Wednesday, May 30, 2012

Jóvenes uruguayos: la silla que valió un premio.

"Queremos hacer una movida, decirles a los jóvenes que nada es imposible, y que si hay que agachar el lomo y martillar un clavo, hay que hacerlo porque después viene la recompensa". Este es el mensaje de  Alfredo Causa, de 21 años; quien tiene, además de motivaciones, hechos concretos para  demostrar su afirmación. Y es que Alfredo es uno de los jóvenes del Club de Ciencias que lograron el tercer puesto en la categoría "Ingeniería Eléctrica y Mecánica" de la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería, patrocinada por la Corporación Intel.

Alfredo Causa, Richard Garré, 18 años, Matías Galimberti, 21, junto a su profesor Sergio Capillera, 29, son los jóvenes sanduceros que, con su creación de una silla de ruedas comandada por la voz, pusieron a Uruguay en el podio de la feria internacional de tecnología que tuvo lugar en Pittsburgh, Pensilvania. Dentro de un total de 1.500 proyectos, y al menos 400 en la citada categoría, se presentaron en esa feria - considerada la más importante en el mundo a nivel preuniversitario- con su proyecto al que denominaron "Chairtec": una silla que obedece las indicaciones del usuario, y avanza, gira y se detiene, al impulso de la voz.


Al leer la noticia –ya que muy poca difusión le da a hechos como éste  nuestra cobertura televisiva –vino a mi mente una vez más  aquella imagen del célebre científico Stephen Hawking, afectado por una  esclerosis lateral amiotrófica, y su silla de ruedas, la cual utiliza para desplazarse en público. La misma está controlada por un ordenador que maneja a través de leves movimientos de cabeza y ojos, y que también le permite seleccionar palabras y frases en su sintetizador de voz. 

Y más allá del premio de  US$ 1.000 a repartir entre todos, estos jóvenes sanduceros confesaron a la periodista Sandra Kanovich, en Paysandú, que el mayor reconocimiento fue el recibimiento que los sanduceros les ofrecieron a su regreso, con una caravana que los esperó en el ingreso a la ciudad y los llevó por sus principales arterias. "Fue increíble, esperábamos que estuvieran nuestras familias, los amigos, pero tanta gente no nos imaginamos nunca", piensan ahora, algunos días después de obtener el galardón internacional.
Un ejemplo de jóvenes para otros jóvenes..

No pierden la oportunidad de agradecer a todos quienes los ayudaron a lograrlo y confían en que lo vivido es un buen puntapié para su futuro. Pero por sobre todo, creen que su experiencia debería ser un ejemplo para otros jóvenes y una lección para las autoridades que tienen en sus manos promover e incentivar la educación y el desarrollo. "No todos los jóvenes somos iguales; parece que ahora todo tiene que ver con la droga y esas cosas, pero otros no somos así, queremos salir adelante", expresa, apuntando a las dificultades que enfrentaron.

"El gobierno debería facilitar, apoyar más estas cosas, para que los jóvenes pierdan el miedo y demostrar que acá es posible crear tecnología, que nos podamos quedar en el país y no tener que irnos, no que vengan empresas extranjeras, pongan la tecnología, capaciten gente y después se la lleven", señala Alfredo Causa. Más reflexivo, Richard Garré plantea que su experiencia es una muestra de que es necesario prestar mayor atención a los jóvenes con ganas de crecer.

Desde mayo del año pasado comenzaron a trabajar en el proyecto de su silla de ruedas. Hicieron sacrificios, pasaron fines de semanas enteros trabajando, a veces hasta se olvidaban de alimentarse y no pocas veces se desanimaron y pensaron que no cumplirían el objetivo, aseguran. Los tres jóvenes egresaron a fines de 2011 del Bachillerato Informático. Alfredo y Matías trabajan; el primero, como docente en el ITSP de Guichón; el segundo, como "pasante" en el instituto en Paysandú. Es una especie de conserje, explica: durante cuatro horas diarias, es el encargado de la limpieza y de cerrar o abrir salones.
"Agradecemos profundamente a todo el pueblo que nos ayudó, pero la verdad es que para mí fue una vergüenza haber tenido que salir a hacer una campaña para recolectar dinero para poder llegar todos a EE. UU.”, apuntó Richard, refiriéndose a que con los recursos que ofrecía el MEC no podía viajar todo el equipo. El docente Capillera respalda el reclamo: más allá del orgullo y la satisfacción por los resultados, hay que reflexionar, por ejemplo, en que no se pudo llevar la silla a Estados Unidos por el costo de traslado y la presentación fue con un video.

Para empezar, ya coordinaron con dos liceos privados para presentar su experiencia y estudian la forma de continuar el perfeccionamiento de su invento, que por otro lado, ya está patentado.

Nota: Me referí a Stephen Hawking  en un artículo publicado en este blog en diciembre 2011:
http://la-tercera-opinion.blogspot.com/2011/12/uruguayos-que-asombraron-al-mundo-en.html citando el extraordinario trabajo de otros uruguayos: el Dr. Pablo Díaz Amarilla, licenciado en Bioquímica por la Facultad de Ciencias e investigador en ciencias médicas y de la salud, quien junto a Luis Barbeito, director del Instituto Pasteur y técnicos del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable,  estudiando mecanismos celulares asociados con enfermedades neurodegenerativas como la ELA, descubrieron y aislaron  un nuevo tipo de célula que acelera la enfermedad. ¡Y ahora agregamos el excelente trabajo de estos jóvenes sanduceros!

 Mi opinión: A un ser rudimentario como yo - a quien particularmente sorprenden y motivan estos “descubrimientos” que nos ofrecen nuestros jóvenes emprendedores, por sobre las repetidas descalificaciones a que nos tienen acostumbrados políticos y “pensadores profundos”  empeñados en negar nuestra realidad –este tipo de noticias me lleva a reafirmar que hay otro Uruguay posible, al cual deberíamos prestar más atención. Porque aun cuando supuestamente, al fin  descubrimos que tenemos petróleo, yo insisto en que la principal riqueza natural, está en la mente de nuestra gente. Y los ejemplos, a nivel mundial, están más allá de toda discusión. Ojalá sigamos descubriendo y aplaudiendo este tipo de “petróleo humano”, porque es el que verdaderamente nos enriquece como nación, y nos provee el combustible necesario para nuestra superación.

 Argenta
Mayo, 2012

1 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Muy buena nota! Felicitaciones! Mi nombre es Richard Garré, les dejo un Link por si quieren informarse más! https://www.facebook.com/CHAIRTEC

es la página oficial del Proyecto! Saludos!

9:50 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home