Saturday, October 20, 2007

“El Sentido de la Vida”


Desde hace unos años soy miembro de un sitio web desarrollado por mi amigo José Betancourt, residenciado en Margarita, Venezuela, y llamado “La Ruta del Aprendizaje”. Es un sitio de encuentro y reencuentro para quienes somos adictos a los temas de la Gerencia y el Desarrollo Personal y Profesional. Todos colaboramos con algún artículo de nuestra autoría, fruto de nuestras vivencias, experiencias y aprendizaje, en este apasionante mundo del “ser cada día un poco mejores”. Es una forma de enriquecernos unos a otros, a veces hasta auto-criticándonos con sentido positivo. En esta ocasión, me permito compartir con los lectores de La Tercera Opinión, un bonito artículo enviado por uno de nuestros “ruteros”, Noel López Magaña, de El Salvador, titulado “El sentido de la Vida” . (Los subrayados y las imágenes, son mios)

“Vivir cuando hay un propósito, es querer no morir, es aferrarse a la vida para poder seguir adelante y lograr lo cometido”.
La vida te enseña a crecer y a madurar, los golpes y las circunstancias te dicen que puedes dar más, solo mira el blanco y enfócate en querer llegar. El darse por vencido en una tormenta, es morir en una batalla, sin saber si hubieras ganado o perdido, es dejar que el agua te inunde y te quedes quieto esperando morir sin hacer nada, el darse por vencido es un estado de ánimo, en donde el conformismo y la pasividad invade tu vida y te hacen ser un perdedor.

La vida no es para quejarse, argumentando no tener fuerzas par seguir, la vida es para vivir y cumplir con el propósito por el cumplir con el propósito por el cual has decidido levantarte cada mañana.
El éxito te espera cuando hay una mirada puesta en un propósito por el cual luchas día con día, cuando tu visión sobrepasa los límites naturales y te atreves a soñar y a creer en ti mismo y ser mejor cada día. Atrévete a cambiar tu primero, para que luego cambies al mundo, y que con tu ejemplo puedas inspirar fuerza y ganas de seguir y de esta forma el deseo de alcanzar el éxito se contagie como un virus.

El éxito no solo es una satisfacción, un logro, una participación, una recompensa por tu esfuerzo, el éxito es también llegar al final y regresar por los que se quedaron a tras, para que cuentes lo que hay adelante y los inspires a que lleguen a la meta y si es posible puedas correr junto con ellos y hacer que tu éxito sea el éxito de los que han decidido competir en la vida junto contigo.
De que sirve el éxito cuando no hay nadie con quien compartir, cuando lo único que tienes es una vida vacía llena de amargura, resentimiento, lastima y sentimiento de culpa, que son el resultado de haber llevado una vida llena de egoísmo y egocentrismo.

El sentido de la vida lo decides tú, cada uno decide como vivir, cada persona toma la decisión de ser quien es, pero una vida sin sentido es vivir una vida vacía que te convierte en un muerto que vive en un mundo de vivos, sin saber hacia donde caminar, hacia donde dirigirse, ni que rumbo tomar.

Que haces perdiendo el tiempo, revive, levántate y si es posible resurge de las cenizas y toma fuerzas, dale valor a tu vida, vive con pasión cada segundo, aférrate al propósito por el cual has luchado y enfócate en lograrlo y no en los obstáculos para poder llegar; no seas corto de visión creyendo nunca poder alcanzar tus sueño, más bien crea tus estrategias para lograrlo, si Dios te dio la capacidad para soñar, también te ha dado la capacidad par lograr tus sueños, ¿Acaso Dios nunca soñó? Claro que sí, tú eres el sueño de Dios, entonces….
El mundo es de los soñadores y de los que creen en sí mismos, y aprenden a valorar cada parte de su vida y son humildes para reconocer sus errores, y no solo reconocerlos, sino que toman la decisión de aprender de ellos, es allí cuando surge un fenómeno en la vida de una persona y hace que esta cambie de adentro hacia afuera, pues ha tomado la decisión de ser diferente y dejar atrás lo que ocasionó un error, pero aprendiendo de esa mala experiencia, si no, de que le sirve a un ingeniero reconocer que ha realizado un mal diseño, si siempre en sus proyectos sigue cometiendo el mismo error.

No basta con reconocer, es necesario cambiar, el mundo esta lleno de personas que reconocen sus errores y sus faltas pero siguen siendo los mismos fracasados y miserables, deseando tener una vida mejor, porque no han decidido cambiar ni darle sentido a su vida, se han quedado quietos y llenos de conformismo pensando que el éxito nunca fue para ellos.

¿Y tú que piensas de tu vida? ¿Quién eres? ¿Hacia donde vas en el caminar diario? ¿Para que vas ahí?
Una persona debe de ser la misma en cualquier lugar, quítate las mascaras y aprende a tener identidad, sé tu mismo y defiende tus ideales y busca el rumbo que te lleve a lo que te has propuesto para ser un vencedor. Todos aprendemos día con día y tenemos una vida por vivir, vívela de la mejor manera, aférrate con una dosis de coraje, de pasión y de locura y enfócate en tu visión; esto no es cuestión de valentía, sino mas bien de decisión. Deja a un lado los prejuicios, como el decir que lo que has leído es muy idealista; cree en ti mismo, arrebata el éxito y hazlo tuyo, y quítate los paradigmas que han cegado tus ojos y te han hecho corto de visión y te impide ver lo que puedes lograr, tu eres grande si tu lo decides ser y eres pequeño si así también lo decides, entonces prefieres ser un gigante que cambie aplastando los problemas y los obstáculos o un pequeñito que se esconda a cada rato, teniendo miedo de salir y enfrentarse a una vida que esta llena de logros hechos para ti. Decídelo…!

Noel López Magaña
El Salvador

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home