Saturday, February 21, 2009

¿Por qué no volver a Cuba..?


"Cuando salí de Cuba dejé mi vida dejé mi amor..cuando salí de Cuba dejé enterrado mi corazón". dice la bella canción creada por Luis Aguilé en 1967, y que cantan cubanos y latinoamericanos por igual. Es una bonita canción. Y no tengo ninguna duda de que todo cubano que decide salir de Cuba para no retornar, debe dejar allí una buena parte, y sin duda la mejor, de todas las cosas que más ama en su vida. Desde familares, amigos, costumbres y tradiciones, hasta esa misma cuota de sacrificios compartidos, que de alguna forma lo mantuvo unido a su tierra. Pero es que si bien esa tierra puede encadenarlo con lazos de amor y de amistad, no puede encadenarlo en sus ansias, deseos, y sueños de libertad. Esa libertad que cuando se tiene no se valora, pero cuando no se la tiene tanto se añora. Esa libertad que siempre exigirá sacrificios, porque nunca es gratuito ser libre, ni ser soberano. Y ese es el sacrificio del pueblo cubano.

Es el sacrificio de los dos deportistas cubanos que tras participar durante casi un mes en un programa de intercambio deportivo en la ciudad uruguaya de Maldonado, desertaron prefiriendo quedarse en este país y no retornar a Cuba, porque en su tierra no se sentían libres. Por ello, el fondista Aguelmis Rojas y su entrenador, Rafael Díaz, no montaron en el vuelo que el pasado día 10 debía devolverles a Cuba junto con su compañera también atleta Yudisleidys Fuentes. Y la noticia la dió otro atleta, también cubano, quien ya recibió la nacionalidad uruguaya y está radicado allí, en Maldonado, aclarando que desde el momento en que llegaron a Uruguay, los dos deportistas, " ya tenían la idea de quedarse".

"Lo que quieren es que nadie les haga daño y que puedan conseguir los papeles necesarios para permanecer en Uruguay", dijo Roberto López, a quien Díaz y Rojas manifestaron que no querían volver a un país en donde no se sentían libres. López, quien es también entrenador de "Carlitos" Paez, uno de los supervivientes de la llamada "tragedia de los Andes", donde un avión con deportistas uruguayos se estrelló en 1972 y sólo 16 de los jóvenes pudieron sobrevivir tras pasar 72 días a 4.000 metros de altura, se puso en contacto con un diputado del Partido Nacional, quien a su vez les dió la garantía de su apoyo para permanecer en el país. Aguelmis Rojas es uno de los más destacados corredores de fondo de Cuba y Díaz es un entrenador olímpico muy reconocido en su país. Esta es la segunda deserción de ciudadanos cubanos que se produce en Uruguay en menos de cuatro meses. En noviembre de 2008, un médico oftalmólogo que participaba en un programa de salud en Montevideo, llamada "Operación Milagro", abandonó la misión y se quedó en Uruguay.


Uruguay: otro socialismo.

Uruguay es un país de larga tradición en materia inmigratoria. Ha recibido a tantos extranjeros que han hecho de Uruguay su hogar, aportándole su trabajo y sus conocimientos, como tantos son también los uruguayos jóvenes que emigran cada año buscando realizar los sueños que no encuentran en su país. Pero los uruguayos podemos entrar y salir de nuestro pequeño territorio cada vez que nos llame la nostalgia, el amor de los seres queridos, o simplemente el deseo de estar allí. Jamás se le prohibe a nadie la salida, ni tampoco la entrada. Durante este gobierno socialista, se creó el Departamento 20, una división especial de la Cancillería destinado a reforzar los lazos de la identidad con quienes viven fuera del país, y también se creó la "Operación Retorno", ofreciendo a quienes desean regresar, el asesoramiento, la simplificación de trámites, y el respeto a los derechos de una nacionalidad que no se pierde y una solidaridad que no se niega.

Toma de un barrio de La Habana
En la Dirección de Migraciones de Uruguay, aclararon que cuando a un extranjero se le vence el permiso para permanecer en el país por 90 días, no se le busca para que lo renueven o para expulsarlo. Pero si esas personas quieren salir de Uruguay deben concurrir a Migraciones para que se les otorgue una autorización de salida por el término de 10 días, o de lo contrario regularizar su situación si decide quedarse a vivir iniciando el trámite de residencia. Para ello necesitan tres requisitos: pasaporte vigente, visa y un certificado de buena conducta (en este caso de Cuba) lo cual es muy poco probable que puedan lograr. El certificado de buena conducta puede solicitarse y obtenerse a través de Interpol, pero Cuba es uno de los países que no contesta esos requerimientos y lo debe traer el interesado, para demostrar que no tiene antecedentes.Una ley de 2008 también habilita a un extranjero a obtener la residencia sin necesidad del certificado de buena conducta de su país, si está casado o es concubino de un ciudadano uruguayo.


Otros antecedentes.

El 10 de octubre del 2008, la prensa internacional destacaba que dos futbolistas cubanos "desaparecieron" del hotel en el cual estaban hospedados durante la antesala del juego que debían afrontar contra EE.UU. por las eliminatorias del campeonato Rumbo a Sudáfrica 2010. The Washington Post, en su versión online, infromaba que a sólo horas del crucial choque programado, el volante Pedro Faife y el delantero Reynier Alcántara se habrían escapado del hotel de concentración. La historia de deserciones cubanas se repite una y otra vez. Muchos son los casos de deportistas cubanos que abandonan los hoteles de concentración en diversas partes del mundo ayudados por algún amigo o familiar residente, para luego contactar a algún abogado en busca de asilo político. Los casos en EE.UU. son reiterados, e incluso aparecen en programas de televisión para reforzar y acelerar su caso. En tanto y como es costumbre, nadie de la delegación de la isla habla directamente del asunto. "La pobreza" afirmó Jorge Bolaños, jefe de la sección de intereses cubana en Washington, "y todo lo demás no importa". Lo que importa es "la dignidad de los hombres".

Pero el miedo de los asilados ya venía desde antes que aterrizara en suelo estadounidense la delegación cubana, luego que varios de los jugadores solicitados por el seleccionador, el alemán Reinhold Fanz, no recibieran la visa para viajar, lo que se explicaría por algunos familiares suyos que serían residentes en Estados Unidos. Por su parte, el Director Técnico de Cuba afirmó, según publica "The Washington Post" que: "Esto siempre es un problema con el equipo cubano". "Tenemos seguridad, pero no se les puede esposar a sus habitaciones".

Y es que con todo el respeto que me merecen los cubanos me pregunto: ¿es lógico que los ciudadanos de un país no puedan salir de su tierra y retornar a ella libremente, cuando ese país asegura respetar la libertad, la igualdad, y los derechos humanos de su gente? Recordemos que además de deportistas, también hay artistas, médicos y otros profesionales que prefieren abandonar su isla, sin contar los cientos de ciudadanos que cada año arriesgan sus vidas en rudimentarias balsas, muchas de las cuales no lllegan a destino, persiguiendo ese anhelado sueño llamado "libertad.." No, no se les puede esposar a sus habitaciones como bien decía el DT cubano, porque aunque se pueda encadenar al hombre, no se pueden encadenar sus sueños, sus aspiraciones, y sus ideales. No hay esposas ni cadenas para aprisionar la voluntad del hombre libre.. Como no se pudieron esposar los sueños de Artigas, de Martí y de Bolívar, porque sus ideales de libertad nunca hubieran permitido convertir sus países en cárceles, para mantener encerrados los sueños de aquellos a quienes libertaron! Prefirieron irse ellos, antes de ver un país de prisioneros..!

Argenta Febrero, 2009

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home