Sunday, October 03, 2010

Ecuador : Crónica de una inmadurez anunciada I.


Las dos caras de Correa.

Confieso que desde el principio noté cosas extrañas en este conflicto ecuatoriano. En primer lugar, que el protagonismo de la rebelión fuera de la Policía Nacional y no las FFAA., me daba ya la sensación de que las primeras y altisonantes alertas de golpe de estado, confabulaciones imperialistas y todo ese rollo, no tenían demasiado fundamento. ¿La Policía Nacional meterse a un golpe de Estado? Vaya temeridad y tontería!. Es cierto que el país hermano de Ecuador ha mostrado en las últimas décadas una precariedad institucional muy evidente. Recordemos el derrocamiento de Abdalá Bucaram (1996-1997) a seis meses del inicio de su gobierno debido a una supuesta incapacidad mental, seguido posteriormente por el de Jamil Mahuad (1998 -2000) que no llegó a los dos años, y luego el de Lucio Gutiérrez (2003-2005) aquel ex militar que lideró el golpe contra el ex presidente Jamil Mahuad, y a quien luego las Fuerzas Armadas quitarían su respaldo, determinando que el Congreso declarara la vacancia presidencial por abandono del cargo. Derrocamientos que durante estos nuevos sucesos, seguramente volvieron una y otra vez a la memoria de los ecuatorianos. Pero ¿qué fuerza podían tener unos pocos funcionarios policiales para determinar hechos como éstos?

Otra cosa que me llamó poderosamente la atención fue ver por televisión la actitud arrogante y desafiante del presidente Correa desprendiéndose la corbata, abriéndose la camisa y gritando desaforadamente “si quieren matar al presidente mátenlo! “¡si quieren matarme, aquí me tienen; mátenme!”. Realmente, muy poco aleccionante que un presidente se ponga a la altura de unos sub-alternos exacerbados - según él porque no leyeron los cambios de una ley en discusión -pero la cual, habiendo sido aprobada por sus partidarios en la Asamblea Nacional, luego él mismo se encargó de vetar amenazando (según la percepción de los funcionarios) con recortar beneficios salariales, retiros en efectivo y reconocimientos profesionales ya otorgados.

"Correa podría haber pedido que el comandante de la policía tomara el control o que el ministro del Interior se encargara del asunto, pero convirtió lo que era un problema gremial en un hecho político, al intervenir en forma directa", dijo a La Nación desde Quito el politólogo Simón Pachano. ¿Cómo se llegó a esta situación? Por un lado, se produjo porque los policías no le creyeron a Correa su afirmación de que los beneficios que derogó con el veto se incorporarían en forma directa al salario. Por otro, porque existen razones más profundas. Lo que ocurrió con la Ley de Servicio Público (que el gobierno vete una norma aprobada en una asamblea en la que su partido, Movimiento País, es mayoritario) no es un accionar excepcional en Ecuador”.

La provocación de Correa.

Lo cierto es que las protestas de la policía en la capital ecuatoriana, motivaron el viaje intempestivo del presidente Correa hasta el regimiento Quito 1, el punto más álgido de la sublevación policial. “Si bien su llegada fue recibida inicialmente como una señal positiva, un gesto conciliador de parte del primer mandatario, minutos más tarde no quedaron dudas de que se trataba más bien de un cuestionamiento directo a las reivindicaciones de los policías, un reparo temerario que dio paso al discurso exaltado de Correa en contra de los cientos de policías que lo escuchaban en el patio principal del regimiento Quito 1”, relata Lino Solís de Ovando en un sugestivo artículo titulado ¿Un secuestro y la ''Muerte Cruzada'' que dará nueva vida a Rafael Correa?

“Olvídese de cualquier acuerdo o cualquier diálogo” mientras no pueda salir, desafiaba Correa en una conexión telefónica con Ecuador TV, cuya señal era emitida en todos los canales de televisión del país."Yo salgo de aquí como presidente o como cadáver...el pueblo ecuatoriano va a triunfar, no van a poder soportar la oleada de todo el pueblo, ojalá que esta barbaridad nunca más vuelva a ocurrir en nuestro pueblo”. Y en el colmo de su exaltación, Correa arengaba “Yo prefiero estar muerto antes que perder la vida y perder la vida para mi es claudicar en mis principios -yo no voy a dar marcha atrás, si quieren vengan a buscarme atrás, denme ya a un tiro y que siga adelante la República”. Luego agregó que “vendrán miles de Rafael Correa más, miles de revolucionarios, de ciudadanos a sacar adelante la patria”. Y al terminar el contacto radial afirmando que estaban entrando a su habitación, concluyó enviando un mensaje “los amaré de donde esté”. ¿Todo este teatro para enfrentar una reivindicación laboral –sin duda muy mal planteada - pero mucho peor manejada, de un grupo de servidores públicos? Aquello parecía realmente –más que una reivindicación pública –una ejecución pública.

Y Correa involucró –acudiendo a la vieja táctica revolucionaria -al ex mandatario Gutiérrez, (actualmente radicado en Brasil) en la conspiración policial que hizo tambalear su Gobierno. "Ahí estaba la gente de Lucio Gutiérrez, infiltrados. Azuzando a la violencia... cuanta irresponsabilidad", señaló en el Palacio de Gobierno tras haber sido liberado por el ejército.

“Los mal pensados en Ecuador ya intuyen lo que podría venir –nos dice Solís de Ovando.”Con mayor altura moral, el propio Rafael Correa podría invocar ahora con más fuerza a la llamada “Muerte Cruzada”, un derecho constitucional que le permitiría disolver el Congreso y llamar a elecciones generales anticipadas (..) lo que podría destrabar varias de las leyes que Correa necesita para potenciar su proyecto político, iniciativas que (…) se espera que sean resistidas por diversos sectores de la sociedad civil. ¿Por qué? Porque la ‘’Muerte Cruzada’’ contempla un periodo de excepcionalidad constitucional -como en Venezuela hasta que la nueva Asamblea esté constituida - modificable cuando se restablezca la nueva Asamblea Nacional del Ecuador, lapso en el que los decretos presidenciales podrían volver a la vida a Correa”. No sería extraño, por cierto, dado que se inscribe dentro del Manual de la revolución bolivariana.

¿Pero cuales eran las revolucionarias y explosivas exigencias de la Policía Nacional?

1.- Que se deroguen las disposiciones de la Ley de Servicio Civil que eliminan el derecho a percibir condecoraciones y bonificaciones.
2.- Que se mantenga el sistema de condecoraciones por tiempo de servicio y méritos.
3.- Que se mantengan las bonificaciones por ascensos, las mismas que deberán ser equitativamente entre oficiales y el personal de clases y policías.
4.- Que se mantenga el actual sistema de seguridad social y la cesantía, cuyos pagos, no deberán ser en bonos, sino en efectivo.
5.- Que no existan represalias ni administrativas, ni judiciales, por el reclamo de derechos constitucionales a nivel nacional, únicamente es el derecho a la resistencia contemplada en la Constitución.

La otra cara del conflicto ecuatoriano.

Como las explicaciones no me cerraban, y a las nada explosivas exigencias de la Policía Nacional se sumó la rápida aclaración del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas haciendo llegar a Rafael Correa una misiva donde ratificaba el "respaldo al gobierno y a la democracia", y que respetarían el Estado de Derecho, entonces –al decir de Solís de Ovando- “sin militares conspirando en las calles, y con la ciudadanía mirando todo por Ecuador TV, el inicial tufillo a golpe de Estado comenzó a disiparse..(..). Por otra parte, en el artículo de Solís, se reproduce el comunicado del Comando de las Fuerzas Armadas, y en el cual se aclara que: “El motivo que origina esta crisis es el veto a la Ley de Servicio Público, por lo cual el Comando Conjunto de Fuerzas Armadas solicitó que la Ley de Servicio Público sea revisada o dejada sin efecto de ser el caso, con el fin de precautelar los derechos de los Servidores Públicos, Fuerzas Armadas y Policía Nacional”. O sea, a pesar del apoyo, rescataban la motivación.

Necesitaba pues otra opinión, para poder elaborar La Tercera Opinión. Acudí entonces a la expresión de la izquierda recogida en el informativo digital Argenpress, confiando una vez más en la seriedad intelectual –aún cuando comprometida –de quienes allí opinan. Y no me defraudó, pues creo que hasta adelantándose a la CNN que andaba buscando la opinión de los dirigentes sindicales –Argenpress recoge los testimonios de Edwin Medoya, vicepresidente de la Central Obrera Ecuatoriana CEDOCUT, Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores, y la de Stalin Vargas, vocero del MPD, Movimiento Popular Democrático, en el Ecuador, sobre la crisis política en el país. Este es un extracto del artículo en cuestión, el cual nos muestra la otra cara de una torpe e inmadura manipulación. Argenpress incluye, asimismo, los videos de estos testimonios.

“Descontento popular por decisiones antipopulares y neoliberales detrás de la revuelta en Ecuador”. viernes 1 de octubre de 2010. Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)
“Representantes sindicales, de la izquierda e indígenas defienden el gobierno del presidente Rafael Correa pero él tiene que revertir las decisiones que quitan derechos adquiridos por los trabajadores del país”.
Audio 1) Entrevista con Edwin Medoya: http://www.box.net/shared/tayrnne6bz
2) Entrevista con Stalin Vargas: http://www.box.net/shared/2gen4no5k6

“No cabe ninguna duda que tanto la oposición de la derecha ecuatoriana como el Pentágono quieren pescar en río revuelto, como dice el dicho. Pero en el fondo lo que hay es también un descontento popular. Ese es el mensaje que hacen Edwin Medoya, vicepresidente de CEDOCUT, Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores y Stalin Vargas, vocero del MPD, Movimiento Popular Democrático, organización de la izquierda revolucionaria de Ecuador que tiene varios diputados en la Asamblea Nacional.

Edwin Medoya, vicepresidente de CEDOCUT, que con el conjunto del movimiento popular y sindical ha rechazado “La Ley de Servicios Públicos”, aclara que:

– “En esa ley se quitan ciertos derechos de todos los trabajadores del sector público, incluido los policías y los militares, como los derechos de jubilación, el derecho a pensiones, los premios que tenían los policías cuando eran condecorados. Ese fue el detonante por que todos los policías esta mañana rechacen esos artículos que estaban adentro de La Ley de Servicios Públicos”. Medoya subraya que todos los trabajadores estuvieron presentes en el debate en la Asamblea Nacional cuando se debatía la le y que después que habían votado en la primera instancia, los diputados de Alianza País (ligado a Correa) con 101 votos se votó a favor de una ley en la que había un acuerdo previo con los trabajadores públicos y la Alianza País. Era la mayoría en la AN. Pero en el segundo debate realmente el presidente había vetado esas resoluciones.
Stalin Vargas
– “El presidente Correa tiene que rectificar (la ley) por que ahora esta legislando con la mayoría de la Asamblea Nacional en contra los intereses de los trabajadores y el pueblo de Ecuador”.
Es la opinión de Stalin Vargas, vocero del MPD, Movimiento Popular Democrático, en el Ecuador, sobre la crisis política en el país. Dice el líder de la izquierda ecuatoriana que Correa hace un tiempo ha ido derechizando la política de su gobierno y satisfaciendo a los industriales en un código de trabajo que de privilegios a los empresarios. Es una continuación del modelo neoliberal, subraya. Como ejemplo mencionan los dos líderes populares que los trabajadores públicos serán obligados de irse a la pensión y que serán compensados con pagos de bonos.

– “Con eso pretende Correa despedir masivamente a 200.000 servidores públicos en el país. Eso es lo que ha generado las reacciones de los servidores públicos en el caso particular la tropa de la policía donde les quita una serie de incentivos que tenían a lo largo de los años. El responsable de lo que esta ocurriendo en el país es del presidente Correa”. Sostiene Vargas que el actitud de presidente Correa esta mañana (jueves) fue provocativa, cuando llegó donde la tropa de la policía.

– “En otro escenario lo que tendría que haber hecho el presidente de la republica es resolverle el problema al ministro del Interior y de Policía. Pero fue a provocar. Para resolver la crisis lo que tiene que hacer urgentemente la Asamblea Nacional es dejar de lado el presidente y revertir la Ley de Servicio Publico”, dice el líder del MPD. También la organización indígena mayoritaria en el Ecuador, la CONAIE, concuerda en un comunicado publicado hoy con esas posiciones criticas contra el presidente Correa, que las raíces de la crisis política en el Ecuador tienen que ver con una serie de decisiones gubernamentales”.

En un próximo artículo me referiré a la forma en que otro país de la región, frente a conflictos similares y aún más complejos, logra evitar los desbordes sociales y estas lamentables pérdidas humanas entre su población.

Argenta
Octubre,2010

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home