Tuesday, January 23, 2007

Socialismo Siglo XXI: ¿es posible? - III

Dieterich en Caracas
Todo un cambio de Paradigmas.
Entrevista a Heinz Dieterich –Rebelión -26.5.2004
Estado y Revolución en América Latina

“La conducción por decisión colectiva vía el gabinete significa, por supuesto, una pérdida relativa del poder unipersonal del monarca, porque le proporciona a todos los miembros del colectivo un alto nivel de información, propiciando, de esta manera, la formación de alianzas con agendas e intereses propios, dentro del equipo.
La ventaja de este sistema consiste en que optimiza la calidad de las decisiones finales, porque hasta el día de hoy no se ha inventado un mejor método de optimización de decisiones que no sea el enfrentamiento democrático de posiciones diferentes. El monólogo, aunque sea el monólogo de un ente iluminado, no es el mejor método de acercamiento a la verdad objetiva”.
……………………………………………………………………………………………………………………………
“Es obvio, que ningún Jefe de Estado, por más genial que sea, tiene la capacidad de procesar en el tiempo adecuado y con el detenimiento necesario los múltiples problemas que surgen cada día en la sociedad actual. Se genera, en consecuencia, un cuello de botella que sólo permite la atención a las necesidades más apremiantes o las amenazas de estabilidad más peligrosas, en lugar de una estructura institucional que permite prever y planear las contingencias de la lucha política y social. Desde el punto de vista de los de abajo, este sistema hace virtualmente imposible tener acceso al Presidente o incidir sobre sus decisiones, porque no tienen la posibilidad de penetrar los múltiples estratos de la cebolla”..
…………………………………………………………………………………………………………………………..
“Sólo la sustitución del poder del monarca absoluto por una creciente expansión de la incidencia plebiscitaria sobre los asuntos trascendentales de la República, puede romper esa maldición del pasado”.
………………………………………………………………………………………………………………

Dieterich en el Salón Azul de la Intendencia de Montevideo -17.5.2004

“Los cuatro países que integran el Mercosur, más Venezuela y Cuba, deberían conformar, en menos de 8 meses, el denominado "Bloque Regional de Poder" para enfrentar el imperialismo de EEUU”. “Para evitar que estos gobiernos interfieran en los intereses de EEUU, Washington tiene planeado "reforzar los lazos con los militares de América Latina”.

No obstante, Dieterich dijo que el eje Lula -Kirchner-Chávez tiene la posibilidad de ser potenciado por figuras como el líder del EP-FA, Tabaré Vázquez, y Andrés Manuel López Obrador, si alcanzaran el poder en Uruguay y en México, respectivamente. Dieterich afirmó que "si Chávez cae" o "sin Brasil, no podemos ganar" la batalla que EEUU lanzará una vez que John Kerry, el candidato demócrata, llegue al poder en ese país, dentro de 8 meses, porque "es seguro que Bush pierda las elecciones". Dieterich vaticinó que si Argentina y Brasil no negocian el pago de la deuda externa juntos, "Lula y Kirchner van a terminar como João Goulart y Raúl Alfonsín", víctimas de golpes de Estado o de la ingobernabilidad.

Dieterich en Perú -Revista Mariátegui -12.08.06
“Socialismo Siglo XXI” y el peligro de Cuba.

-“La salida estratégica al Neoliberalismo, es por supuesto, el socialismo, es decir una civilización post capitalista, pero en estos momentos tu no tienes condiciones para hacer el socialismo, porque en primer lugar no tienes el proyecto histórico del nuevo socialismo, divulgado masivamente ni en los líderes de los movimientos sociales, ni en los políticos, ni en los gobiernos. Apenas esa teoría ha alcanzado su grado de madurez que permite realizarla a través de la obra de cuatro escuelas científicas.

Además tu no tienes movimientos de masas integrados a nivel latinoamericano que pudieran implementar esto y tampoco tienes vanguardia. Entonces, si no tienes la teoría divulgada entre la gente, si no tienes movimientos de masas ni vanguardias para implementarla, será una quimera hablar del socialismo como una alternativa al capitalismo neoliberal. La alternativa inmediata el keynesianismo, el capitalismo desarrollista de Estado. Esto, por supuesto, con el horizonte estratégico del socialismo, se tienen que combinar los dos elementos, porque los campesinos, los desempleados quieren una respuesta inmediata y no puede ser el socialismo la respuesta inmediata. Se tienen que vincular los dos proyectos históricos: el keynesianismo y el Socialismo del Siglo XXI”.
……………………………………………………………………………………………………………….
“Lo que pasa es que, los gobiernos keynesianos te mejoran las condiciones para trabajar con la gente y crear conciencia. Es lo que –correctamente- hace Hugo Chávez. El noventa y cinco por ciento de los recursos del trabajo lo invierte en la defensa de la revolución frente a la oligarquía de los gringos y en la construcción de la economía keynesiana, y generar condiciones para pasar al socialismo.
……………………………………………………………………………………………………………………………
“Porque el socialismo histórico, hoy no es viable. En el siglo XXI, sólo puedes tener capitalismo del siglo XXI o Socialismo del Siglo XXI”.
……………………………………………………………………………………………………………………………
- Ante la enfermedad del Comandante Fidel Castro ¿El fin de la revolución cubana podría ser el mismo que el de la revolución rusa?
- Pienso que la posibilidad es real y, la señaló el mismo Fidel en noviembre del 2005 en la Universidad de La Habana, planteando la posible reversibilidad de la revolución por errores propios. Me parece que el peligro es real, creo que si no hay reformas significativas en la superestructura del socialismo histórico y de la economía de mercado que tienen, si no hacen esas reformas a fondo, en pocos años va a revertir al capitalismo.
(*Los subrayados son míos)

Algunas conclusiones para reflexionar.

Sobre las afirmaciones de Dieterich en el primer artículo,”Estado y Revolución en América Latina”, creo que es algo que todos tenemos claro. Es todo un llamado de atención a las modalidades de “hacer gobierno”, sean de izquierda o de derecha. El asunto es como lo asimila este Socialismo del Siglo XXI.

En cuanto a las afirmaciones hechas en el Salón Azul de la Intendencia de Montevideo referentes a que Washington tiene planeado "reforzar los lazos con los militares de América Latina”, esto no es nada nuevo; ya lo han hecho en el pasado, y lo harán cada vez que a sus intereses les convenga. Y –aunque creo entender la oportunidad implícita en la afirmación - es utópico pretender conformar, en menos de 8 meses, el denominado "Bloque Regional de Poder". Difícilmente lo que no se ha hecho en medio siglo, se pueda hacer en ocho meses.

Por otra parte, ni López Obrador ganó (oficialmente por lo menos) las elecciones en México, ni Bush perdió (aunque quizá ahora a muchos les pese) las elecciones en su país. Además, tanto Kirchner como Lula han sabido manejar –separada e inteligentemente - el tema de su deuda externa, y no les ha ido nada mal. Veo cada vez más lejano lo de los “golpes de estado”; creo que en esto, hemos avanzado bastante, y estoy seguro de que EE.UU. está tomando nota de las nuevas realidades. Ya América Latina no es Afganistán ni Irak..

Finalmente, las declaraciones de Dieterich para la revista Mariátegui de Perú, encierran todas las contradicciones y confusiones implícitas en su propuesta de Socialismo para el Siglo XXI: no hay condiciones para aplicar el socialismo del Siglo XXI; el socialismo histórico no es viable, y entonces hay que pasar por el keynesianismo vinculando los dos proyectos, pero a su vez advierte que en el siglo XXI, sólo puedes tener capitalismo del siglo XXI o Socialismo del Siglo XXI”. ¡Vaya que no es fácil este “masaje” intelectual..! ¿Cuál es el verdadero mensaje implícito en todo esto?

Si bien no estoy dispuesto a satanizar per se, una propuesta socialista, espero que este no sea uno más de tantos heroicos y trágicos intentos –al decir del mismo Dieterich. Su advertencia final, sobre los peligros para el modelo cubano, no hace más que reforzar nuestras percepciones negativas.

Estamos, por un lado, ante situaciones prometedoras en América Latina, y en esto coincido con él; y aunque creo que es necesario perderle el miedo a los cambios de paradigmas, tengo un dicho que bien explica las actuales incertidumbres: “la gente le teme más a lo que es difícil de entender, que a lo que es difícil de hacer”. Enfrentamos un paradigma totalmente nuevo; sin antecedentes conocidos, y con
experiencias similares fracasadas. El mismo Dieterich reconoce que se han cometido errores, excluyendo
nada menos que a la clase media venezolana, en donde radica buena parte del poder transformador. No
puedo menos que volver a las preguntas de mi artículo inicial:

¿Será Venezuela el laboratorio de ensayo para la nueva teoría? ¿Será el inicio del nuevo paradigma con mayor inclusión, igualdad y justicia social, que reclaman los venezolanos? ¿O será nuevamente la exclusión de una clase dominante por otra, repitiendo viejos esquemas con un recambio de actores? En todo caso, tanto el costo como los beneficios pueden ser muy elevados..

Saque usted sus conclusiones, y aporte La Tercera Opinión.

Argenta
enero, 2007

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home