahora relativizaron ante la propuesta del senador Larrañaga. Seis años después (29 de mayo de 2018), en nota de El Observador, afirman que ahora no es ni tan inconstitucional ni tan grave! 

Y mientras Larrañaga va recolectando firmas para modificar la Constitución, e imponer medidas para combatir la inseguridad, su socio en el amor/odio del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, quien en abril afirmaba que apoyaría y firmaría cualquier propuesta en nombre de la seguridad nacional así fuera la del Senador Bordaberry o la que pudiera surgir de su par Larrañaga, hoy, cuando más se necesitaba su apoyo, el chico travieso, dijo que no firma nada! Y por ello, el blanco Larrañaga se consiguió el protagonismo del colorado Germán Coutinho! ¡Joder; que no es fácil de entender!

Y personalmente les digo que, si ésto lo presentara un compatriota serio y creíble, y no  representantes de lo que ayer fueron las estafas, y la corrupción, y las oligarquías nacionales, capaz que yo la apoyaba! Porque en algunos puntos estoy muy de acuerdo simplemente por ser un ciudadano uruguayo más, preocupado por una situación que se nos ha ido de las manos! Patricia Rodríguez, líder del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo, advierte: "Hemos perdido autoridad frente al delincuente y eso tiene que cambiar". ¡Y cuánta razón que tiene! 

Porque ahora es frecuente, además, que cuando la policía entra en algunos barrios, a pedido de la gente honesta de la misma comunidad, son atacados con piedras y hasta con balas para no interrumpir su acción delictiva. Y es que no sólo la policía ha perdido autoridad frente a los delincuentes; la hemos perdido todos como sociedad

¿Estamos claros? ¿O queremos seguir confundidos en nuestra cómplice oscuridad?

Monday, May 07, 2018


¿Qué dijo Maslow sobre el TLC Chile/Uruguay?

Abraham Maslow, un psicólogo humanista, dijo que nuestras acciones nacen de la motivación dirigida hacia el objetivo de cubrir ciertas necesidades, según la importancia que tienen para nuestro bienestar. Su idea era que las personas tienen un deseo innato para autorrealizarse, para ser lo que quieran ser, y que cuentan con la capacidad para perseguir sus objetivos de manera autónoma si se encuentran en un ambiente propicio. Y por ello propone una jerarquía de las necesidades humanas, asegurando que conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollamos necesidades y deseos más elevados. Entre ellas, las “necesidades de afiliación”, como la aceptación, pertenencia o afiliación, a un cierto grupo social.

 Esto quiere decir que todos los seres humanos, a lo largo de su existencia, necesitan reunirse en grupos dentro de los cuales se sientan más comprendidos, más escuchados, y fundamentalmente más aceptados y  reconocidos. Y yo he sentido, a mi vez, la necesidad de  revisarme a mi mismo, pues más allá de las decepciones, broncas, desilusiones, etc., que nos puedan producir hechos repetitivos, como esta nueva decisión dentro del Plenario del Frente Amplio, con respecto a diferír para un próximo plenario la aceptación o no, de un TLC, con nuestro hermano del Mercosur, Chile, yo me resisto a calentarme y a putear a muchos compañeros, sin tratar de encontrar una explicación.

Lo cual no necesariamente significa una justificación. ¡Y porque además, siempre son los mismos! Y porque además, después de haber escuchado todas las voces profesionales más acreditadas acerca de la conveniencia o no de este tratado, siempre caemos en el capricho de opinadores de oficio. ¡Y les damos pelota!

Y entonces, si bien la culpa por las consecuencias que esto pueda tener, dependerá (en segundo lugar..) de un grupo de seres humanos que han logrado satisfacer esa necesidad de pertenencia y de afiliación - mediante un especial show de protagonismo - tomando de rehén a las autoridades que son quienes verdaderamente deben decidir estos temas, que son de Estado y no de partidos, basado en la responsabilidad que la mayoría de la población le hemos concedido, yo culpo en primer lugar al Gobierno!! Y repito; responsabilidad que le hemos concedido, y encomendado, y por lo tanto, lo considero primer responsable!

Porque sin duda el Gobierno, sabedor y conocedor de quienes ejercen estas necesidades grupales, despreciando las decisiones mayoritarias de la población que le concedió directamente la responsabilidad de decisión, una vez más, estúpidamente, cayó en la trampa de los radicales! Y porque entre otras cosas, yo por ejemplo, voté a las actuales autoridades por su probada eficiencia, probidad, y eficacia, confianza, y credibilidad, que son las razones por las cuales, este país ha crecido y avanzado tanto, que hasta la comunidad internacional nos respeta, nos admira y nos reconoce.

Pero nunca voté ni acepté, que fuerzas de opinión o ideologización, aún dentro de la misma fuerza política, pudieran decidir lo que son  exclusivos “Temas y Competencias de Estado”! y no de grupos partidarios, por simples motivaciones y protagonismos sectoriales! Y esta ha sido una demostración más, nos guste aceptarlo o no, de que el Frente Amplio se sigue resbalando en su propia mierda, tratando de levantar banderas de complicidad democrática, allí donde no las hay! Porque ésto, no es democracia!  Y yo me voy a resistir muchísimo, si luego de haber demostrado  que hemos sido gobierno para las mayorías, ahora nos convertimos en rehenes de ambiciones para unas minorías!

Eso está dentro de las manidas experiencias de Freud, de Maslow, y de tantos otros locos que tuvieron el atrevimiento de pretender sumergirse en la complejidad del cerebro humano. ¡Tienen ustedes una puta y elemental idea, de lo que es meterse dentro del complejo mundo del ADN y  los algoritmos que componen, definen, y deciden, las acciones y decisiones de los uruguayos? ¿Y más allá aún, de los frenteamplistas?  No lo creo; si todavía se consideran seres normales, no lo creo!

¡Y porque nosotros somos los soberanos dueños de nuestro destino! Una bonita expresión de sentimiento nacionalista - a la cual debemos tantas frustraciones regionales -y es a la que siguen apelando algunos compañeros uruguayos, y  también es a la que apelan gobernantes como Maduro, en Venezuela, cuya promesa encendida, voluptuosa y enardecida, y vacía absolutamente de contenido, han destruido la sociedad de uno de los países más ricos del mundo! Me dan ganas de llorar, cada vez que pienso en Venezuela, país por el cual abandoné el mío por dieciocho años, y me tuve que volver más pobre (económicamente) de lo que me fui.

Y ustedes se preguntarán, ¿pero por qué entonces estas diferencias entre nosotros mismos, si los uruguayos nos  hemos identificado ante el mundo entero como un país culto, civilizado, y ejemplo incluso, de mayor crecimiento con la mayor inclusión social, que hasta los más sanguinarios organismos financieros mundiales hoy nos reconocen y admiran? Bueno, voy a intentar, como en esos cursos de inglés “Repeat after me”, aclarar algo más.

*Primero, porque siguiendo aquellos descubrimientos de Freud y Maslow, el ser humano necesita ser socialmente aceptado y reconocido, dentro de ese éxito colectivo, como protagonista especialmente destacado de los cambios y los éxitos! (¡Nunca de los fracasos!)Y por eso y para eso, se han abierto dentro del Frente Amplio, esos otros tantos partidos minoritarios que captan distintas insatisfacciones y ambiciones.(Me dicen que ya son como 34!)

*Segundo, porque bajo esos nuevos  liderazgos, que son los que siempre capitalizan descontentos, se logra reunir una cierta cantidad de ciudadanos, como para formar una fuerza común con cierto peso político. Esto es lo que en las técnicas de Marketing (término insultante para la izquierda) se denomina como identificar “nichos de mercado”. Y entonces, aunque seamos pocos,  aportamos algunos votos y tenemos alguna fuerza.

*Tercero, porque a través de nuestra presencia (aún con insolvencia) demostramos ante el resto de la ciudadanía, nuestra voz, nuestra opinión y nuestra fuerza, separados del establishment mayormente aceptado, y por los revolucionarios de siempre, permanentemente  negado. ¡Claro, para seguir manteniendo votantes!

*Cuarto, porque si no producimos y alimentamos esa conflictividad, perdemos protagonismo. Y con ello, los espacios políticos, ideológicos, y fundamentalmente económicos, para sustentar nuestra razón de ser. (Que por cierto, es bastante redituable!)
 
 O sea, todas estas reivindicaciones nos llevan a un identificador que converge en un mismo sentido común- la necesidad de aceptación del YO, y mis necesidades de autorrealización,  ante el resto de la sociedad! Y porque YO para existir, como ser humano, necesito protagonismo, y si no me rebelo contra algo/alguien y hago oír mi voz, no puedo adquirir el suficiente protagonismo como para que algunos ciudadanos me oigan, y me comprendan, y me voten, y así pueda yo conservar mi puesto y mi sillón en el lugar donde se deciden los destinos de la nación. ¿Ok?

Y es que a los seres humanos -no tengo claro aún de dónde salimos - no se nos construyó ni menos aún se nos identificó con un determinado y único modelo de supervivencia,  ante un universo que -sin duda -fue creado por realidades que nadie se imaginó, ni mucho menos pudo haber planificado! Esto es lo que sigue sucediendo, tanto en ese Universo cruel y despiadado que según su conveniencia mata a miles de niños, madres, ancianos y civiles -y mucho menos a los responsables - como aún dentro de la pequeñez territorial y demográfica de nuestro pequeño Uruguay. 

¿Y cómo se explica entonces, que desde esta pequeñez territorial geográfica, geopolítica, y demográfica, uruguaya, salen tantos ejemplos de creatividad empresarial innovadora que suele llamar la atención del mundo entero?!

¡Ah.! eso, amigos míos, es un secreto muy bien guardado por los uruguayos! Tan o mejor aun celosamente guardado, que la famosa y exitosa fórmula de la Coca -Cola, que se dice, permanece guardada y blindada, en algún lugar del mundo, no identificado!
Y si; y porque en última instancia, y a esta altura, según algunos compatriotas, no tenemos nada que envidiar a nadie! ¡Porque somos, la Coca-Cola del mundo!

Amen.

Wednesday, May 02, 2018


Novick, el hombre que sabe manejar la bicicleta…

Claro, no era fácil para el nuevo “Mesías” prometido de Uruguay, Edgardo Novick, quien - después de tener quizá el único gesto noble y serio en su vida, que fue reconocer (obligado por su socios estadounidenses del equipo de Giulini) que el Ministerio del Interior uruguayo tiene una excelente tecnología y equipamiento que ni él mismo conocía - tener que enfrentar ahora la dura realidad que  demuestra que él descalifica, niega y jode, porque sí, sin siquiera tomarse la molestia de averiguar en qué país está.

Y porque luego de haber declarado,  al salir de una visita al Ministerio del Interior junto al equipo de seguridad del exalcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani que  "Estamos asombrados de toda la tecnología que nos han mostrado con mucha dedicación y que realmente no teníamos conocimiento” -agregando que - “Podemos decir que están equipados con buenas cámaras y tecnología y nos han dicho que también a eso se suma una buena capacitación" -ahora debe rebobinar. Y salió con todo:

"Compraron una Ferrari y no saben manejar una bicicleta", respondió ahora el líder del Partido que supuestamente representa a  “la Gente”,  ante legisladores y simpatizantes  del Frente Amplio,  quienes circularon las declaraciones en las que el dirigente admite su sorpresa por la tecnología adquirida por el Estado en seguridad. Y es que en este caso, una vez más, como en tantos otros que han pretendido tomar al Ministro del Interior como trofeo de caza para descalificar al gobierno de turno, se repite la mediocridad de la descalificación y la crítica y la negación, simplemente como ejercicio para lograr protagonismo ante la opinión pública, en busca de aplausos fáciles y aceptaciones cómplices.

Lo mismo sucedió ante la última interpelación de Bordaberry a Bonomi, y que fue como para terminar de hervirse a sí mismo, en su propio aceite usado!

Porque como el pobre Pedro, después haber aparecido en su momento como el “Mesías” resucitado, del Partido Colorado -cosa que a los viejos referentes no les gustó demasiado -se desplomó como cabra en el barranco, y se llevó todas las ilusiones y concreciones de Don Pepe Batlle, para el carajo, una vez más Bonomí fue resucitado: “Levántate y anda, y  sigue andando..Bonomi”, fue el clamor de los dioses que ya no creen en las resurrecciones, las restauraciones, y  las descalificaciones entre los seres humanos que ellos mismos crearon! Y porque como bien lo advirtió Bottinelli en uno de sus artículos, el ejercicio recurrente e indiscriminado de estos mecanismos puede convertirse en un boomerang que vuelve para enrollarse en el cuello de quien lo lanzó. (Ojo; la  simbología es mía!)

Y por supuesto que la prensa, más que ayudar a la sociedad, pone las noticias criminales en los lugares más destacados, al igual que la televisión, informando para beneplácito de los delincuentes,  los operativos más exitosos, los métodos, los lugares, los horarios, e incluso la rentabilidad lograda por la delincuencia organizada. En Uruguay somos capaces de imitar a la revista Fortune, pero en lugar de destacar los 100 personas más influyentes por su participación a la sociedad, nosotros  ponemos a los delincuentes “influencers” entre los 100 más destacados, por el rating que produce a nuestras empresas de comunicación! Y claro, así como invertimos mucho dinero en marketing y publicidades comerciales para hacer conocer las bondades de nuestros productos, también ayudamos al marketing de la delincuencia, aportándoles información sobre los nuevos métodos, nichos de mercado, operativos, asociados,  resultados y bondades, logradas por sus esfuerzos! Planificación estratégica,pues!

A esta altura hay que ser miope o imbécil para no darse cuenta que estos nuevos métodos, el de las bombonas de gas en los cajeros, o  las irrupciones de hasta 17 tipos mexicanos  en el Hotel Enjoy, o los permanentes ataques de distinto tipo y en distintos lugares, en el cual participan brasileros, mexicanos, chilenos, paraguayos, argentinos, etc.,  son producto de “innovadores” que traen desde el exterior ese know how permanentemente actualizado, porque son gente que están permanentemente dedicados, noche y día,  a investigar, planificar, ubicar y desarrollar, los operativos de su “negocio”.  ¡Que es robarnos, herirnos, o matarnos!

Y es que así como se producen los fenómenos de seres humanos bien intencionados, que emigran a otros países en busca de lograr una mejor calidad de vida, también los delincuentes investigan y emigran buscando oportunidades de negocio allí donde ven que hay sociedades que han logrado mejores condiciones de bienestar! Y hacen joint ventures,  y explotan franquicias, y exportan sus conocimientos!

Y nosotros somos tan ingenuos que todavía pensamos que hoy la delincuencia sigue operando de acuerdo a espasmódicos movimientos de ingenuos pobres muertos de hambre que salen a buscar su sustento.  ¡Por favor! Aprovechemos que tenemos un Hospital de Ojos,  operémonos esas cataratas, y entendamos de una vez por todas que así como las empresas han debido ir aggiornando sus métodos y cambiando los elementales paradigmas de productividad, lo mismo hace la delincuencia,  que al fín y al cabo, también es un negocio multinacional. O sea, si somos tan imbéciles como para simplemente mirarnos el ombligo, culpar a nuestras autoridades y a nuestros compatriotas por los resultados de estos fenómenos “importados”  desde el exterior, estamos realmente “en el horno”. Somos imbéciles, y punto!

Y si no conocemos o no queremos conocer lo que se viene haciendo desde el Ministerio del Interior, cambiando totalmente los obsoletos paradigmas en materia de seguridad, modernizando, capacitando, profesionalizando, y equipando, el trabajo policial, yo les recomiendo leer mi artículo: “Inseguridad; caras nuevas, recetas viejas”, que publiqué el 07.08.2014, en Uypress.

Allí destaco, por ejemplo, que en diciembre del 2013, se seleccionó un grupo de policías para viajar a Inglaterra a tomar cursos en la Cambridge University, y formarse en tres áreas: policiamiento basado en la evidencia empírica, policiamiento comunitario y justicia restaurativa. Asimismo, tres destacados criminólogos de Estados Unidos y el Reino Unido visitaron nuestro país,  destacando que Uruguay se perfila como país de referencia a nivel continental en materia de seguridad  y a través de sus protocolos de actuación, comienza a gestar su liderazgo en la región. Jhon Shane, criminólogo y profesor del John Jay College of Criminal Justice de la City University of New York, quien dictó talleres de investigación criminal sobre metodología de la investigación, indicó "que los efectivos uruguayos se destacan por su capacidad y su eficiencia en esta materia y que en una proyección comparada, no hay diferencias sustantivas respecto  a efectivos que realizan tareas similares en países de avanzada como los Estados Unidos".

Y también destaco que ante graves hechos sucedidos en su país, en aquellos momentos,  el ministro británico David Cameron reconoció que su desafío era de "reparar sociedades rotas" producto de un colapso moral. Anunciando incluso, que estaba contratando a un "super policía" extranjero (William Bratton) quien fue el verdadero artífice de la política contra el crimen del Alcalde Rudolph Giuliani en Nueva York, para resolver sus problemas en materia de lucha contra la violencia urbana, Y si Londres, un país del llamado primer mundo y con uno de los cuerpos policiales más reconocidos a nivel mundial (Scotland Yard) y con sistemas vigilancia sofisticados (hay cámaras de vigilancia en cada calle, espacio y servicio público, etc.) debe recurrir a estos mismos personajes, su problema es más grave que el de Uruguay!

Pero también repaso las adquisiciones de sofisticados equipos de identificación,  como el software denominado “Evofinder”, para la división Balística de Policía Científica, que permite el cotejo de balas obtenidas en los escenarios de un crimen. O el Sistema Automático de Identificación Dactilar (AFIS), por sus siglas originales en inglés; o la creación del Laboratorio de Registro Nacional de Huellas Genéticas (Codis), el software que permite el almacenamiento de estos datos, y que fue proporcionado por el FBI. ¿Qué tal? ¡Y muchas mejoras más!

Y hoy, todo esto es reconocido por el equipo de los Superpoderosos de Giuliani! (Y en esto sí, culpo al Ministerio del Interior, por no haberlo difundido suficientemente!). ¡Y todavía nos quejamos! Y seguiremos interpelando a Bonomi, o al que esté  de turno; o acudiremos al hombre que sabe manejar una bicicleta pero, en materia de seguridad pública nunca podrá comprar  un Ferrari.  Porque como él mismo lo reconoció, el Ferrari ya está comprado!

Y vuelvo a repetir lo que en su momento afirmó mi tocayo Albert Einstein; “Hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y del universo no estoy seguro”. ¡Y claro, que yo tampoco!

Amen.

Monday, March 12, 2018



El mundo al revés (II)                                                                                            Aunque yo solo sé, que no se nada.

En el artículo anterior, traté de explicarme en el lenguaje “al revés”, que han hecho popular y manejan con suma maestría, algunas compatriotas. Hoy, voy a intentar explicarme de otra forma, porque no es fácil para los uruguayos entendernos entre nosotros mismos. Y comenzaré por decir que “Yo solo sé que no sé nada (y para hacérselas más fácil, se los diré en griego clásico:” ἓν οἶδα ὅτι οὐδὲν οἶδα, hèn oîda hóti oudèn oîda”; y también en latín: “scio me nihil scire o scio me nescire”) Y no crean que, como uruguayo parte de los 3 millones de directores técnicos que somos, no me desgarra profundamente la autoestima tener que reconocerlo!

Menos mal que Platón completó la frase, agregando: ..“y, al saber que no sé nada, algo sé; porque sé que no sé nada”, lo cual  es como el hecho de saber algo (y quizá mucho) pero tratar de hacerse el modesto, para no quedar como un porteño agrandado. Y entonces sí, tanto uruguayos como porteños, nos sentimos reconfortados!

Y esto lo traigo a colador (digo a “colación”, que es más o menos lo mismo) porque si bien todo el mundo, o buena parte de él (menos los estúpidos radicales), hablan en este Nuevo Siglo maravillas de este pequeño país llamado Uruguay, los mismos uruguayos pareceríamos no darnos cuenta de los éxitos logrados, allí donde tantos fracasaron! Los mayores organismos crediticios mundiales, los más influyentes medios periodísticos, y los más reconocidos analistas de la economía, el desarrollo social y el crecimiento con inclusión social, hoy nos reconocen.

Porque al mundo exterior no le interesa en absoluto las pajas y diferencias internas que podamos tener entre nosotros; simplemente le interesa saber quiénes somos de acuerdo a las grandes valoraciones y la credibilidad que podamos aportar los demás. ¡Y es como debe ser!

Y quiero aclarar que no voy a considerar que esto ha sido solamente producto de las políticas gubernamentales de estos tres gobiernos frenteamplistas, aun cuando sin duda han tenido su mérito! Esto ha sido producto de miles de uruguayos que con su creatividad, su esfuerzo, su entrega y su dedicación, han posicionado a este país dentro de los máximos exponentes del famoso “crecimiento con inclusión social”. Y más allá, en crecimiento con inteligencia natural y también con la artificial!

Porque cuando el país se jodió, iniciando el Nuevo Siglo (año 2002) comenzaron a aparecer emprendedores de distintas actividades, quienes lejos de amilanarse ante las dificultades, se atrevieron a desafiar a los máximos exponentes mundiales con productos e innovaciones impensadas, y soluciones y aplicaciones inimaginables. Hasta posicionar al país entre los primeros exportadores mundiales de software, de caviar, de aplicaciones tecnológicas, y en desarrollar modernos polos tecnológicos que captaron a las más emblemáticas empresas  multinacionales para posicionar sus centros logísticos de atención y distribución, y que significaron un ejemplo para la región.

Y hoy somos un ejemplo mundial en tecnologías de la comunicación, siendo primeros en la región. Mientras que a nivel gubernamental fuimos el primer país en el mundo en desarrollar el icónico programa de una computadora por niño del norteamericano  Nicholas Negroponte, y destinado a igualar las posibilidades sociales: el Plan Ceibal!

Y hasta en asombrar al resto del mundo, con una revolucionaria idea dirigida a dotar al otro sector extremo -y generalmente más olvidado de la sociedad, la tercera edad - con  una herramienta tecnológica que la mantuviera conectada y actualizada con los avances de la humanidad: el Plan Ibirapitá! ¡Vaya, para mí que  esto sí, es revolucionario! Porque al decir de  Bolívar, “una verdadera revolución socialista, se basa en “el sistema de gobierno más perfecto, es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”. ¡Y eso es lo que el Uruguay ha logrado! 

Y en desarrollar un sistema de trazabilidad para que nuestras carnes bovinas pudieran entrar directamente a las góndolas de los más sofisticados mercados mundiales; y últimamente, en ganarle la batalla a la dependencia energética del petróleo, desarrollando una nueva matriz energética que hoy buena parte del mundo nos envidia. Sin contar además, lo que durante este tiempo y producto de todo este esfuerzo, se desarrolló en materia de ejemplares planes sociales para rescatar de sus inequidades a los más vulnerables de la sociedad.

Pero hoy los productores “autoconvocados” (y yo diría “autoarrogados”) siguen rebatiendo argumentos del gobierno, renegando ahora hasta de la “trazabilidad”, uno de los éxitos internacionalmente reconocidos del país, que nos permite hoy colocar nuestras carnes en los mercados más sofisticados del mundo!; Declarando, incluso, que la trazabilidad se pierde cuando el animal faenado entra al frigorífico!  ¿Y ésto, pregunto yo, no es como pegarnos un tiro en el pie a nosotros mismos, frente al exigente e implacable mercado mundial?! No es una especie de traición a la nación, en aras de defender un miserable beneficio particular?!

 Y además, aún cuando el Fondo Monetario Internacional pronostica un crecimiento del PIB del 3,4% para 2018, ellos auguran  una caída en las exportaciones agropecuarias este año; consideran que el alza del precio de la tierra de años pasados fue una burbuja, y denuncian que el Estado en ningún momento adaptó sus costos para ayudar al sector productivo a competir. ¡Carajo! ¿Será que el Estado no ajustó sus costos a los de ellos en particular? ¡Qué cinismo sectorial, tratando de amenazarnos con su egoísta posición de ser imprescindibles, en un país que ha demostrado que otros -por suerte -ya han tomado estos lugares, con otras actividades! Como el turismo, la tecnología y toda la actividad de los servicios!

Ok; aceptemos si, que los costos de producción han subido considerablemente, y que ello afecta la rentabilidad! Pero también deberíamos considerar que “los campos uruguayos volvieron a valorizarse”; que la venta de tierras aumentó 50% en monto en 2017, y el valor promedio fue US$ 3.712, creciendo 10% frente a 2016. Que el gobierno no puede disponer de fijar los precios internacionales, pero que debería valorizarse el mérito de haber pasado, en los últimos 13 años, de apenas 60 mercados internacionales a más de 160!

Que el Gobierno tampoco puede incidir en las condiciones climáticas, beneficiosas o negativos, para los agroproductores, pero que ha implementado una serie de estímulos y ayudas como nunca antes, a los hortifruticultores, y a los más golpeados por estos factores. Y que no es fácil, para un país pequeño y tomador de precios, como Uruguay, poder equilibrar las distintas necesidades de la sociedad! (Como tampoco lo es para muchos de los más grandes!)

Pero por otro lado y para complicarla más, a pesar de que en éste como en los países más desarrollados, se tratan de implementar sistemas de riego aprovechando incluso los beneficios que en su momento nos da la naturaleza con sus precipitaciones, ahora se viene la campaña del PIT-CNT, por iniciativa del sindicato de OSE, FFOSE,  para realizar un referéndum contra la ley de riego, promovida desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, y con el apoyo político de todos los partidos políticos con la sola excepción de Unidad Popular. ¡Joder! ¡Que ni siquiera es fácil aprovechar la naturaleza, en este bello Uruguay!

 Por mi parte, sigo confiando en que dentro del último recurso que le queda a la humanidad (incluidos los uruguayos) para asegurar su supervivencia, y que es hacer el indispensable y vital ejercicio de razonamiento que permita tomar las decisiones trascendentes, debemos apoyarnos  en dos cosas fundamentales: en el resultado de las experiencias propias y ajenas, y en respetar la voluntad de las mayorías!. ¡Lo demás, es todo paja!

Y creo que los últimos trece años vividos por este “Nuevo Uruguay” (yo llevo apenas nueve y uno de ellos estuve más muerto que vivo) deberíamos valorar los enormes y enriquecedores cambios que ha logrado el país, el cual -sin mayores y más bien menores -recursos naturales, hoy es ejemplo para buena parte del mundo, por la única y verdadera y sostenible riqueza, que define la riqueza de una nación: ¡la capacidad de su gente!

Y he tratado de explicarme al derecho y al revés; y ahora incluso en griego y hasta en latín; confesando que si bien “Solo se que no se nada, al saber que no sé nada, algo sé; porque sé que no sé nada”. (Pero a lo mejor algo sé, porque algo he aprendido).

No sé; a veces pienso que Platón era tan complicado como los uruguayos…!

Amen.


Saturday, February 24, 2018


¡Con el monstruo adentro!

Los uruguayos hemos llegado a la frustración de Kimberly Snead, la enfermera de 49 años e integrante de la familia que acogió como a un hijo en su casa de Florida (USA), a Nikolas Cruz, de 19 años, y autor de la reciente matanza que dejó 17 muertos en un instituto de Florida, cundo expresó: "Teníamos a este monstruo en casa y no lo sabíamos".  Pues en Uruguay nos pasó lo mismo; teníamos y tenemos, a estos monstruos en casa, y no lo sabíamos! ¡O no queríamos darnos cuenta!

Y es que no puedo dejar de indignarme  ante este verdadero  cáncer social que en forma de violencia irracional y criminal, ha hecho metástasis en la convivencia de la sociedad uruguaya, haciendo que muera lo mejor de nuestra sociedad, mientras queda viva la peor expresión de su maldad! ¡Y porque no hay justicia que pueda devolvernos esas inocentes vidas que ya no están! Como la de Florencia Cabrera, esa joven muchacha, y madre, que trabajaba como cajera en un supermercado, para ganarse apenas un modesto sueldo con el cual sustentar su situación social y familiar, y a cuyo hijo de siete años, habrá que explicarle ahora que ya no la espere más, porque ya no la volverá a ver! Y porque a su madre la mató de un tiro por la espalda un monstruo enfermo para llevarse un enriquecedor botín de 2.000 pesos!

¡Mierda; hijo de tu madre; me hubieras pedido a mí 100000 veces más, y yo me endeudaba hasta las pelotas para dártelos, con tal de salvarla! Con tal de salvar a una madre; con tal de salvar una vida inocente que creaba vida, mientras vos las destruís! ¡Les juro que se me hace un nudo en la garganta! Y por más que alguna vez me han tratado de machista, les aseguro que a los machistas también se nos humedecen los ojos, y se nos estruja el alma!

¿Y nos conformaremos con unos años de cárcel para su asesino, el “Kiki”, Christian Damian Pastorino Pimentel, que, ahora se sabe, había ultimado hace muy poco tiempo también a su joven pareja, de 20 años, y en presencia de su hijo? ¿Unos años separándolos del resto de la sociedad, pero alojado gratuitamente bajo un techo digno (ahora en una cárcel modelo), alimentándolo, y brindándole todos los servicios sociales que a muchos de nuestros honestos y trabajadores ciudadanos, no hemos podido concederles?
 A esta mente tan enferma, que tenía  amenazada de muerte, incluso, a su propia madre!

 Tan enferma como esos “machos” desquiciados, resentidos y frustrados, que no soportan que los deje una mujer, y la matan, por no animarse a ser hombres!

Estamos enfermos; estamos ante un virus cada vez más resistente, que se resiste a los tratamientos convencionales, destinados a salvar la vida y mejorar las condiciones de vida de un ser humano. Y parecería que se reproducen cada día con mayor virulencia, sin que nada ni nadie del mundo social, que invierte enormes recursos en ofrecer mejores oportunidades a quienes no las han tenido, sea suficiente para ellos.

Por algo hoy los hermanos chilenos, hartos ya de su  cuota de paciencia contra la maldad, acaban de manifestarse en un porcentaje de al menos un 65% de la sociedad, para restaurar la pena de muerte! ¡Triste, patético, vergonzoso para la humanidad; pero es la misma humanidad la que reclama su defensa! Y una reciente encuesta de la empresa Opción Consultores, indica que el 78% de los uruguayos apoya la aplicación de la cadena perpetua para los delitos excepcionalmente graves, y el 43% apoya la pena de muerte. 

Y esto no se resuelve, y lo sabemos, acudiendo una vez más a interpelar a Bonomi en el parlamento nacional! Por favor..! Si somos puro “parlamento” político partidario, y cada vez menos  compromiso nacional! Ni tampoco con medidas más efectistas que efectivas, y para lograr protagonismos, sugiriendo sacar los militares a las calles! Bien lo dijo el Diputado Fernando Amado, "Después hablan de populismo y demagogia. Lo peor, el enorme desconocimiento de la profundidad del problema; y ni hablar de la ignorancia de la diferencia entre preparación/formación/mentalidad militar y policial. No a militares en la calle haciendo trabajo policial".

¡Yo me avergüenzo, como hombre y como uruguayo,  de estas atrocidades humanas que no deberían existir en Uruguay! Y porque me duele doblemente, ya que también afectaron gravemente a un guardia de seguridad venezolano, que vino a este país perseguido por la vergonzosa e indignante realidad de un gobierno corrupto e inmoral que está matando de hambre y necesidades sanitarias a su gente. ¡Y porque yo conviví dieciocho años con ellos!

Ni tampoco lo solucionaremos, con recetas más efectistas que efectivas como hacerle el negocio gordo al ex Alcalde gringo Giuliani, quien  por sus supuestos éxitos en Nueva York creó una Consultoría (pregúntenle a López Obrador, en México) cuando en realidad los méritos fueron de William Bratton!

Amen.

Nota: Quizá el único gesto humano que tuvo el Kiki en su vida, y que yo se lo agradezco, fue dispararse recientemente él mismo un tiro en la cabeza, evitándonos que la justica -injustamente -lo confinara en una cárcel para recordarnos con su vida, día a día, que los monstruos existen, y hacen mucho daño.  Y que no podemos seguir aceptando pasivamente, la muerte de inocentes!


Wednesday, February 07, 2018

“Sever la odnum le”. (El mundo al revés)


Es que hay gente dentro de nuestros compatriotas, que perecería que se especializa en ver el mundo al revés. O tratar de convencernos de que sin sus brillanteces intelectuales, puede llegar a estarlo! Joder! Es como pa’ asustarse, ¿no? Bueno, pero  ¿es que acaso el universo va a atreverse a realizar cambios en la humanidad, sin consultar a los uruguayos?! ¡Inconcebible!

Y es que son capaces de afirmar que si usted se resiste a entender las cosas como son,  leyendo los hechos de la forma tradicional, puede tratar de entenderlas leyendo y pronunciando las palabras al revés. O sea,  Usted puede decir "Satse omoc aloh", en lugar de “Hola como estás”, y puede referirse a sus amistades llamándolas “Anairda”,  o “Anitsuga”, en lugar de sus verdaderos nombre, ”Adriana” y ”Agustina”. Y es que aquí mismo, en Uruguay, y según una investigación del diario El País, hay algunas personas que han hecho de este ejercicio una verdadera especialización, manteniendo una conversación entera -al revés.

También puede decir “Omsilaicos” en lugar de Socialismo, “Arudatci” en lugar de Dictadura, u  “Omsiratirotua” en lugar de Autoritarismo. Y también, si le gusta más, puede decir “Oturb” que suena mucho más lindo que Bruto, “Ercoidem”, en lugar de Mediocre, o “Licebmi”, mucho más diplomático que Imbécil. En fín; todo se trata de que si usted quiere de verdad entender las cosas como son -y no como usted quiere que sean -tiene distintas formas de leerlas, decirlas e interpretarlas.

Adriana Gindel, por ejemplo,  tiene 40 años, vive en Montevideo y habla al revés desde que tiene seis años. Y también lo hace Agustina Sanner, una uruguaya de 23 años que nació en Melo, Cerro Largo, cuando le piden  que diga algo, cualquier cosa medianamente interesante. No le tiene miedo a ninguna palabra que le pidan y las dice al revés e instantáneamente. Y es muy probable (pienso yo) que al ser de Cerro Largo, y teniendo esta condición, en cualquier momento la inviten a asesorar al Partido Nacional, porque ahora, entre Verónica Alonso, Sergio Botana y Lacalle Pou, andan pergeñando una nueva interpretación para presentar al partido ante las próximas elecciones de autoridades nacionales. ( ¡Botana ha hecho tantos contratos!)

El asunto consiste en atraer a votantes del FA., y entre otras cosas, cambiar el directorio del partido, usar ideas de Gonzalo Mujica (ex Frente Amplio y ex Mujica) y hacer un nuevo partido! ¡Y parece que hasta Bordaberry está de acuerdo! Y es que esta vez serían: “Osnola”, “Ellacal uop”, y “Anatob”, y desprenderse en lo posible de “Agañarral”. Bueno; al revés suena mejor!

El plan del exfrentista incluye cinco áreas: inserción internacional, política económica, educación, seguridad y salud. ”No pido un programa común -les dijo Mujica -sino algunos puntos de acuerdo que sirvan para darle a la ciudadanía un compromiso”. ¡Y se achicharraron el cerebro! Al fín, tuvieron que recurrir a un ex frentista, para incorporar ideas frentistas!

Mientras, el senador del Partido Nacional, Jorge Larrañaga manifestó públicamente, a comienzos de enero,  una propuesta de armar en este 2018 un acuerdo entre los partidos de la oposición para enfrentar en las próximas elecciones nacionales (2019) al Frente Amplio y lograr un triunfo. La propuesta se basa en liderar un proceso para buscar un “acuerdo sobre los cinco o seis principales temas del país para generar una propuesta alternativa que permita encontrar las mayorías parlamentarias”. Larrañaga manifestó que no se trata de hacer un “programa de gobierno en conjunto” sino que es “más acotado” apuntando a los principales temas de la agenda de gobierno como salud, trabajo, seguridad, entre otros. ¿Más de lo mismo? Algo muy similar a lo anterior, ¿verdad?

Y otro que ha llamado a un pacto hasta con el diablo es Edgardo Novick, el nuevo “Mesías”, gestor, que en octubre de 2017  contrataba consultoras  para seleccionar sus candidatos a intendente para las elecciones departamentales de 2020, y que ahora propone achicar el Estado eliminando Intendencias! Que tuvo la  original idea de contratar como asesor en seguridad al ex Alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani. Y a quien Bordaberry definió como un “parasitismo negativo”, que consiste en “criticar todo el día a cuanta persona tiene enfrente y que “crece gracias a su billetera”. Bueno; también busca matrimonio para los mismos temas..

O sea, ¿esta es la oposición que puede exorcizarnos del Frente Amplio, buscando acuerdos y acomodos entre ellos, descalificando y descalificándose, revolcándose en las mismas promesas -más para ellos mismos que para los electores -haciendo malabares a ver quién se junta con quien, para lograr pegar con Poxipol los pedazos y rajaduras producidos por su falta de credibilidad entre propios y extraños. ¿Y dónde están las nuevas ideas y propuestas que le reclaman al Frente Amplio? ¿Sólo descalificaciones? ¿sólo negaciones?, ¿sólo “parasitismo negativo”, al decir de Bordaberry?

¿Y qué es lo que podrían mejorar de la gestión del FA? Fíjense que  en la edición Noviembre - Diciembre 2017, del  Newsletter  “Nueva Sociedad”, Gerardo Caetano  reconoce que “Con varios éxitos en el campo económico –casi 15 años de crecimiento ininterrumpido y una proyección de continuidad para el próximo trienio– y social –descenso pronunciado de la pobreza y de la indigencia, incremento sostenido del salario real de los trabajadores (55% en los últimos 12 años) en la mitad de su tercer mandato el gobierno progresista uruguayo enfrenta descontentos visibles dentro y fuera de filas”. 

Bueno; digo yo, ¡lo increíble sería que no los enfrentara, después de dos gobiernos y en medio de un tercero! Pero, ¿y de dónde venimos, me pregunto yo? Y el mismo Gerardo Caetano nos lo explica: “El examen de indicadores como la caída vertical del Pib entre fines de 1998 y mediados de 2003 (en términos globales y per cápita), los niveles del desempleo que orillaron la cifra récord de 20%, la fuerte reducción del salario real, el aumento de la inflación, la relación entre la deuda pública y el Pib, el descenso también vertical de las exportaciones, la retracción de la industria manufacturera, la profundización del endeudamiento agropecuario, la crisis devastadora del sistema financiero, entre otros procesos, llevaron al país a los umbrales del defaul”.


Resultado de imagen para gerardo caetano¿Y luego qué? -“El país inició tras esa crisis uno de los periodos de mayor crecimiento económico de su historia moderna ( ) Desde el segundo semestre de 2003, los principales indicadores económicos y sociales evidenciaron una evolución particularmente positiva: fuerte crecimiento del Pib; ascenso sostenido de las inversiones en general y de la inversión extranjera directa en particular; incremento de las exportaciones y de los ingresos vinculados a la industria turística; disminución sensible de la tasa de desempleo y de los índices de pobreza e indigencia (en rigor, a partir de 2005); franco aumento del gasto público social per cápita (también desde 2005); gradual mejoría en la distribución del ingreso en términos generales (a partir de 2007). 

Y quedaban, todavía, las terribles secuelas sociales de la crisis -agrega Caetano - “En apenas cuatro años, emigraron más de 100.000 uruguayos (en un país con poco más de tres millones de habitantes); la pobreza trepó en 2004 a 39,9%, con seis de cada diez niños de 0 a 5 años en esa condición; la indigencia lo hizo a 4,7%, entre otros indicadores similares”

Y termina diciendo Caetano que “Por otra parte, la razonable previsión de crecimiento para los próximos años, aun con la desaceleración iniciada a partir de 2015 pero aparentemente revertida en 2017, hace pensar que la economía uruguaya acumulará durante este periodo, que se inicia tras la crisis de 2002, el mayor crecimiento de toda su historia moderna”.

Bueno; si alguien de verdad se anima a mejorar todo ésto, yo me hago fan! Y les juro que cada día me cuesta más entender a los compatriotas uruguayos!  ¿Será que a ellos también les cuesta entenderme a mí? ¿Será pues que deberemos acudir a utilizar el idioma al revés, para ver si nos identificamos? A esta altura de mi vida, de mi larga y azarosa vida, yo me siento orgulloso del Uruguay que tenemos. Porque ha sido el único hasta ahora, en nuestra región de implementar un socialismo  (u “Omsilaicos”) ”en serio” y no “en serie”.

Y no coincido con quienes  afirman  -sin razonar por qué -que el primer gobierno de Tabaré se distinguió por estar adelante de los problemas, y este tercero los va siguiendo de atrás! Caramba; muy necios seríamos si no sabemos distinguir entre la diferencia de recibir un país totalmente atrasado y enormemente endeudado, tanto en materia intelectual y productivo como a nivel social y destructivo, y éste actual! ¡Por Dios; si ayer estaba todo por hacer, y hoy se ha hecho casi todo!

Resultado de imagen para jack welchEn su muy exitoso libro “Winning”, Jack Welch, el hombre que salvó a la gigante General Electric de su crisis financiera en la década de los 80 y fuera elegido por la Revista Fortune como el “Directivo del Siglo” por sus impresionantes logros al frente de la compañía, asegura que “Al final, las empresas que triunfan son lo único que sostiene nuestras sociedades. Los gobiernos no crean nada”. Pero resulta que en Uruguay se da algo paradógico: ¡el Estado tiene que salir a salvar a las empresas que no logran triunfar por sus propios méritos! Tanto en el sector público, como en el privado!

Y recordemos también que Uruguay es el país de los pedidos; por algo aquí nació la exitosa aplicación “Pedidos ya”, para pedir comidas a domicilio, y que incluso trascendió fronteras! Todos piden de todo; mejores condiciones para vivir, otros mejores para producir, otros  para trabajar, otros para consumir, otros para protestar, otros simplemente para joder, etc. etc., y es que yo pienso que el gobierno en vez de instalar la prometida ventanilla única para las consultas sobre los servicios nacionales, debería  instalar una aplicación del tipo  “Pedidos ya”, pero para atender a los pedigüeños de tantas apetencias económicas y sociales.

¿Sería “Ay sodidep yauguru”?

Nota: En el Newsletter “Nueva Sociedad”, enero 2018, y bajo el título Las tareas de la socialdemocracia, Wolfgang Merkel dice que “En el SPD (Partido Social Demócrata Alemán) existe un viejo mito según el cual los socialdemócratas pueden recuperarse y rejuvenecer solo en la oposición”. ¿Será que le está faltando algo de esto al Frente Amplio? ¡Pero es que en todo caso, esta receta no le ha servido tampoco a los partidos de oposición, ya que pese a sus innumerables años, no terminan de recuperarse y rejuvenecer!