Thursday, October 08, 2009

Uruguay inaugura majestuosa terminal.

Cuando habla el presidente de un país, habla el país”, le contestó el Presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, a un periodista, recordando esta máxima escuchada del Presidente francés Francois Miterrand, durante una estadía en aquel país. En aquella oportunidad, se le reprochaba a Miterrand ser poco afecto a compartir con la prensa. En esta oportunidad, y en plena campaña electoral, la oposición le reprochaba a Vázquez no haber hecho suficientes obras durante su período de Gobierno. Pero el día anterior, 5 de octubre de 2009, era Uruguay quien hablaba por boca de Vázquez, al inaugurar su nuevo y espectacular Aeropuerto Internacional de Carrasco. Y como para ahuyentar esa estúpida manía de alimentar egocentrismos personales, Vázquez sorprendió a todos invitando a cortar la cinta inaugural de la nueva obra al presidente de la gestión anterior a la suya, el Dr. Jorge Batlle, durante cuya administración se inició el trascendental evento. Y entonces habló Vázquez, habló el país, y hablaron los empresarios que apostaron al Uruguay con esta obra, cuya inversión redondeó los US$ 165 millones, y tres años para su construcción.

El Presidente Tabaré Vázquez y el Dr.Jorge Batlle
Como si eso fuera poco, fue Batlle, quien cortó la cinta. Y con rostros alegres por concretar un proyecto que comenzó con uno, y terminó con el otro, sellaron con un abrazo el momento cumbre de la ceremonia. Fue un bonito gesto, sin duda, en plena campaña electoral, de un hombre que está finalizando una de las gestiones más exitosas que ha tenido esta pequeña nación.
El presidente de la República, Tabaré Vázquez, acompañado por el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, junto a los argentinos Eduardo Eurnekian presidente de Corporación América, y Martín Eurnekian, el director de Puerta del Sur S.A., bajaron desde la terraza por una de las escaleras de mármol hasta el estrado, para dar comienzo a los discursos.














Una obra majestuosa.

"Uruguay bienvenido al mundo", es el mensaje que recibirán los pasajeros al ingresar al nuevo aeropuerto Internacional de Carrasco, que por primera vez ayer abrió sus puertas y develó el misterio de cómo es el interior de la majestuosa estructura que se veía por fuera desde hace varios meses. Mármol, vidrios y tonalidades claras dominan en el interior del edificio. Las transparencias da una sensación de amplitud a cada uno de los espacios colectivos. En la plantan baja se encontrarán los restaurantes y algunos de los locales comerciales que funcionarán allí a partir del 15 de noviembre, cuando finalmente esté operativa la nueva terminal aérea. En el centro, dos escaleras mecánicas transportan al primer piso del edificio. Allí, en el punto medio, envuelto por una estructura de madera están las puertas de embarque, donde los pasajeros se encontrarán con migraciones y los free shop. Frente a la puerta de migraciones el mensaje es a la inversa: "Mundo bienvenido a Uruguay". En ambos costados se encuentran los mostradores en los cuales los viajeros efectúan el check in en las aerolíneas y despachan su equipaje.


















El aeropuerto dispondrá de un sistema de manejo de equipaje para partidas que consta de cintas automatizadas que transportarán el equipaje de bodega desde el área de check-in hasta el patio de salida de equipajes. Este sistema de cintas transportadoras previamente conduce el equipaje al entrepiso técnico, donde pasa por una serie de controles de seguridad en máquinas de rayos x en forma automatizada. Con respecto a los sistemas de equipaje en arribos, la nueva terminal consta de tres cintas de reclamo de equipaje, una de las cuales será un carrusel doble para atender vuelos de gran envergadura. Esta parte del edificio aún no fue habilitada para la inauguración.















Escaleras de mármol en los extremos de la estructura permitirán a los familiares de los pasajeros subir al mirador o a la terraza para ver el decolaje y aterrizaje de los aviones. La vista a la pista de aterrizaje es realmente deslumbrante. Autoridades nacionales, empresarios, embajadores, autoridades eclesiásticas y prensa de varios países de la región, entre otros, asistieron a la ceremonia.

"Ahora sí es un aeropuerto", fue una de las frases repetidas entre los más de 1.000 invitados. Es que realmente la nueva terminal aérea es un punto alto para Uruguay en términos de arquitectura de vanguardia e innovación tecnológica, además de significar una gran inversión en infraestructura e imagen para el país. La idea que guió el diseño y la construcción del nuevo aeropuerto fue responsabilidad del reconocido arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, y tendrá un área comercial libre de impuestos de 3.000 metros cuadrados, que se asegura será "la más grande de Suramérica". Cuenta con enormes espacios, con luz natural que entra a través de una superficie vidriada de 8.000 metros cuadrados en su parte superior. A estas obras también hay que añadir las de conexión del nuevo aeródromo, ubicado a unos 400 metros de la antigua terminal, con la principal vía de acceso a Montevideo, que incluyen un paso elevado que comunicará directamente esta vía con el aeropuerto. Estas obras, que también fueron inauguradas hoy, requirieron una inversión superior a los 50 millones de dólares.

Características de la nueva terminal.

Se estima que unos 3 millones de pasajeros anuales podrán utilizar la nueva terminal aérea para el año 2030. Durante el 2008, se recibieron 1.2 millones. La superficie del gran edificio abarca 45.000 m2. La estructura tiene 8 puertas de uso simultáneo para embarque remoto y fijo. Tiene 4 pasarelas telescópicas que transportan a los pasajeros a las aeronaves. Hay 44 posiciones de check in y 24 mostradores de migraciones. Cuenta con 1.200 plazas de estacionamiento pago, el doble que el actual aeropuerto. Funcionarán en las instalaciones varios centros y locales comerciales. En total, la plataforma comercial reúne 100.000 m2. Los entendidos afirman que el diseño de este Aeropuerto, lo convierten en uno de los más bellos del mundo.

Eurnekian: El aeropuerto más bello del mundo..

Eduardo Eurnekian, presidente de Corporación América, sintetizó en breves palabras, la magnitud de este emprendimiento: “Queríamos construir una catedral, que representara el espíritu y carácter de Uruguay, que expresara integración, modernidad, progreso y amparo. Con corazón de argentino les digo que muchas veces admiramos esas cualidades en ésta nación hermana”. ..“En esta última década de experiencia en la gestión aeroportuaria, Corporación América, integrante de Puerta del Sur, construyó varios aeropuertos. ( ) Varios de ellos han merecido galardones internacionales. Cada uno con su personalidad, su carácter, su belleza. ( ) ”Pero permítanme decirles, señor Presidente, señoras y señores, con toda humildad, ninguno de aquellos aeropuertos, ni otros que hemos visitado en distintos lugares del mundo, iguala en belleza a éste que hemos construido”. Por último, Eurnekian enfatizó: “Señor Presidente, un último reconocimiento para su patria, esta patria también nuestra, que nos ha recibido tan generosamente. Con humildad les digo ¡que gran país, aquel cuyo gobierno es capaz de continuar las obras iniciadas por uno anterior de signo diferente! Que fácil, sencillo, y agradable, nos ha resultado trabajar con tanta grandeza, compromiso y patriotismo de los distintos gobiernos. Gracias, muchas gracias”.















La lección de Vázquez.
No faltaron las críticas al Presidente Vázquez, por la inauguración de esta hermosa terminal. Eran previsibles; en medio de la mediocridad de una campaña electoral. Algunos objetaron la inauguración adelantada, dado que comenzará a operar el 15 de noviembre del 2009, después del acto eleccionario. Otros, se cansaron de repetir que la obra fue comenzada por el gobierno anterior. Y otros, que el propio Vázquez y su partido político adversaron en su inicio, el proyecto en cuestión. Triple mérito entonces para el Presidente uruguayo, por vencer tantas convicciones y percepciones negativas -comenzando por las suyas propias –cuando se trata de un beneficio nacional. Y las de la diversidad de su partido, lo cual ya es mucho decir. Creo que el gran mérito de los líderes, es rectificar cuando hay que rectificar; imponer los intereses nacionales por sobre la mediocridad de lo sectorial; tener la templanza y la firmeza para terminar lo que hay que terminar; y aún reconocer los méritos de quien siendo su rival, sigue siendo por sobre todo, un compatriota más.

Sin duda, a los viajeros del mundo que usufructuarán la nueva terminal, no les interesará mayormente saber quien inició la obra ni quien la finalizó. Quizá a muchos uruguayos tampoco. Lo que si es seguro, es que la disfrutaremos todos. Y que el mundo se asombrará, una vez más, de que un país tan pequeño, pueda hacer obras tan grandes!

Argenta, octubre, 2009

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home