Thursday, October 29, 2009

Uruguay: adiós a las armas.

El ejemplo de Uruguay.

Dentro de los miles de comentarios, análisis y reflexiones, producidos tras el evento eleccionario llevado a cabo en Uruguay el 25 de octubre del 2009, me ha llegado en estos días un artículo de Alejandro Peña Esclusa, ciudadano venezolano representante de la más reaccionaria oposición al gobierno de Hugo Chávez, en Venezuela. En su aventurado artículo, y bajo el título “El retroceso del Foro de San Pablo”, este señor se regocija catalogando el resultado de las elecciones uruguayas -en las cuales el partido de gobierno no alcanzó por apenas tres puntos la mayoría para adjudicarse el triunfo en primera instancia -como “otro golpe en la secuela de derrotas que ha tenido el foro de San Pablo durante este año”.








En su afán por desprestigiar al candidato del partido de izquierda que ha representado exitosamente en el gobierno el saliente Presidente Tabaré Vázquez – quien al no prestarse a un movimiento reeleccionista se retira con más de 60% de aprobación popular –Peña Esclusa afirma equivocadamente: “El ex tupamaro José Mujica, candidato presidencial del Frente Amplio, obtuvo alrededor del 47% de los votos; más o menos lo mismo que alcanzaron –sumados– los candidatos de la centro derecha, Luis Alberto Lacalle (30%) y Pedro Bordaberry (17%), quienes ya anunciaron una alianza para la segunda vuelta, que se realizará el 29 de noviembre. Además, la izquierda perdió la mayoría parlamentaria que tenía, y ahora las tendencias están equilibradas en el Congreso”. Si hubiera esperado unas pocas horas más, ya que el recuento no había terminado y eran cifras parciales, se hubiera enterado que el ex tupamaro José Mujica superó el 48%, mientras que el Dr. Lacalle bajó al 28%, y Bordaberry quedó en el 17%. Y que con estas cifras el Frente Amplio si se aseguró nuevamente la mayoría parlamentaria en ambas cámaras, y que sumando sus votos, los opositores no lograron tampoco superar al partido del gobierno.

José Mujica, candidato presidencial FA
Es una pena que este ciudadano –cegado por su rechazo a las prácticas bárbaras de Hugo Chávez -no se tome el inteligente trabajo de informarse mas detenidamente sobre las diversidades existentes en los modelos y las prácticas políticas aplicados en los distintos países de nuestra región, haciendo temerarias y apresuradas afirmaciones que duran tan poco, como el reinado de Pedro Carmona.. En este aspecto, tratar de alinear el movimiento de izquierda que integra el socialismo uruguayo con el de Chávez y sus socios de la secta Castrista, es digno de alguien que no sabe un carajo de lo que ha estado ocurriendo en Uruguay. Y por ello, y para quien le interese, voy a recomendarles leer el artículo que publiqué en mi página http://la-tercera-opinion.blogspot.com bajo el título “Del comunismo al socialismo, u otras variantes”, porque creo que Uruguay es hoy un ejemplo de Socialismo en serio –no en serie -que se ha ganado el respeto y el reconocimiento de toda la comunidad mundial, incluso los más conocidos organismos financieros internacionales.

Como uruguayo -realizando un análisis desprejuiciado de toda injerencia político ideológica - y después de haber vivido la intensidad de los últimos dieciocho años en Venezuela, me duele profundamente constatar que mientras Uruguay ha encarado la más inteligente apertura al mundo para sustentar un socialismo basado en la tolerancia, la inclusión, la participación y el compromiso social, este hermoso país hermano caribeño, está copiando el modelo de convivencia de la Isla de Robinson Crusoe.
El proceso uruguayo.

A los uruguayos nos costó mucho aprender nuestras lecciones. Fueron años de luchas fratricidas con desgarramientos sociales, odios radicales, mucha sangre y muchos muertos para un país tan pequeño. Desde las derechas más anquilosadas hasta las izquierdas más radicalizadas, cada quien probó un pedazo de esta torta de experiencias con sabores agridulces. Aprendimos que todos los extremos conllevan al fracaso. Que del acné juvenil a las arrugas hay un tiempo que no se mide solo en años, sino en la contribución que cada quien hace a su comunidad. Los hechos de hoy –medio siglo después de la barbarie -están mostrando, más allá de las cifras y los datos, que la madurez ha comenzado a ser una constante en la sociedad uruguaya, de cara al nuevo siglo.
El Presidente Vázquez ha entregado 380.000 computadoras a los escolares uruguayos.
Con la presidencia del Dr. Tabaré Vázquez, ejecutor entre otras cosas del extraordinario Plan Ceibal, Uruguay cambió las armas por computadoras para los escolares, y transitó la etapa de un socialismo moderado, sin exclusiones, ni radicalizaciones, pero con el énfasis en la mayor participación social, sin descuidar –para ello -la inversión y el desarrollo. Permitiendo que quienes saben producir riqueza la produzcan, pero recordando que la verdadera riqueza de una nación no es el coto exclusivo de unos pocos, sino el patrimonio inclusivo de una mayoría. Aún hay muchas grietas sociales, y también muchas resistencias. Ya lo decía Maquiavelo allá por los años 1500: “…no hay nada más difícil de emprender, más peligroso de llevar a cabo y con menos garantías de éxito, que tomar la iniciativa en la introducción de un nuevo orden de cosas, porque la innovación tiene como enemigos a todos aquéllos que se beneficiaron de las condiciones antiguas”. Y ya lo está comprobando Obama, en los Estados Unidos, por tratar simplemente, de brindarle un mejor sistema de protección de la salud, a su pueblo.

Tracy Betts, representante del BID en Uruguay
Los resultados.

Más allá de alcanzar records históricos de inversión privada y los mayores índices favorables sobre crecimiento, desarrollo, inversión pública, gobernabilidad, y calidad de vida, que ha escalado Uruguay en los últimos años, reconocidos por los organismos internacionales como Banco Mundial, Cepal, Naciones Unidas, Fondo Monetario Internacional, e instituciones especializadas en análisis de desarrollo y nivel tecnológico, citados en mi artículo “Del comunismo al socialismo, u otras variantes”, se han sumado otros reconocimientos de más reciente data como las declaraciones de la representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Uruguay, Tracy Betts, quien elogió el miércoles 21 de octubre el manejo de la política macroeconómica del país ante el impacto de la crisis internacional. En diálogo con el diario El País, de Montevideo, la funcionaria dijo que el gobierno "tuvo un manejo ejemplar para enfrentar la crisis" y que eso se ve reflejado en que Uruguay, junto con Perú, son los únicos países de la región que se prevé muestren crecimiento positivo este año.

Por otro lado, en la edición digital de la revista AméricaEconomía, www.americaeconomia.com de fecha 26 de octubre, empresarios extranjeros que han invertido millones de dólares en cultivos de soja, ganadería , frigoríficos y otros, en Uruguay, como la neocelandesa New Zealand Farming Systems Uruguay, El Tejar y Adecoagro, de George Soros, y la brasileña Marfrig, reafirman su confianza en el país, manifestando que incluso la elección de un ex guerrillero izquierdista como presidente, no perjudicaría el clima de inversión que ha posibilitado un récord de inversiones en el clave sector agropecuario en los últimos años. El clima templado de Uruguay y el precio barato de la tierra atrajeron la atención de la matriz neocelandesa de New Zealand Farming Systems Uruguay, pero su representante Carlos Miguel de León, afirma que la reputación del país, como una de las economías más estables de la región, era uno de sus mayores atractivos. "Más allá de lo que pase (en la elección), este no es un tema político partidario", comentó a Reuters.

Por ello, invito a todas aquellas personas que como Peña Esclusa pretenden confundir dentro de una misma bolsa a todos los gatos vestidos de socialismo, a conocer más de cerca la experiencia y la realidad de este pequeño país que, con sus apenas 3,3 millones de habitantes, esta dando la razón al ex líder reformador chino Den Tsiao Pin, cuando afirmaba que "Lo que importa no es el color del gato, sino que cace ratones". Claro que, lamentablemente, las autoridades Venezolanas parecen más preocupadas por el color del gato.

Argenta, octubre, 2009

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home