Saturday, December 15, 2007

EE.UU.: el pobre país rico.

Mientras Latinoamérica se recupera...

Mientras Latinoamérica disminuye por 5o. año consecutivo sus índices de pobreza, el país más poderoso y rico del mundo, ha comenzado a incrementar los suyos.

Según cita la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) en su informe “Panorama Social de América Latina 2007”, el número de pobres en América Latina y el Caribe se redujo un 3,3% en un año, aclarando que en 2006 había 194 millones de latinoamericanos en esa condición, de los cuales 71 millones estaban en la indigencia. Esto representa una nueva caída frente a la de más de cuatro puntos porcentuales registrada en 2005, en relación a 2002, año este último en que el porcentaje de pobres se ubicó en el 44% de la población y el de indigencia en 19,4%. Si se compara con las mediciones efectuadas en 2001 y 2002, un número importante de países presentó reducciones en sus tasas de pobreza e indigencia. Los mejoramientos más significativos se dieron en Argentina (26% de pobreza en el período 2003/2005, contra 45,4% en 2000/2002), y Venezuela (37,1% en 2003/2005, contra 48,6% en 2000/2002).

Néstor Kirchner, ¡un gran Presidente!
Asimismo, Colombia, Ecuador, México y Perú presentaron disminuciones de cerca de cuatro puntos porcentuales. El organismo señaló en su informe que la reducción de la pobreza en 2006 permite considerar que la región avanza hacia el cumplimiento de la primera meta del milenio, reduciendo a la mitad la pobreza extrema hacia el 2015, respecto a los niveles de 1990. La pobreza pasó de 39,8% en 2005 a 36,5% en 2006, mientras que la indigencia bajó de 15,4% a 13,4% en el mismo periodo.. La agencia de las Naciones Unida señaló que por primera vez desde 1990, la región se ubicó por debajo de los 200 millones de pobres el año pasado, estimando que la reducción continuará en el 2007 para llegar a unos 190 millones de pobres y unos 68 millones de indigentes. "La región como un todo se encuentra bien encaminada en su compromiso de disminuir a la mitad en el año 2015 la pobreza extrema vigente en 1990", señaló el estudio. La CEPAL aclaró que algunos países en lo individual ya cumplieron la meta: Ecuador, México, Brasil y Chile.

En los últimos cuatro años (2003-2006) América Latina ha mostrado un notable desempeño económico y social. Este período ha sido el mejor en 25 años en términos de progreso en la reducción de la pobreza, mejora en la distribución del ingreso en algunos países, disminución del desempleo y aumento en el número de puestos de trabajo.

EEUU: el pobre país rico.

El tan anhelado "sueño americano" –a su vez -se está convirtiendo en “pesadilla” para millones de personas que viven en los Estados Unidos de Norteamérica. La pobreza extrema crece a diario en un país que apuesta una mayor y creciente parte de su PIB a los beneficios de la industria de guerra que al bienestar de su propia gente.

16 millones de estadounidenses viven por debajo del umbral de la pobreza, según un artículo publicado por la empresa periodística McClatchy, el pasado 23 de febrero. En el año 2005, se consideraba en pobreza "aguda" a aquellas familias de cuatro personas con un ingreso anual inferior a 9.903 dólares, así como a los individuos que ganan menos de 5.080 al año.El estudio - basado en datos oficiales del censo y elaborado por los analistas de McClatchy - determina que "el número de pobres 'en extremo' aumentó un 26 por ciento entre 2000 y 2005. Esto es, un 56 por ciento más aceleradamente que el crecimiento de pobres en general en el mismo período". Estos porcentajes se refieren tanto a la población urbana como a la rural. Curiosamente, el informe de aquella fecha también comenta que existe "una inusual expansión económica" en Estados Unidos, lo cual quiere decir que la economía está muy bien, pero el salario de los trabajadores no ha aumentado. Por el contrario: dichos ingresos han disminuido constantemente durante cinco años seguidos, determinando que el 43 por ciento de los 37 millones de pobres pasaron a un escalón más bajo aún: el de la pobreza “extrema”. ¿Incomprensible en el país "de las oportunidades”?

Recordemos un poco: en el año 2001, y recién iniciando su gobierno el Sr. George W. Bush entre los vergonzosos escándalos de Enron, Arthur Andersen, y otros que vendrían poco después (Worldcom, etc.) EEUU entró en una recesión económica que fue controlada a medias gracias al apoyo federal a la industria de la construcción e hipotecaria por medio de la reducción de intereses. Se hablaba entonces de una capitulación en el mercado bursátil, y las repercusiones fueron mundiales. Con la llegada del señor George W. Bush a la presidencia de Estados Unidos, el Partido Republicano obtuvo la mayoría en el Congreso y Bush implementó un programa que incluía: reducción de impuestos (lo cual beneficia más a las empresas y a los que más tienen), aumento del presupuesto de guerra y militar, reducción de las partidas destinadas a educación y servicios sociales -incluida la asistencia médica a jubilados- y otras joyitas similares. La "guerra contra el terrorismo" fue la gran excusa para lograr la aceptación ciudadana a un proyecto que ya hace tiempo comenzó a ser rechazado, especialmente a la luz del estrepitoso fracaso militar en Irak.

Una crisis anunciada.

Con la actual crisis creada en el sistema hipotecario, miles de empleados han perdido su trabajo en la construcción, mientras que los jornaleros agrícolas no están nada mejor. La mayoría de estos trabajadores carece de permiso de trabajo, lo que les impide recibir desempleo y otros beneficios oficiales, constituyendo un círculo vicioso -de gran beneficio para la multimillonaria economía agrícola- lo cual genera una población vulnerable y susceptible de pasar a niveles de pobreza "extrema". Pero es interesante destacar que el estudio elaborado por McClatchy descubre que las víctimas de pobreza extrema no son solamente inmigrantes o miembros de minorías étnicas: 10,3 por ciento son blancos; 4,3 por ciento, negros; 3,7 latinoamericanos [sic] y 0,7, asiáticos.

Con estos datos en la mano, no se entiende porqué los autores del estudio se sorprenden ante el crecimiento de la pobreza extrema, especialmente desde el año 2000.Y si el presupuesto de Defensa del 2006 fue de 413.300 millones de dólares - un 5 por ciento más que en el 2005 ¡sin incluir los gastos para Irak y Afganistán! -este año, el humanitario Sr. Bush ha pedido 70.000 millones ¡para la "reconstrucción" de Irak!, dinero que en realidad, ya nadie ignora, va dirigido a ciertas corporaciones y operaciones militares. No crea que es todo: ¡se pedirán otros 100.000 millones adicionales para el mismo fin!Pero hay más; por cuanto el presupuesto del Sr. Bush para el 2008 - con cifras similares -incluye más reducciones para educación y salud pública; razón por la cual muchos mal pensados críticos y analistas estiman que, en realidad, Bush desea establecer una economía de guerra permanente. ¿Qué significa esto? Pues que el porcentaje destinado a salud, educación, programas y servicios sociales, continuará disminuyendo, y por lo tanto, más familias engrosarán el nivel de la pobreza extrema. No es nada nuevo que la política económica y social de Bush y sus jefes republicanos, es la del militarismo y la de desviar un mayor porcentaje del dinero público a las empresas privadas, disminuyendo la asistencia pública y programas afines, y desprotegiendo a millones de familias.


Otra reciente prueba de ello, es que en este mismo mes de diciembre los republicanos impidieron la aprobación de una ley energética en el Senado, debido a que el proyecto conllevaba nuevos impuestos a las grandes empresas petroleras.

Podríamos pensar que el juego fuerte de los demócratas de cara a las elecciones presidenciales del 2008, enfocado en el rechazo a la guerra de Irak y al presupuesto de guerra, limiten el margen de acción republicano; pero del dicho al hecho hay mucho trecho, y no es tan seguro que los demócratas estén dispuestos a sumergirse mucho en las profundidades. En general, ni unos ni otros son demasiado sensibles a la miseria ajena. Al fin y al cabo, ¡el negocio es demasiado bueno para todos!

Argenta
Diciembre, 2007

Fuente:
CEPAL: “Panorama Social de América Latina”, 2006 y 2007.
http://www.rel-uita.org/internacional/aumento-pobreza-eeuu.htm

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home