Friday, November 05, 2010

Aunque usted, no lo crea..!


¿Racionamiento voluntario?

Aunque usted no lo crea, vivimos en un mundo en el cual hasta al propio Ripley le costaría creer..Imagínense ustedes un país en donde la mayoría de los hogares exhiben, colgadas de sus heladeras (o neveras) o hasta adheridas en los espejos, unas largas listas que rigen lo que se puede gastar y lo que no, tanto en el consumo familiar anual de alimentos, el uso de la energía eléctrica, el transporte diario, el entretenimiento, y todo aquello que significa el tan preciado “presupuesto familiar”. Hasta el punto en que en muchos de estos hogares se destacan anotaciones advirtiendo que, para trasladarse a determinados lugares: "¡Prohibido tentarse con el auto!; ir caminando o en bicicleta!” Y ello porque esta medida baja el presupuesto familiar en algo más de 600 dólares. ¡Y no se le ocurra usar el aire acondicionado! (Pero cuidado: porque no es ese país en el cual ustedes están pensando..)
















En estas listas que cuelgan de las heladeras o los espejos, el ahorro familiar en energía eléctrica es uno de los temas prioritarios. Por ello, según sea verano o invierno, se indican los medios para bajar el consumo. Siguiendo estas premisas, cuando hay altas temperaturas se enciende el ventilador en un ambiente en el cual se congrega la familia, mientras que para paliar el invierno se aconseja recurrir a buzos de lana como forma de suplir la baja temperatura. Otro tanto ocurre con el uso de lavadoras, secadoras o cocinas; sólo se encienden cuando es imprescindible. Una especie de lujo, restringido a una vez por semana.

Como resultado de estos racionamientos el tráfico vehicular se ha reducido, según cifras expertas, en no menos de un 13%, y es notoria también la reducción del transporte vía ferrocarril, considerado un medio demasiado costoso. Como forma de solucionar el traslado diario de la casa a la oficina, por iniciativa de los vecinos, o por alguna empresa que se dedica a ubicar a los que viajan a determinada hora y lugar cercanos, se logra alternar el uso del automóvil y, fundamentalmente, se estima un ahorro por persona de unos tres mil dólares anuales. Otro cartel que por allí destaca es el que reclama conducir más lento, pues se estima que no pasando de 60 kilómetros por hora, se disminuye el gasto de combustible un 25%.
Y un sector que no podía permanecer ajeno a esta situación, y donde la familia media más se ajusta el cinturón, es el de la alimentación. En las más importantes cadenas de supermercados más de la mitad de los carritos permanecen inactivos, y la gente opta por la canasta de plástico, de tamaño reducido. ¡Ni los chicos recolectores de los carritos quedaron en pié! Ahora nadie sale con la canasta o el propio carrito desbordante; compra lo justo, mide el gasto y la alimentación.


Igualitarismo social..hacia abajo.

Se afirma que las ventas en muchos rubros han caído hasta un 30% y otros, como los fideos, aumentaron en porcentaje bastante similar. Por ello ahora los viernes los amigos suelen reunirse en alguna de sus casas y compartir –en lugar de una carne asada -una buena "espaguetada" con salsa de tomate. Los famosos y emblemáticos parrilleros eléctricos o a carbón, mientras tanto, están cubiertos con la lona que los protege, y sin uso desde hace meses. Se estima que una familia de cuatro personas ha logrado así reducir su gasto en alimentos en no menos de 600 dólares, y casi mil si incluye las execradas salidas a restaurantes. ¡Sin duda bueno para los fabricantes de fideos, y hasta para promover el socialismo, impulsando el igualitarismo social hacia abajo..!

Pero aún hay algo más que, si bien para muchos puede constituir un verdadero sacrificio, logra maravillas dentro del presupuesto familiar. Me refiero a suspender las esperadas y generosas vacaciones anuales, o en su defecto restringirlas a no más de 10 días, sin ninguna excepción ni extensión. El sacrificio tiene su recompensa, pues el ahorro se sitúa en no menos de 244 dólares diarios por cada dos personas de la familia, entre hotel, comidas, traslados, etc. Estas verdaderas “listas de racionamiento” están destinadas a producir un ahorro forzoso, dentro de la población de un país seriamente golpeado por la más cruel crisis económica de las últimas décadas.

Pero no, no se confundan: no son parte de los nuevos racionamientos adoptados por Cuba, ni son medidas dictadas por un gobierno socialista, ni medidas extremas ante un conflicto bélico. Aunque usted no lo crea, la mayoría de las familias que desde hace ya más de un año cumplen a "rajatabla" estos "ajustes del cinturón" en forma voluntaria, son los ciudadanos de la primera potencia del mundo, EE.UU., obligados por el aumento del desempleo, la congelación o baja del salario, y las perspectivas de un futuro inmediato nada halagüeño por cierto. Una nueva realidad, confirmada por mi sobrina que trabaja para la Naciones Unidas en Nueva York, y hoy de visita en Uruguay, y también atestiguada en un reciente artículo del corresponsal permanente del diario El País, en Washington, Daniel Herrera Lussich.

En realidad, nunca pude entender porqué la CEPAL y la ONU siguen insistiendo en que Latinoamérica es la región mas desigual del mundo, cuando en este gran país del norte las grandes fortunas pagan menos impuestos que sus empleados y sirvientes, y cuando la gran mayoría de estos empleados y sirvientes no tienen aún un sistema de cobertura médica, pese a que el contribuyente se ve forzado a pagar cerca de un billón de dólares anuales para financiar el militarismo, la infraestructura de seguridad interior y las guerras. Y más aún cuando, a raíz de la vergonzosa crisis económica creada por sus grandes corporaciones empresariales –gestora de las mencionadas listas de racionamiento- la mayoría de estos contribuyentes que han sido despedidos han perdido incluso sus viviendas, mientras que los responsables de los abusos y errores de estas grandes corporaciones, fueron despedidos con compensaciones de cientos de millones de dólares! ¡Aunque usted, no lo crea..!














Una cruda nueva realidad.
Mientras el presupuesto militar estadounidense aumentará en 522 mil millones adicionales durante la próxima década, la Oficina Nacional de Censo, en su reciente informe anual 2009, divulgado en septiembre 2010, dio cuenta que 1 de cada 7 estadounidenses en edad de trabajar vive en la pobreza. Son los peores datos en 50 años, que obligan a remontarse a 1960 cuando Estados Unidos contaba con una población de alrededor de 175 millones y unos porcentajes de pobreza similares.. La noticia causó tanto estupor como los ataques a las Torres Gemelas y dejaron insignificantes las predicciones más pesimistas. Ni Ripley hubiera creído semejante desastre. En la actualidad, Estados Unidos cuenta con una población de 310 millones de habitantes y una realidad que muestra –según el “Census Bureau” -la atrocidad de 43.600.000 americanos en nivel de pobres, entre aquellos en condiciones o edad de trabajar. La tasa general, a su vez, subió al 14,3%.

Este promedio, que abarca a la gente de todas las edades, es el mayor desde 1994 a la actualidad. Y hay más sorpresas: los estadounidenses sin cobertura médica aumentaron de 15,4% a 16,7%, un equivalente a 50.700.000. Recordemos que, si bien el Congreso aprobó entre dientes y dentelladas este año una de las iniciativas claves del presidente Barack Obama, la reforma de la salud destinada reducir la cantidad de personas sin cobertura médica, sus principales disposiciones entrarán en vigencia recién a partir del 2014.

Entre la población en edad de trabajar, de 18 a 65 años, según los datos del censo la pobreza aumentó de 11,7% a 12,9%. Y también se aclara en el informe que la pobreza creció sobre todos los grupos raciales y étnicos. Los niveles más altos son para los negros (subieron de 23,2% a 25,3%) y los hispanos (de 24,7% a 25,8%), mientras que en los blancos, término que emplea el informe oficial para los “estadounidenses”, la pobreza aumentó de 8,6 a 9,4%.
Ahora, yo les pregunto: ¿Seguirá siendo Latinoamérica la región más desigual del planeta?

Argenta
Noviembre, 2010

Fuente: Daniel Herrera Lussich, Corresponsal El País.

1 Comments:

Anonymous Erectile Dysfunction said...

You have a very good blog that the main thing a lot of interesting and useful!

2:22 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home