Tuesday, September 14, 2010

Latinoamérica: del patio trasero al living comedor..

"Ser..o no ser"..latinoamericano..?
De la década perdida a la década dorada. Alicia en el país de las maravillas.

Es increíble como se dan vuelta las cosas…1980 fue para América Latina la “década perdida”, mientras Estados Unidos disfrutaba su década dorada cobrando la deuda contraída por nuestra región, los intereses de esa deuda, y el empobrecimiento de nuestra gente. Se afirmaba que más que “deuda externa” aquella era una “deuda eterna”. Muchos insistían en que éramos los hijos bobos de América, viviendo en el patio trasero del país del norte. Hoy, utilizando prácticas tan destructivas como aquellas, los norteamericanos se han puesto la soga al cuello, y mientras nosotros disfrutamos de nuestra década dorada, ellos han entrado en su década perdida. Porque sin duda, esta primera del 2000, es la década perdida para los Estados Unidos. Y lo más seguro es que no sea sólo una década. Es que han pasado muchas décadas y muchos gobiernos para que Latinoamérica dejara de echar pobres a la calle y comenzara a incluirlos dentro de su sociedad.

En febrero del 2009, muchos se enojaron con Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, cuando dio a conocer un informe que destacaba, entre los avances logrados por los países latinoamericanos, que Venezuela había reducido la tasa de pobreza de 51 a 28%, y la pobreza extrema del 25% al 8,5% hasta el 2007. Y no se por qué se enojaron, si en realidad -mal que nos pese Chávez -ni era tan difícil lograrlo. Bastaba con que algún gobernante con no más de dos dedos de frente abriera la ventana de su oficina y observara aquellos otrora hermosos cerros caraqueños, llenándose de ranchos hasta reventar..Igualito a las favelas de Río, en Brasil! Ahora, Alicia ha vuelto a hablar del tema con motivo de la próxima Reunión General de las Naciones Unidas, en una entrevista que le hiciera su coterráneo Alberto Padilla en CNN. Y vuelve a decir lo mismo en el bendito informe recopilado por CEPAL de las 18 agencias de las Naciones Unidas, titulado “La hora de la igualdad: brechas por cerrar y caminos por abrir”, que presentará en el máximo evento. Pero ya nadie se enojó, porque además del estudio realizado por Alicia y sus muchachos, ahora esta circulando también un artículo de “The Economist” afirmando que la situación general de Latinoamérica en los últimos 25 años ha mejorado sensiblemente, y que todo indica que es posible que esta región llegue a ser más rica y más productiva. Y los datos recopilados en este artículo coinciden en señalar avances económicos y sociales sumamente promisorios en la región.

Del patio trasero al living comedor..

Tanto es así que "The Economist", en el informe especial dedicado a esta región, titulado “Latinoamérica: 200 años de crecimiento”, con motivo de la conmemoración de los bicentenarios por la lucha de la Independencia, afirma que “América Latina ya no es "el patio trasero de nadie". A lo largo de 14 páginas, la revista británica analiza las razones que tiene el subcontinente para celebrar, especialmente en el ámbito económico, y los retos que deberá enfrentar para seguir progresando; augurando que éstos deberían ser "menos complicados" que lo que supuso acabar con las dictaduras y estabilizar las economías tras la crisis de la deuda de 1982. El artículo, que cita destacadas mejoras en Latinoamérica producidas en los últimos 25 años en un plano general, subraya los buenos ratios de crecimiento, y que millones de personas han salido de la pobreza a pesar de que la región sigue siendo todavía la más desigual del mundo. Entre los años 2003 y 2008 –aclara -se registró el mejor comportamiento desde 1960, con un crecimiento económico medio del 5,5% anual y una inflación en general de un único dígito.

Como otro logro, destaca la "fuerte recuperación" después de la crisis, de la que América Latina fue por primera vez sólo un "testigo inocente, no un protagonista", con un crecimiento proyectado este año del 5% en promedio en toda la región. Este renacimiento económico –profundiza –se reflejó en una caída de las tasas de desempleo, y un interés creciente de las multinacionales, en particular por sus enormes recursos naturales. De esta manera, se convierte en un área geográfica cada vez más atractiva para las inversiones extranjeras. El artículo recuerda al respecto que Latinoamérica tiene el 5% de las reservas mundiales de petróleo, gran cantidad de minerales, cerca de la cuarta parte del suelo fértil de todo el mundo y el 30% de su agua natural. A la vez, los sistemas políticos democráticos se han extendido a casi todos sus países y en la mayoría se acepta la economía de mercado.

La revista advierte sin embargo a la región sobre el riesgo de "caer en la autocomplacencia". Según ella, la productividad latinoamericana "crece más despacio que en cualquier otro lugar", la región "no ahorra ni invierte lo suficiente", y también debería hacer esfuerzos para educar e innovar más, así como para mejorar el sistema de sanidad. A ello se suman otros problemas como la corrupción y la violencia, ilustrada por las "alarmantes" tasas de crímenes en algunos países. 'The Economist' considera que una "mejoría" de las relaciones con Estados Unidos facilitaría llevar a cabo las reformas necesarias en estos ámbitos. Aunque países como Brasil, la potencia regional, tienen un papel importante que desempañar, acallando las posturas más antiestadounidenses, la actitud de EE. UU. también "debe cambiar", señala el semanario. "Después de dos siglos a la zaga, el sur y el centro de las Américas están finalmente cumpliendo su potencial. Para ayudar a consolidar ese éxito, sus primos del norte deben construir puentes, no muros", concluye. En líneas generales, el informe concluye que una Latinoamérica más rica y productiva es posible, aunque para lograrlo sus diferentes países deben tratar de mantener sus ratios de crecimiento entre el 5 y el 6% para reducir la pobreza.

Alicia en el país de las maravillas..

Y los datos del informe de Alicia coinciden..Dentro de los 8 objetivos de la famosa Cumbre del Milenio ha habido avances sustanciales. En cuanto a reducir la pobreza extrema a la mitad, la región va en un avance del 85%. Brasil, Chile y Perú, incluso al 100%. En un segundo grupo, Costa Rica, México, Panamá, Argentina, Uruguay están muy cerca. El período fijado era desde 1990 al 2015 y van en el 75% del tiempo. Y en aquello de que somos el continente mas desigual, también hay avances: 10 países, por primera vez en su historia lograron reducir la desigualdad hasta en un 10%, durante el período 2003 al 2008. Durante este mismo período la pobreza bajó del 44% al 33%. Según Alicia, esto se debe a “Gobiernos prudentes en lo macroeconómico, con políticas económicas progresistas (sin duda los que abrieron las ventanas y vieron más allá de sus narices..) lo cual combinado con períodos de bonanza por mejores precios de sus materias primas, mas ingresos familiares por programas sociales, política laboral más incluyente (destacando Brasil) y bajos niveles de inflación”, produjeron la fórmula mágica por tanto tiempo buscada. La CEPAL también reconoce que siguen habiendo problemas y retrocesos en calidad de alimentación y desnutrición, aún en países que –“a pesar de haber logrado avances sustantivos con sus programas sociales”–muestran graves desajustes macroeconómicos debido a sus confusos modelos productivos.

Pero todos coinciden en señalar que esta sufrida América Latina ha hecho mejor sus deberes, demostrado una preparación ejemplar para enfrentar una crisis sin precedentes, que incluso ha borrado la sonrisa de la cara de la ayer orgullosa Europa Occidental en donde, al decir del New York Times, el "estilo de vida de superpotencia", todo lo que se daba por sentado y ganado en el transcurso de la vida está, de pronto, en riesgo”. “Los europeos se han jactado de su modelo social, con generosas vacaciones, temprana edad jubilatoria, sistemas nacionales de salud y la amplitud de los beneficios sociales, que contrastaba con la comparativa austeridad y dureza del capitalismo estadounidense –dice el Times – “Con bajo crecimiento, baja tasa de natalidad y una esperanza de vida cada vez más larga, Europa ya no puede darse el lujo de mantener su cómodo estilo de vida, al menos sin un periodo de austeridad y cambios sustanciales.

Ahora, “Los gobiernos intentan dar seguridad a los inversores, mediante recortes salariales, el incremento de la edad jubilatoria, la extensión de la jornada laboral y la reducción de los beneficios jubilatorios y de atención de la salud”, concluye el Times.

¿Coinciden ustedes conmigo en que esto es la antítesis de las políticas económicas y sociales progresistas que hoy aplica nuestra región? ¿Será que llegó el momento en que hemos pasado del patio trasero de los EE.UU. al living comedor de los países desarrollados?

Nota: Alicia Bárcena, licenciada en biología, máster en Ecología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en Administración Pública por Harvard, es desde julio de 2008 secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Fue declarada "Mujer del Año 2009" en México, por ser una de las mexicanas más influyentes en el exterior, donde con anterioridad había ejercido como secretaria general adjunta de gestión en la sede de la ONU en Nueva York.

Argenta
Septiembre, 2010

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home