Monday, January 22, 2007

Socialismo Siglo XXI: ¿ es posible? -I


Todo un cambio de paradigmas.
La base filosofal de la política emprendida por el Presidente Hugo Chávez, en Venezuela, está basada en un concepto tan novedoso como –hasta ahora –inexplorado: el Socialismo del Siglo XXI.
¿Será Venezuela el laboratorio de ensayo para la nueva teoría? ¿Será el inicio del nuevo paradigma con mayor inclusión, igualdad y justicia social, que reclaman los venezolanos?
¿O será nuevamente la exclusión de una clase dominante por otra, repitiendo viejos esquemas con un recambio de actores?
En todo caso, tanto el costo como los beneficios pueden ser muy elevados..Y como uno de los mayores problemas es la poca información existente sobre el tema, me he permitido “bucear” en los nuevos conceptos (si es que lo son) y los personajes que los respaldan, con el fin de aportar algunas luces para que usted, amigo lector, pueda sacar su propia opinión: La Tercera Opinión.
Para una mejor comprensión, lo he separado en tres artículos.

El padre de la criatura..

Heinz Dieterich es asesor del Presidente Chávez y creador del nuevo concepto “Socialismo del Siglo XXI”. Por una y otra razón, ya que ambas representan un paradigma nuevo dentro de un mundo que ha sido demasiado desigual por demasiado tiempo, es interesante rescatar para el análisis algunas afirmaciones de este profesor, en donde afloran ciertas contradicciones entre el pensamiento y la acción, en manos de su alumno preferido. Para ello he compilado extractos de diversos artículos y entrevistas en donde se materializa su pensamiento revolucionario.

Oriundo de Alemania y con más de 31 años de residencia en México, Dieterich, doctor en Economía y Ciencias Sociales, catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), escritor y colaborador del medio de información alternativa Rebelión y teórico de la integración, promueve un modelo de desarrollo nacional (como alternativa al sistema neoliberal y socialista en el hemisferio) y el Proyecto de un Bloque Regional de Poder como la única forma de enfrentar el reto del desarrollo en el siglo XXI. Curiosamente, también advierte sobre los riesgos que implica para el proceso de cambios en Venezuela la falta de una alianza con la clase media.
Entrevista a Heinz Dieterich en Venezuela
Ultimas Noticias -19.04. 2004
"Sin apoyo de la clase media el proceso se puede perder"

“En el caso venezolano me parece que se ha desperdiciado un capital político importante, que no se han sabido aprovechar a fondo las posibles alianzas con las clases medias y la pequeña burguesía del país.Si ves el discurso del Estado, éste ha sido basado en la idea de que el pueblo es el sujeto de la transformación. Pero en una sociedad moderna el poder está en las ciudades, en las clases medias y desde el inicio había que entrar en una con ambos sectores para impedir que la gran burguesía y la oligarquía los ganaran demagógicamente para su propio proyecto”.
……………………………………………………………………………………………………………………………
“Creo que hay tanta virulencia y que se ha perdido mucho del capital que existía antes, porque no se le ha hecho comprender a la clase media y a la pequeña burguesía que el proceso no es su enemigo. Últimamente se ha introducido el concepto de los trabajadores como sujeto de la transformación, lo que a m juicio significa volver a repetir el error del lenguaje excluyente.

Eso podría llevar a que el proyecto no se logre resolver positivamente. Esa falta de adhesión fuerte de las clases medias y la pequeña burguesía, si no se logra resolver, podría llevar a que en tres años, por la vía institucional, elecciones por ejemplo, se pudiera perder el proceso bolivariano como estado de transformación”.
……………………………………………………………………………………………………………………………
Frente al fracaso del sistema neoliberal "que después de 20 años ha demostrado no ser la solución para el desarrollo de América Latina" y la inviabilidad del modelo socialista en la actualidad, Heinz Dieterich pregona por un "desarrollismo nacional", que apunta a concentrar en el Estado la dirección de la economía, la promoción y desarrollo, la formación del capital nacional y la organización de la clase trabajadora, en función de un proyecto nacionalista. Para Dieterich, la "revolución" bolivariana encama dicho modelo de capitalismo de Estado”.

*(Los subrayados son míos)
Algunas conclusiones para reflexionar.
Coincido con Dieterich cuando afirma que en una sociedad moderna el poder está en las ciudades y en las clases medias y que el proceso Revolucionario descuidó, subestimó, o simplemente despreció, a la clase media venezolana. Como resultado, esta fue ganada mayoritariamente, por la oposición. Quienes hemos tenido experiencia en la dirigencia vecinal, sabemos de las confiscaciones y abusos de las que ha sido objeto, en aras de favorecer el proceso.
También coincido con Dieterich en el exceso de virulencia; lo que se perdió con ella por concepto de valores, ha hecho creer a la clase media que el proceso es su enemigo. Se introdujo el concepto de los trabajadores -beneficiando a la economía informal por sobre la formal -como sujeto de la transformación, y se repitió el error del lenguaje excluyente.
Cierto que después de 20 años el sistema neoliberal ha demostrado no ser la solución para el desarrollo de América Latina", y también cierta la apreciación sobre la inviabilidad del modelo socialista –por lo menos el conocido -en la actualidad. Creo además, que mas allá de las fallas del sistema, ha sido también un fracaso de hombres, y de falta de voluntad política para introducir los cambios. Y por ello, no creo en la concentración de nada por parte del Estado, porque el capitalismo de Estado termina en los mismos abusos del capitalismo privado. Se confunden las atribuciones y deberes del Estado.
Saque usted sus conclusiones, y aporte La Tercera Opinión.
Argenta
enero, 2007
Próximo artículo: “En Venezuela se han creado condiciones para construir el Socialismo del Siglo XXI”:


0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home