Tuesday, February 10, 2009

El río más monitoreado del mundo.


Los piqueteros de Gualeguaychú realizaron otra marcha sobre el puente San Martín. Esta vez, en protesta por una mancha que apareció en el río Uruguay. El gobierno argentino, tras conocer los análisis de las muestras del río Uruguay, confirmó que -según habían informado las autoridades uruguayas -se trata de algas. El ministro de Justicia de Argentina, Aníbal Fernández, aclaró: "Se trata de micro algas blancas, no hay pasta de celulosa". Pero los piqueteros anti Botnia tienen su propia, única, y exclusiva visión: "Es una mancha de diferentes colores. No tenemos dudas de que se trata de un derrame de Botnia. Esto nadie nunca lo ha visto en la región, ni los conocedores del río ni la Prefectura argentina", declaró Jorge Fritzler, uno de los líderes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú.



"Aníbal Fernández es mellizo de Tabaré Vázquez -expresó con insolencia el piquetero Juan Veronesi -se hermanaron los dos". Los asambleístas de Gualeguaychú que cortan el puente San Martín cuestionan la seriedad del gobierno de su propio país, deslegitimando la credibilidad de autoridades y especialistas por igual. Primero, consideraron falsa la información del gobierno uruguayo, y ayer cuestionaron la veracidad de la misma conclusión a la que llegó el gobierno argentino. En realidad ellos cuestionan todo, y no creen en nada, absolutamente en nada, que contradiga su hoy más que nunca ridícula y radicalizada posición de no querer aceptar razones, informes, investigaciones, monitoreos permanentes, ni explicaciones , asi vengan de Jesucristo o de la Virgen María. No creen en las autoridades ni en los técnicos uruguayos, tampoco en las autoridades y los especialistas argentinos, ni en los técnicos de organismos internacionales, ni en las Comisiones creadas al respecto, y ya han adelantado, incluso, que tampoco reconocerán un pronunciamiento del tribunal de La Haya, en caso que no este de acuerdo con sus postulados "ambientalistas". O sea, únicamente ellos, son los depositarios de la verdad absoluta!

Planta papelera de Misiones, Argentina: se presentó
una propuesta para declararla insalubre.
En la página web de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychu, se expresa este total desprecio por los demás: "La Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), como órgano de aplicación del Estatuto del Río Uruguay, ha demostrado ser absolutamente inoperante, profundamente alejada de los procesos de legitimación social y política de los pueblos y sus comunidades".."Estudios de impacto ambiental acumulativos no son suficientes, y menos en manos de la Banca Multilateral, con los pueblos ausentes. Tampoco alcanza la realización de estudios estratégicos ambientales de la cuenca que nos debería hermanar".
Y recientemente, emitió un informe técnico en el que asegura que "Botnia sí contamina", en respuesta a las responsables declaraciones del gobernador argentino Sergio Urribarri, quien afirmó que no contaba con elementos que así lo certificaran. Pero el dislate mayor, sin duda está expresado en el considerando 8o. del comunicado, en el cual expresan: "Hasta el momento no se conoce ningún estudio, informe o documento de validez científica que diga explícitamente que la planta de Botnia con su volumen de producción, la tecnología usada y su ubicación geográfica, no contamine. Es más, la suma de todas las plantas argentinas jamás alcanzó una carga semejante de contaminantes". ¿¿!!??

¿Podríamos comparar..?
La verdad de la milanesa..

"Por la papelera, el río Uruguay es hoy el sitio más monitoreado del mundo", asegura el diario argentino Clarín en su edición del domingo 25 de enero del 2009. "Al menos siete organismos estatales y no gubernamentales evalúan si sufre un daño ambiental". TODOS LOS INFORMES INDICAN QUE POR EL MOMENTO NO REGISTRA SEÑALES DE CONTAMINACION". "Casi seis años desde el primer análisis. Siete organismos de control. Estudios sobre el agua, aire, radiogeoquímicos y de fito y zooplancton. Más de 40 informes redactados. Muchas son las caracterísiticas del plan de vigilancia ambiental sobre el Río Uruguay. La conclusión es siempre la misma. Por ahora, "Botnia no contamina", resume Clarín.

Clarín se tomó el trabajo de "dialogar" con los organismos que vigilan a la "pastera", para ver pasado, presente y futuro de los controles, comenzando por recordar que la Dirección Nacional de Medio Ambiente uruguaya (DINAMA) comenzó el monitoreo en 2003. Cuando la planta se puso en funcionamiento -aclara la nota de Clarín - la DINAMA pasó a presidir la "Comisión de Seguimiento de la planta de celulosa, puerto y zona franca de Botnia", integrada por organismos oficiales, la empresa y ONGs. Esta comisión ya ha tenido trece reuniones, en las que han concluido que la planta no impacta de manera negativa, aseguró su titular, Alicia Torres. El Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), a su vez, elabora desde abril de 2005, análisis microbiológicos a partir de muestras tomadas en cinco puntos del Río. Estudian los niveles en agua y aire de materiales como Fósforo, Nitrógeno y Amonio. Miguel Brechner, Presidente de la institución, confirmó que "en ninguno de los 37 reportes hechos se han encontrado signos de contaminación".

¿¡Atentado contra una barcaza de Botnia..!?
La consultora canadiense Ecometrix, por pedido del Banco Mundial, ha elaborado ya dos informes, dentro de un plan de cuatro, y ha descartado cualquier posibilidad de contaminación. Bruce Rodgers, uno de los especialistas de la firma, adelantó a Clarín que "Ecometrix ya está trabajando en el tercer informe". Green Cross, la ONG dirigida por el ex presidente ruso Mijail Gorbachov, también monitorea a la pastera. Sus primeros dos informes, de 2008, descartaron cualquier contaminación. Esta semana, la directora de la filial argentina, Marisa Arienza, adelantó a Clarín que el tercero seguirá las conclusiones de los otros dos y que los niveles de agentes contaminantes son mucho menores a los permitidos. El titular del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Enrique Martínez, por su parte, también aseguró a Clarín que hiceron estudios de la calidad de las aguas del río Uruguay que por ahora no arrojaron pruebas de contaminación y que seguirán monitoreando.

La Secretaría de Ambiente encargó tres informes, los únicos que serán tenidos en cuenta como parte de la estrategia argentina ante La Haya, coordinados por Cancillería. Uno de ellos a la Universidad de Buenos Aires, que había comenzado su monitoreo en 2006, a pedido de la intendencia de Gualeguaychú. Jorge Aliaga, director del equipo de 30 investigadores, aseguró en exclusiva a Clarín: "Si hubiésemos detectado que el funcionamiento de la planta era nocivo para la gente, hubiésemos avisado de inmediato y tomado alguna medida". Otro de los informes fue encargado a la Universidad de La Plata, y se realiza en el Laboratorio de Espectrometría de Masas de Alta Resolución, mientras que el tercero fue encargado a la Universidad de Luján. Por su parte, Botnia, también realiza un monitoreo constante, que certifica los resultados de los otros estudios e incluye tecnología de avanzada ECF Light. El último análisis de la empresa, de diciembre de 2008, dio niveles de contaminación aun menores a los que se observaron, por ejemplo, en Suecia y Finlandia".

Lo que dicen los informes.

"Ecometrix avaló la calidad de Botnia". El informe internacional de la consultora canadiense Ecometrix sobre la gestión ambiental de Botnia concluyó que la planta de celulosa finlandesa no modificó la calidad del aire ni del agua del río Uruguay en los primeros seis meses de funcionamiento, desde su apertura el 10 de noviembre. El trabajo, encomendado por la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial que financió la planta de Botnia, indicó que la planta cumplió con los límites máximos de concentración de distintos elementos como fósforo, sulfuros y mercurio, entre otros, especificados por la Dirección de Medio Ambiente (Dinama). Pese al prestigio internacional de esta consultora, los ambientalistas de Gualeguaychú criticaron la validez del informe, mientras que desde el gobierno uruguayo se señaló que no sólo era una opinión calificada sino que además ratificaba informes anteriores en el mismo sentido.

"UBA". (Universidad de Buenos Aires) "Botnia no contamina según informe secreto argentino". Un monitoreo realizado por la excelsa Universidad de Buenos Aires en Gualeguaychú concluyó que, en los primeros meses de funcionamiento de Botnia, los contaminantes presentes en el aire no superaron los estándares internacionales ni los argentinos. Este análisis es parte de las tareas desarrolladas en el marco de la Orden de Asistencia Técnica de la FCEN - UBA, acordada con la municipalidad de Gualeguaychú, para monitorear el impacto ambiental de Botnia en el aire. Las mediciones fueron realizadas en el período comprendido entre el 4 de septiembre de 2007 y el 13 de enero de 2008, o sea antes y después de la puesta en funcionamiento de Botnia, que fue el 10 de noviembre de 2007."En ninguna de las fechas en las que se dispone información y en ninguno de los emplazamientos en los que se han realizado mediciones de calidad de aire se han superado las normas existentes de orden nacional o internacional", concluye la doctora Inés Camilloni del FCEN-UBA.
Green Cross. De acuerdo al informe de la ONG internacional Green Cross, dirigida por el ex premier ruso Mijail Gorbachov, el funcionamiento de la planta de Botnia no contaminó el aire del lado argentino en las primeras semanas de actividad. "Los niveles que encontramos están muy por debajo de los parámetros que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pueden hacer daño a los seres humanos", indicó Guillermo Jorge, director ejecutivo de Green Cross. El estudio de 30 páginas, cuyo tiempo de medición fue -11 de octubre al 20 de diciembre-fue suscrito por Nicolás Mazzeo, investigador de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires. Activistas y hasta la ministra Romina Picolotti rechazaron este informe.

Víctimas de la persecución..
Pero los voceros de la Asamblea de Gualeguaychú introdujeron un elemento distinto esta semana, al anunciar que los informes internacionales son una "estrategia" del gobierno para "demoler el movimiento social ambiental más importante de la Argentina" usando "la falsedad y la mentira". Según los piqueteros, "funcionarios públicos, periodistas, el presidente del INTI, la ong GREEN CROSS, intendentes vasallos de la costa del río Uruguay, el gobernador (Urribarri), el embajador argentino en Uruguay (Hernán Patiño Mayer), el embajador (Eduardo) Sigal y una corte de serviles adulones, desfilan por los medios pegándonos sin descanso y sin medida", afirmaron. (Aquí faltaron Barack Obama y el Papa..) Y lo que a esta altura es evidente, sin duda alguna, es que ya su preocupación no está en el hecho de que Botnia CONTAMINE, sino más bien en que NO CONTAMINE; pues de lo contrario toda su alharaca se cae al río..

En aras del razonamiento, podríamos achacar estas negaciones al efecto Dunning-Kruger, ampliamente estudiado por la psicología, según el cual las personas con escasos conocimientos tienden sistemáticamente a pensar que saben mucho más de lo que en realidad saben, y a considerarse más inteligentes que personas mejor preparadas. O simplemente a una malcriadez, producto de esos temores infantiles a los cuales se refiere Freud. Pero esa última afirmación de que es una "estrategia" del gobierno para "demoler el movimiento social ambiental más importante de la Argentina", nos trae otras implicaciones muy reveladoras. Porque entonces el problema se traslada desde el conflicto con Uruguay por la posible contaminación de Botnia, a una reinvindicación política producto de un conflicto interno entre el movimiento social ambiental más importante de la Argentina, con el propio gobierno argentino, que quizá no lo considere asi. Quizá esto merecería una terapia de grupo..

Un puente que nos separa, y un río que nos une.

Son demasiadas las cosas en común que compartimos uruguayos y argentinos, como para permitir que un grupo de intolerantes y radicalizados, intenten separarnos. Más allá de un puente que nos separa, tenemos un río que nos une, manteniendo la suficiente distancia como para que, respetando nuestras naturales diferencias, podamos valorarnos y aceptarnos, como somos. Y como amigos. Richard Feynman, uno de los más destacados físicos norteamericanos del siglo XX, (y Premio Nobel en 1965) hace una excelente reflexión al explicar el fenómeno de la atracción de los átomos: “En la hipótesis atómica –dice Feynman - todas las cosas están formadas por átomos - pequeñas partículas que se mueven con movimiento perpetuo atrayéndose unas a otras cuando están separadas por una pequeña distancia - pero repeliéndose cuando se las trata de apretar una contra otra. En esa sola frase –asegura Feynman - verán ustedes que hay una cantidad enorme de información referente al mundo, si se aplica sólo un poco de imaginación y pensamiento."

Lo importante entonces, es saber usar la imaginación y el pensamiento más allá de la radicalización, la intolerancia, la arrogancia, y el resentimiento, para que fluya, de esta forma, el necesario entendimiento. Y lo recomendable pues, es dejar estas cosas en manos de los que saben; así, en vez de cortar los puentes para separarnos, podremos usarlos para lo que verdaderamente fueron construídos: ¡para unirnos a través del río!

Argenta, Febrero, 2009

Nota: Si los piqueteros ambientales quieren una buena causa para demostrar que son "el movimiento social ambiental más importante de la Argentina", sería bueno que antes de atacar a los vecinos revisaran las 10 plantas de celulosa que tienen en su país. ¡Ninguna de ellas pertenece a la generación verde! Ni en ninguna de ellas se cuestiona el cloro, ni el dióxido de cloro, ni se habla de métodos sin blanqueadores..¡No contaminan acaso sus "papeleras"? ¡No arrojan con o sin tratamiento los desechos a los ríos que comparten con sus vecinos? O es que acaso -como se pregunta la periodista Malú Kikuchi en un artículo reproducido en el diario LA NACION el 25 enero 2006 - "¿Adherimos a la contaminación patriótica?". También podrían hacernos un regalo ecológico, ocupándose de descontaminar el por ustedes contaminado Riachuelo..!

1 Comments:

Blogger - said...

esta historia de lo piqueteros esta muy trillada, lo que falta saber es quien estuvo atras armando y financiando. Yo creo que Ence y sus amigos argentinos intentron correr a Botnia. Cauando Batlle aprovo el projecto de Botnia de un millon de toneladas el projecto de Ence en el mismo lugar de 500 mil toneladas se volvio inviable

11:14 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home